7 ejercicios para 7 estados de ánimo

23

¡Alguna vez te levantaste del lado equivocada y gruñón de la cama? ¿O a veces solo estás tan molesta que sientes que no funcionas? Cualquiera sea tu estado emocional, el ejercicio puede ayudar a aliviar o a fortalecerlo, dependiendo de lo que busques.

“La conciencia de pensamientos está conectada al movimiento de emociones, y esas dos cosas están directamente enlazadas al movimiento del cuerpo” explica Rupa Mehta, entrenador NASM, coach de bienestar y autor de “El método Nalini: 7 ejercicios para 7 estados de ánimo”

“Cuando respetas tu cuerpo y tu menta a través del movimiento, ellos te recompensan con reacciones químicas que te hacen más feliz físicamente.”

Primero, identifica el estado emocional/humor en el que estás o en el que quieres estar, luego decide si quieres eliminarlo o incrementarlo. Haz el ejercicio prescrito por Mehta mientras repites el mantra correspondiente para ayudar a liberar o fortalecer el estado de ánimo como tal. Y así, deberías estar en tu camino hacia un día más feliz y más saludable.

Molestia

Mantra: La solución nace antes que el problema

“No dejes que un problema te desanime, limita tu búsqueda y quita tiempo y esfuerzo preciado a encontrar una solución. El mundo está lleno de infinitas soluciones, no dejes que tu molestia te distraiga de esta verdad”

Ejercicio para altenar la mente: Ostra

Preparación: Sientate con las manos en el piso detrás de ti, los dedos apuntan a los lados y están separados. Dobla tus rodillas y levanta las piernas hacia tu pecho, pies en flex. Inclínate hacia atrás y balancéate en el cóxis.

Acción: Extiende tus piernas hacia afuera mientras simultáneamente te inclinas hacia atrás, doblando tus codos. Siéntate derecha nuevamente para completar una repetición.

Sets y repeticiones: Haz 3 sets de 20 repeticiones

Energía

Mantra: Deja ir. Vive. Ama

“Esto es una lección cíclica. Ninguno de estos elementos de este modo de energía puede vivir sin los otros: Para dejar ir, debes vivir y amar. Para vivir, debes amar y dejar ir. Para amar, debes vivir y dejar ir.

Uno alimenta al otro, y permite que la energía crezca y se expanda.

 

 

Compartir