13 alimentos saludables que debes evitar para perder peso

730

Perder peso puede ser una lucha difícil.

Cambiar tus hábitos de estilo de vida y de alimentación es una tarea difícil.

Comer saludable y ejercitarse es una gran forma de empezar un plan para pérdida de peso, pero tal vez no sea suficiente.

Muchos alimentos empacados en los supermercados contienen calorías escondidas. Las comidas que son etiquetadas como “saludables” o “bajas en grasa” y “bajo en azúcar” pueden ser increíblemente altas en calorías.

Tal vez estés comiendo alimentos no saludables cuando estés intentando hacer decisiones inteligentes.

Leer la etiqueta nutricional es una gran forma de empezar a comparar los alimentos empacados como “saludables”.

Siempre considera los tamaños de las porciones – una sola porción puede ser dividida en dos en la etiqueta.

Ten cuidado siempre de los alimentos “bajos en grasa”, porque ellos tal vez tienen azucares añadidos para mantener el sabor.

Igualmente, los alimentos “bajos en azúcar” pueden tener añadidos productos alternativos al azúcar, y algunos de esos productos son un poco controversiales.

El consumo de alimentos enteros, sin procesar, también puede ser una fuente de calorías escondidas.

Quizás te interese: Muffins saludables con crema de melocotón

Muchas frutas y vegetales frescos contienen altos niveles de azucares naturales. Las legumbres son altas en carbohidratos y pueden añadir calorías rápidamente.

Puede ser todo un desafío el navegar en los alimentos saludables, así que aquí hay una lista de los 13 alimentos saludables que debes evitar para perder peso.

1Pasta de trigo integral

El sustituir tu pasta blanca normal por la pasta marrón es un gran paso para una dieta saludable.

Desafortunadamente puede también ser obstáculo para la pérdida de peso.

La pasta de trigo integral es alta en carbohidratos, el cual se digiere en forma de azúcar en el cuerpo.

Y también pueden tener la misma cantidad de calorías que tus marcas favoritas de pasta blanca. Reemplaza tu pasta con espagueti de calabacín para una opción baja en carbohidratos.

2Pan multigrano

Los panes multigrano tal vez suenen como una opción saludable, pero podrías estar perdiéndote de vitaminas y minerales.

Los granos tal vez sean sobre procesados, removiéndoles así sus nutrientes y fibras. En vez de eso, opta por un pan de grano entero.

Este pan será más alto en fibra, más abundante, y más nutritivo para ti. El pan de masa fermentada también tiene unos beneficios increíbles para la salud, así que no tienes que vivir sin el pan blanco.

3Cenas congeladas

Las cenas “saludables” congeladas son una opción muy peligrosa cuando estas tratando de perder peso.

Ellas tal vez sean bajas en grasa o en azúcar, pero están llenas de chatarra. Puede ser fácil el ser incauta para irnos por la conveniencia de las comidas en microondas.

¡Algunas comidas congeladas favoritas del público tienen más de 1000 calorías por porción!

En vez de eso, haz porciones de sobras de comidas de las cenas anteriores y caliéntalas para el almuerzo. De esta manera sabrás exactamente qué es lo que hay en tu comida

4Paquetes de meriendas de 100 calorías

Los paquetes de meriendas con porciones de calorías fijas son la primera opción para darse un lujo en una manera controlada.

Desafortunadamente, el contenido nutricional de estos productos es horrible. Son alimentos no saludables empacados de una manera que te haga pensar que es bueno que los comas regularmente.

Quizás te interese: Parfait con yogurt griego

Recuerda, estos alimentos son solo meriendas y no deberían ser consumidos todos los días.

5Productos libres de azúcar

Los productos libres de azúcar tal vez sean bajos en calorías, pero pueden contener alternativas al azúcar no saludables.

Algunos estudios han encontrado que tu cuerpo en realidad pueda procesar el azúcar falsa como si fuera real, incrementando tus niveles de insulina.

Hay muchas alternativas al azúcar y cada una tiene su propio riesgo. Haz una investigación y descubre que es lo que estas comiendo.

6Granola

La granola es un delicioso complemento para los postres, yogures, y cereales. Generalmente está hecha de harina de avena, así que tal vez puedas pensar que es un producto saludable.

Desafortunadamente esta hecho también con grandes cantidades de azúcar y mantequilla. La granola es sorpresivamente alta en calorías debido a esos aditivos.

