Bacterias en el maquillaje: Cómo evitar complicaciones

Aunque te parezca imposible de creer, en ese maquillaje que cada día te ayuda a lucir más bella, crecen peligrosas bacterias.

673
bacterias en el maquillaje

¿Hay bacterias en el maquillaje? Leíste bien. Aunque te laves y desinfectes las manos antes de maquillarte, los cosméticos y productos para aplicarlos no son inmunes a las bacterias.

El paso del tiempo hace que en los cosméticos crezcan cantidades peligrosas de gérmenes.

Desde el primer momento de uso, en tu maquillaje pueden desarrollarse pequeñas bacterias que podrían causarte complicaciones de salud.

Y no solo en los productos como tal, sino también en las brochas, motas, pinceles o aplicadores que usamos para colocar el polvo compacto, las bases, las sombras o los labiales.

Quizás te interese: Cómo desintoxicar el cuerpo

¿De qué modo pasan las bacterias al maquillaje?

Los aceites naturales de tu piel arrastran las bacterias hasta la superficie para eliminarlas, pero algunas siempre quedan en las capas más profundas.

El solo hecho de usar una brocha para aplicar rubor en tu mejilla, o una esponja para el polvo, y luego tocar la otra mejilla, hace que los aceites de tu piel –con las bacterias remanentes– sean transferidas hacia el lado contrario de tu cara.

Pero también, puede pasar que estornudes o tosas justo cuando te estás aplicando maquillaje. Eso puede dejar gérmenes y bacterias en tus implementos.

Bacterias en el maquillajeLas manos son otro puente por excelencia para el paso de bacterias mientras te maquillas. Sobre todo, cuando usas los dedos para fijar la base o corregir imperfecciones. Aumentas el riesgo si previo, no lavas tus manos o usas un gel antibacterial.

Así mismo, cuando te retocas la pintural labial después de comer, algunas bacterias de los alimentos pueden pasar hasta tu barrita o pintura.

Quizás le interese: 8 simples pasos para aplicarse correctamente el maquillaje

¿Cuáles bacterias se encuentran en el maquillaje?

Estudios científicos han demostrado la presencia de tres grandes tipos de bacterias en productos de maquillaje, aplicadores o en los estuches portacosméticos.

Te sorprenderás de cuáles son las bacterias más comunes. Quizás creías que este grupo de microorganismos que te enferman no podían encontrarse en una base para el rostro, o  en un pincel.

Una de ellas es la Staphylococcus aureus, que puede atacar a casi cualquier tejido del cuerpo humano y causar infecciones desde leves hasta graves.

Otra es la Pseudomona aeruiginosa, bacteria que vive en el suelo y en el agua, y que es casual encontrarla en ambientes como bañeras de hidromasaje y el suelo de las piscinas.

Esta bacteria es responsable de enfermedades como la  neumonía, conjuntivitis y otitis.

Por último, tenemos a la Escherichia coli ( E. coli, como comúnmente se abrevia) que vive en el tracto digestivo de los seres humanos y los animales y puede causas desde fuertes diarreas hasta complicaciones digestivas.

Quizás le interese: Tips para usar lentes de contacto

¿De qué me puedo enfermar con las bacterias en el maquillaje?

Cuando tu maquillaje empieza a descomponerse, se crea el caldo de cultivo necesario para que crezcan bacterias. Los síntomas no tardarán en aparecer y los notarás en cada aparición.

Si de pronto al maquillarte comienzas a notar inflamación, sarpullidos, ampollas, irritación y picor en cualquier parte del rostro, debe estar atenta. Tu maquillaje puede estar contaminado.

Lo más riesgoso y preocupante es que le facilitamos la entrada de estos minúsculos organismos a zonas tan delicadas de nuestro cuerpo, como los ojos, la nariz y la boca.

Algunos productos cosméticos y brochas contaminadas han causado infecciones de los ojos y conjuntivitis.

En casos extremos, según advierte la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos, puede causar ceguera temporal y hasta permanente. ¡Tu visión puede estar comprometida!

Otra complicación que se puede presentar es la celulitis facial, una enfermedad potencialmente mortal. Si tus brochas o cosméticos están contaminados y tienes una herida en el rostro, aumentas el riesgo de desarrollarla.

 ¿Cómo me protejo de las bacterias que se encuentran en el maquillaje?

brochas de maquillaje

  1.   No soples las brochas o pinceles: Al hacerlo, puedes trasladar bacterias de tu saliva y contaminarlos. Sacúdelos para eliminar excesos de polvo o sombra.
  2. Observa tu maquillaje usado en busca de cambios químicos: olor desagradable, variaciones de color, textura o consistencia; endurecimiento o aparición de grumos.
  3. No compartas los cosméticos, ni los utensilios de maquillaje: Así evitarás la contaminación cruzada, que ocurre cuando dos o más personas comparten sus objetos o productos:
  4. Lava tus manos y colócate un gel antibacterial antes de maquillarte, especialmente la zona de los ojos.
  5. No guardes los cosméticos a altas temperaturas: Cuando  por ejemplo, los dejas en un vehículo al calor de la intemperie, se deterioran más fácilmente y comienzan a descomponerse. El calor es un vehículo de crecimiento ideal para las bacterias.
  6. Remplaza tu maquillaje, al menos, cada seis meses: Si no tiene fecha de vencimiento, esta es la regla recomendada por los dermatólogos.
  7. Higieniza tus aplicadores: Existen en el mercado líquidos limpiadores instantáneos, que no necesitan agua que puedes aplicar a diario sobre tus brochas y pinceles. 

Quizás le interese: Los mejores consejos de belleza caseros

Pero también puedes hacerlo semanalmente con agua tibia y un champú con PH neutro, composición química que tienen aquellos usados en bebés.

Lava tus brochas siempre con los pelos hacia abajo, para evitar que el agua se devuelva, se deposite en las ranuras del mango y crezcan nuevas bacterias.

Tus aplicadores también deben ser remplazados cada cierto tiempo dependiendo del uso. Trata de sustituirlos, al menos, una vez al año.

 Evita complicaciones y ciérrale el paso a las bacterias que crecen en tu maquillaje.

Compartir