4 pasos para usar un corsé y verte maravillosa

134

Un hermoso y sexy corsé o top estilo bustier, cuando se usa correctamente, es una adición hermosa y elegante para muchos atuendos.

Acentúa las curvas y los encantos femeninos, ellas parecen una pieza un poco retadora e intimidante pero en realidad puede ser bien cómoda cuando tienes todos los aspectos básicos bajo control.

Es lo suficientemente versátil como para usarla debajo de camisas y lo suficientemente glamorosa como para un día de boda, el secreto está en saber cómo usar el adecuado para ti.

1Encuentra el indicado

Primero y más importante que todo, necesitas encontrar el corsé adecuado para ti. Estamos hablando acerca del estilo aquí.

Si te gusta usar colores brillantes, pero terminas con un corsé negro, algo está fuera de sitio.

Así que la primera consideración en la búsqueda es determinar que estilo de corsé te queda mejor.

Hay dos estilos principales, sobre el busto y debajo del busto. Un corsé sobre el busto cubre el pecho, y es mejor para aquellas con un busto de tamaño pequeño a mediano.

Las mujeres bien dotadas tienden a tener dificultades encontrando los corsés sobre el busto que se acomoden a ellas en una manera que las favorezca (a menos que manden a hacer uno a la medida), y el levante provisto crea un gran escote para aquellas con pechos pequeños.

Si estas buscando por una cintura extremadamente acentuada o una más curvilínea, un corsé sobre el busto puede ser ideal.

Ellos caen justo debajo de la línea del busto, y cincelan todas las partes suaves por debajo de la caja torácica.

Quizás te interese: Posturas sentadas y acostadas de yoga para adelgazar

También encuentro este estilo un poco más versátil en lo que respecta a combinar atuendos, pero eso es simplemente una decisión personal.

Evalúa con lo que tal vez quieras combinar el corsé y haz un plan acorde a eso.

El color y el material es el próximo paso.

Es mejor escoger un corsé neutral para el primero que compres – el negro siempre es una buena opción en el closet.

Siempre hay algo que combinará con el color negro.

Es también importante encontrar un material con el cual te sientas feliz – el satén y los brocados son un buen punto de comienzo, pero si te gusta un estilo más extremo y que llame la atención por todos los medios, ¡opta por el vinil o el cuero!

Todo se trata de con lo que te sientas cómoda.

Y no te preocupes – donde hay un corsé, por lo general siempre habrá más. Siempre puedes añadir otro más a tu colección.

Quizás te interese: Como deshacerse de la grasa en los brazos

2Obtén el ajuste adecuado

Los corsés, por lo menos los de tipo de estructura de acero, no vienen normalmente en las tallas comunes de pequeño, mediano y grande.

Ellos se miden por la medida de la cintura, así que vas a tener que tomar la medida natural de tu cintura y sustraerle unas 2 a 4 pulgadas.

Los corsés están diseñados para permanecer abiertos un poco en la espalda de manera que puedas fácilmente cerrar el tuyo completamente, así que vas a tener que ir una talla más abajo.

Recuerda que debería ser apretado, pero deberías ser capaz de respirar (aunque bostezar con un corsé es ciertamente un sentimiento raro, debido a que el diafragma no puede expandirse tan lejos como normalmente lo hace, haciendo que la toma de aire para un bostezo sea algo casi imposible)

3Planifica tu atuendo

No hay nada como el saber que has logrado el atuendo perfecto.

Esto toma, sin embargo, un poco de planificación, y necesitas diseñar tu atuendo completamente antes de que comiences a vestirte.

Quizás te interese: El mejor entrenamiento segun tu tipo de cuerpo

He descubierto que esto es algo complicado repetidamente, y he añadido unas cuantas reglas que tengo que seguir:

  • En casi toda ocasión, el corsé es lo ÚLTIMO que debes colocarte.
  • En serio. Hazte tu maquillaje, haz tu cabello, ponte tus zapatos, todo lo demás viene primero.
  • La única excepción es, si vas a usar tu corsé debajo de tu ropa – por decirlo así, debajo de un vestido. En ese caso, ponte todo excepto los artículos que vas a usar por encima del corsé, incluyendo los zapatos.

No olvides que si estás usando una faja como una pieza base, necesitas usar una camisola o cualquier otra prenda ligera entre la faja y tu piel.

Estas cosas son apretadas, y pueden frotar algunas veces – además, una camisola mantendrá tu corsé más limpio por más tiempo.

Trénzalo bien

Esto no es como trenzar tus zapatos, así que necesitas revisar que el trenzado este hecho apropiadamente.

Quizás te interese: Top ten de ejercicios para reducir la cintura

Lo más común involucra el trenzar desde abajo hasta arriba, con los nudos de las trenzas a un punto pequeño de la cintura.

Para realmente cincelarte, la parte de arriba del bucle debería apretar la parte baja del corsé, y los bucles de abajo deberían apretar la parte de arriba.

Hay otras formas de trenzarlo también, y tal vez necesites cambiar la configuración si, digamos, estas usando una faja debajo del vestido de manera que el nudo no se note.

De cualquier forma que decidas apretarlo, el trenzado apropiado asegurará que tu corsé permanezca ajustado y viéndose maravillosamente.

Compartir