Luz roja: Alimentos que no debes ingerir de noche

381
Pasta y tomate

Luego de un día de trabajo, llegamos a casa agotadas e inmediatamente pensamos en que vamos a cenar, lo que quizá se vuelva un problema debido a que es de noche y el cuerpo ya se dispone a descansar, por lo que la quema de calorías disminuye.

La cena, debe ser liviana o al menos debes realizarla tres o cuatro horas antes de dormir, para que así le demos la señal a nuestro organismo de que nos vamos a descansar, logrando así conciliar mejor el sueño, eso sí, nunca dejes de cenar, puedes comer una proteína, la cual te ayudará a mantener el cuerpo funcionando y quemando calorías durante toda la noche, mientras duermes.

El comer ciertos alimentos en horas de la noche, provoca pesadillas y la imposibilidad de un descanso profundo, porque son alimentos que tienden a dificultar la digestión, toma nota de ellos para que no cometas el error de consumirlos antes de ir a la cama.

Quizás te interese: Razones para incluir vegetales a nuestra alimentación

La pasta es uno de los alimentos que debes eliminar en las noches, aunque es fácil de preparar, es rica en carbohidrato, por lo que al llegar a la cama se convertirá en grasa y te ralentizará el metabolismo.

Con la pizza, es muy común cometer el error de consumirla en la cena, es casi imposible pensar en comerla a otra hora, pero es un error total comerla, debido a que está compuesta por ingredientes con un alto índice de ácidez que originan malestar en el sistema digestivo.

Pizza

Los caramelos o dulces en horas nocturnas aumentan de forma considerable el azúcar en la sangre, lo que se relaciona con las pesadillas, por ello, si quieres tener una noche de descanso y relajarte, evítalos totalmente.

No debemos hacer que nuestro aparato digestivo trabaje forzadamente, por eso, es necesario evitar consumir carnes rojas antes de dormir, ya que complicará el sueño.

Los refrescos no son recomendados a ninguna hora, pero su consumo de noche suelen tener efectos más negativos, al estar compuestos de azúcar y sustancias que generan acidez en el cuerpo, produciendo reflujo gástrico y mayor presión estomacal

El chocolate oscuro es beneficioso para la salud, pero ingerirlo antes de dormir tampoco es recomendable ya que al cuerpo entrar en reposo, sus calorías se almacenarán en grasa, además por la cantidad de cafeína y otros estimulantes que posee podría mantener al cerebro despierto más tiempo de lo usual.

Todos los alimentos que contienen queso, deben consumirse en horas de la mañana, por el alto contenido de grasas dificultan la digestión y estimulan la producción de ácido en el estómago.

La salsa picante, el chile o especias picantes, son sanos en pequeñas cantidades y si las acompañas de otros alimentos ricos en nutrientes, el problema de comerlas antes de ir a dormir, es debido a lo ricas que son en calorías y carbohidratos de combustión lenta.

Aunque es recomendado su consumo para perder peso, el apio españa o celery, no se debe consumir en la noche, por su función diurética lo que hace que te levantes en medio de la noche con deseos de orinar.

Celery

Los infaltables de una dieta sana, los tomates, están cargados de nutrientes, pero no es prudente consumirlos en la noche ya que contienen un aminoácido esencial llamado tiramina, que induce al cerebro a liberar norepinefrina que incrementa la actividad cerebral.

Los frijoles nos proporcionan energía y mejoran el ánimo, pero comerlos en la cena es poco favorable, porque producen gases intestinales e inflaman el vientre.

El brócoli, es muy nutritivo pero el cuerpo se tarda en digerir su fibra dietética, por lo que cenar con él, puede retrasar la digestión e impedir el buen descanso.

Quizás te interese: Entrenamiento de fuerza para corredoras

Luego de revisar esta lista probablemente te preguntes, entonces que comeré, de modo muy general, se recomienda que consumas mayor cantidad de vegetales, frutas y cereales integrales que son comidas que facilitan la digestión y no afectarán tu sueño.

También puedes tomar bebidas calientes como té de manzanilla, valeriana o lavanda que por sus propiedades sedantes naturales.

 

 

Compartir