20 formas de ejercitarte cuando apenas tienes un minuto

295

¿Piensas que no tienes tiempo para ejercitarte?

Las investigaciones han demostrado que lo periodos cortos y frecuentes de ejercicio tienen efectos acumulativos, y una gran cantidad de impulsos de acondicionamiento físico confieren casi los mismos beneficios a la salud y de pérdida de peso que una sesión larga.

Aquí tienes 20 formas innovadoras en las que puedes incluir minutos de ejercicio en tu día – ¡unas cuantas veces!

1No manejes al trabajo

Estaciona tu carro en un sitio o en una parada adonde quieras ir después del trabajo – la oficina de envíos, una cafetería, una panadería – en vez de en tu propio sitio de trabajo.

Ve a pie hasta el trabajo, y luego después del trabajo regresa al sitio donde estacionaste.

Si la fuerza está contigo, tu carro estará donde lo dejaste.

Alternativa: deja tu carro donde sea sencillo encontrar un sitio de estacionamiento, incluso si – especialmente si – está a una milla o dos del trabajo.

2Párate y trabaja

Te sentirás menos cansada y tu cerebro trabajará mejor si te levantas lo más que sea posible cuando trabajes o estudies.

Toma unos “recesos de pie” por lo menos cada hora y trabaja parada, si es posible, por 5-10 minutos. Quemarás 25% más calorías.

No te apoyes en tu escritorio – encuentra tareas que te dejen estar derecha, como regresar llamadas telefónicas, leer o tomar notas usando un portapapeles.

Quizás te interese: 5 ejercicios de respiración simples para disminuir el estrés

Si llevas un ritmo a medida que trabajas, quemarás casi cuatro veces las calorías que quemas cuando estás sentada.

3Flexiones de llamada

Cada vez que hagas una llamada por el teléfono, haz flexiones contra el escritorio mientras esperas que la otra persona conteste.

Si no tienes un teléfono con altavoz, haz flexiones con un solo brazo.

Cambia de brazos con cada llamada.

4Trota en línea

Usa esos molestos tiempos cuando estás esperando que se imprima un archivo o cuando se esté cargando una página web y levántate y trota, baila o marcha.

5Quémalos, no te los comas

Sáltate los dulces y ve hacia afuera.

Camina alrededor de la cuadra tan brevemente como sea posible.

Te energizarás física y mentalmente, y harás un mejor trabajo cuando regreses.

A un ritmo de 4 millas/hora, puedes quemar 100 calorías en 15 minutos.

Quizás te interese: Así puedes mejorar el dolor de espalda por estrés

6Bandas elásticas

Mantén unas bandas (resistentes de látex y que se estiren que trabajan tus músculos como si estuvieras levantando unas pesas) en el trabajo.

Usa las bandas y haz cinco minutos de encogimiento de hombros, sentadillas, remos hacia arriba y levantamientos laterales.

Estos te darán más energía que la cafeína.

7Sáltate un paso

Seguro ya has empezado a usar las escaleras, en vez de usar el elevador. Sube la intensidad al tomar las escaleras dos escalones a la vez.

8Zancadas en las escaleras

Haz zancadas mientras subes las escaleras (no intentes esto en el regreso hacia abajo)

9Sostenlo y muévelo

Ofrécete a levantar y/o llevar cualquier cosa que necesita ser movida – cambia la jarra de agua del enfriador, mueve la nueva impresora y deshazte de la vieja, tira los cartones o busca suplementos para tus compañeros de oficina – lo que sea necesario.

Quizás te interese: El estrés engorda y la ciencia te explica por qué

Tus compañeros pensarán que eres muy colaboradora, y vas a hacer ejercicio.

10Autoservicio

Aléjate de las ventanillas de autoservicio.

Estaciona el carro y camina al banco. Incluso mejor, estaciona en el estacionamiento de otro banco y camina al tuyo.

11Lleva tus bolsas

Olvídate de llevar el carrito de compras a tu carro.

Agarra tus bolsas y llévalas contigo.

Ayuda a algunos compradores más ancianos al llevar sus bolsas (con su permiso).

Si usas un carrito de compras, regrésalo a la tienda desde el estacionamiento.

12Compra hasta que te canses

Estaciona tu carro en el último sitio al que vas, no en el primero, de manera que no te sientas tentada a manejar de un sitio al otro.

Si estás a medio camino de hacer tus compras y ya estás cargando muchos paquetes, haz un desvío a tu carro, y luego trota al siguiente sitio en tu lista.

13Alerta de abdominales

Haz intervalos isométricos de abdominales a cada momento, en donde sea que te pares o te sientes.

Contrae tus abdominales seis veces lentamente (repeticiones de 6 segundos), luego seis veces rápidamente (repeticiones de 2 segundos), luego seis veces súper lento (repeticiones de 10 segundos), y repite.

Quizás te interese: Consecuencias del estrés y como evitarlas

14Trasero sutil

Isométricamente contrae tus glúteos (los músculos del extremo trasero) en cualquier momento que estés esperando – en la fila del banco, en la oficina del odontólogo, donde sea.

Puedes hacer esto sentada o de pie, pero si estas usando jeans apretados no es recomendable que lo hagas de pie porque atraerás más atención de la que piensas.

15Haz abdominales

Antes de que comas la cena, haz 10 abdominales en cada cuarto de la casa. Si tienes compañeros de piso, adviérteles primero.

16Camina con un perro

Si no tienes uno, ofrécete a pasear el perro de tu vecino.

Tu vecino te deberá un favor, y vas a quemar calorías, mas si el perro es joven, rápido y determinado.

17Haz solo dos

Así que no tienes tiempo para un entrenamiento de fuerza para el cuerpo completo – no hay problema.

Mientras se cocina la cena, escoge un grupo de músculos y su grupo opuesto, y entrénalos con pesas libres o con bandas elásticas.

18Mueve tus pies

Aléjate de la TV en las noches y ve a bailar.

Escoge un buen sitio donde el baile le gane a la bebida.

Dependiendo del tiempo, tipo e intensidad, una hora de baile social quema entre 230-290 calorías.

19Trabaja en la casa

Si debes quedarte en casa, enciende una música motivadora y de ritmo rápido y haz algo de trabajo físico.

Quizás te interese:

Re-acomoda los muebles. Voltea las alfombras.

Empaca los libros y revistas para donarlos a la biblioteca u hospital local.

Limpia el garaje o ese closet lleno de ropas de cuando te graduaste de la secundaria.

20Entrenamiento de circuito de TV

Ejercítate cuando veas tu programa favorito. Baila o trata mientras el estén pasando el programa.

Durante los comerciales, haz unas flexiones o unos abdominales en el suelo.

Compartir