Si quieres un complemento crujiente para tu yogur, el cereal de salvado es una buena opción. Está hecho de fibra y te mantendrá satisfecha por más tiempo.

7Frutas tropicales

La fruta es una opción genial como merienda cuando estas tratando de perder peso, pero ellas pueden tener calorías escondidas.

Las frutas tropicales en particular, son altas en azúcar. Los mangos y las piñas maduras son deliciosas pero deberías comerlas con moderación.

Cuando vayas a comprar frutas, busca las variedades que están llenas de fibra soluble e insoluble.

Las manzanas son una buena opción porque ellas son bajas en calorías y están empacadas con fibras. Comerte una manzana al día, mantendrá al doctor alejado.

8Mantequilla de maní

La mantequilla de maní está llena de grasas saludables, pero también está empacada con calorías. Una cucharada de mantequilla de maní puede aportarte casi 200 calorías.

Muchas tiendas compran variaciones populares que también tienen azúcar añadido. Busca por los productos naturales que no tengan azúcar añadido.

Revisa las etiquetas para que veas los ingredientes. Estas variaciones tienen un sabor diferente y puede que te tome un tiempo acostumbrarte, pero la nutrición que aportan es mucho mejor que las que contienen azúcar.

9Mezcla de frutos secos

Las mezclas de frutos secos son una merienda genial si estas de excursión, pero tal vez no sean la mejor opción si no eres activa físicamente.

Los frutos secos en esa mezcla son altos en calorías y puede ser fácil que los disfrutes más.

Quizás te interese: Galletas de café y frutos secos

Muchas variaciones de mezclas de frutos secos también incluyen chocolate y caramelos, los cuales no son saludables.

Puedes fácilmente hacer tu mezcla de frutos secos al mezclar variaciones de frutos secos bajos en calorías, no añadas fruta seca con azúcar, ni cecina de carne.

10Helado bajo en grasa

Los helados bajos en grasa tal vez no signifiquen bajos en calorías. Revisa la etiqueta nutricional para ver cuantas calorías hay en una porción.

Muchas variaciones bajas en calorías incluyen grandes cantidades de azúcar, y hay algunas que traen hasta el doble que la versión completa.

Si estas tratando de perder peso y sientes antojo por un helado, intenta mezclando bananas congeladas.

Van a resultar como una mezcla cremosa y deliciosa, y te salvarán de los alimentos procesados.

11Ensaladas en los restaurantes

Cuando estas tratando de perder peso, ordenar una ensalada puede parecer como una decisión inteligente.

En realidad, tal vez estarás comiendo más calorías con tu ensalada que si hubieras pedido una hamburguesa.

Los aderezos para ensalada están empacados con calorías inesperadas. Los complementos para ensalada incluyen algunas calorías escondidas, con frutos y frutas secas en común.

Busca los aderezos que sean bajos en calorías, y se consciente de los complementos que estas incluyendo.

12Barras de proteínas

Las barras de proteínas pueden parecer la opción perfecta cuando estas apurada y no tienes tiempo de descanso para almorzar.

No todas las barras de proteínas son hechas de la misma manera – algunas son tan poco saludables como una barra de caramelo.

Quizás te interese: Milanesa de curvina con aros de cebolla en reducción de balsámico

Primero, mira el contenido de calorías. Si es el reemplazo de una comida, entonces con 350 calorías o más está bien. Si es una merienda, busca un poco menos de calorías.

Segundo, revisa el contenido de proteínas. Un reemplazo de una comida debería tener al menos 10 gramos de proteína. Si son solo 3 gramos, es lo mismo que si estuvieras comiendo una barra de caramelo.

13Mezclas de zumos de verduras

En nuestro estilo de vida apurado, comer tus 6 porciones de frutas y vegetales al día puede ser difícil.

Los jugos de vegetales tal vez parezcan una opción fácil para llenar una dieta deficiente. Algunas variaciones vienen incluso son sabor a jugo de frutas. Como siempre, revisa las etiquetas.

Puedes estar tomando el total de tus requerimientos diarios de sal en una porción. Las variaciones de jugo de fruta pueden tener también azúcar añadido para enmascarar el sabor de los vegetales. Busca las variaciones de 100% jugos y bébelas con moderación.

Compartir