4 formas en las que el aceite de coco puede proteger tu cabello del sol

31

A medida que el clima se hace más cálido, todo el mundo se emociona por pasar más tiempo al aire libre. Pero el verano puede traer muchos desafíos para tu cabello.

Dependiendo de tu tipo de cabello, tal vez encuentres que se vuelve blando, con frizz o difícil de controlar.

Si tu cabello está teñido, tal vez encuentres que el sol o el cloro de las piscinas arruinan la apariencia de tu color.

Las condiciones del verano tales como viento, agua salada y humedad pueden hacer difícil que tu cabello continúe viéndose bien.

Afortunadamente, uno de nuestros alimentos saludables favoritos y remedio natural está aquí para ayudar; ¡el aceite de coco!

Cualquiera que sea el problema de tu cabello, el aceite de coco puede probablemente ayudar.

El aceite de coco tiene muchas propiedades maravillosas. Conoce sus beneficios para tu cabello.

Protección del daño por el sol

Uno de los talentos más impresionantes del aceite de coco es la habilidad de proteger el cabello y la piel del sol.

Quizás te interese: Ejercitarse con el estómago vacío – Pros y contras

Algunos expertos dicen que el aceite de coco contiene naturalmente un factor de protección solar, o SPF 10.

El aceite de coco ha sido usado como un protector solar natural para muchas generaciones por los indígenas del pacífico.

Esta es una gran manera de evitar los productos de protección solar, los cuales pueden contener fragancias tóxicas, disruptores endocrinos y potenciadores de penetración.

Los espráis protectores del sol para el cabello pueden ser muy costosos, y son un ejemplo genial de una estrategia de marketing eficaz.

Recomendamos usar aceite de coco en vez de esos productos. Solo aplica una pequeña cantidad sobre tu cabello y cepilla todo tu cabello.

Asegúrate de incluir tu cuero cabelludo, especialmente si tu cabello está partido.

El aceite de coco puede proveer una protección solar para tu cuero cabelludo también, el cual es a menudo olvidado y es susceptible a quemaduras del sol.

Debes notar que el aceite de coco es una forma suave de protección solar, y probablemente no será efectivo si tienes la piel clara o sensible, o estas pasando mucho tiempo en el sol. Usa tu propia discreción para asegurar que estás segura bajo el sol.

Quizás te interese: Cómo escoger ropa que combine con tus ojos, piel y cabello

Protección contra el daño del cloro

Tanto pasar mucho tiempo bajo el sol como el cloro de las piscinas pueden causar cambios inesperados en el color de tu cabello.

Los cabellos que son naturalmente más claros pueden volverse verdes como resultado del cloro, y en los cabello teñidos pueden desvanecerse el color o tomar un tinte diferente.

Puedes ayudar a prevenir este efecto al tratar tu cabello con aceite de coco antes de entra a la piscina.

Simplemente moja tu cabello con una ducha de agua primero, para abrir los folículos del cabello.

Luego aplica una cucharada de aceite de coco sobre el cabello para asegurarte de que toda la hebra y el cuero cabelludo estén cubiertos.

Debido a que el aceite de coco es hidrofóbico, el agua con cloro será repelida una vez que entres a la piscina.

Tal vez necesites lavar con champú el exceso de aceite una vez que hayas terminado de nadar.

Nota que el aceite de coco tal vez no sea la mejor opción para el cabello teñido de rojo; puede causar que se desvanezca el color.

Otros colores de cabello no debería experimentar este efecto.

Quizás te interese: Como obtener unas pestañas largas con mascara

Protege del daño por agua salada

Nadar en el mar puede resultar en un cabello seco y agotado.

Puedes usar el mismo pre-tratamiento recomendado para prevenir el daño por el agua con cloro.

Esto ayudará a que tu cabello esté humectado y brilloso de manera que puedas evitar esa apariencia enmarañada después de la playa.

Protege el daño por el viento

Bien sea que estés jugando deportes, caminando en la playa, o manejando un descapotable, las actividades del verano involucran una gran cantidad de viento.

Esto puede realmente afectar tu cabello.

Recomendamos usar aceite de coco como un desenredador diario para ayudar a disminuir el daño causado por la exposición al viento.

Usa este tratamiento desenredante antes de cepillar o peinar tu cabello.

Simplemente frota una pequeña cantidad de aceite de coco en tus palmas y pásalas suavemente por tu cabello.

Si tienes cabello grueso, rizado o largo, vas a necesitar más aceite que aquellas que tienen cabello corto.

Comienza con un poquito de aceite e incrementa la cantidad si es necesario. Es más fácil añadir más aceite que removerlo si empieza a verse demasiado grasoso.

Quizás te interese: 9 tratamientos caseros para el cabello reseco, opaco o con frizz

Después de aplicar el aceite, deja que remoje por un minuto o dos, luego comienza a peinar todo tu cabello con un cepillo o un peine.

No solo este tratamiento sellará la cutícula para suavizar el cabello y revertir el daño por el viento, sino que también prevendrá más nudos.

Mientras que uses el aceite de coco como un añadido a tu rutina de cuidado del cabello aquí y allá podrá ayudarte bastante, también puedes tomar grandes ventajas de los beneficios al hacer tus propios productos con aceite de coco.

En internet puedes encontrar excelentes recetas para hacer champús con base de aceite de coco, acondicionadores, y tratamientos acondicionadores profundos que puedes usar para hacer que tu cabello continúe viéndose genial por todo el verano.

Compartir