Beneficios del aceite de almendras dulces para la belleza

101

El aceite de almendras ha sido usado extensivamente por sus beneficios a la salud y como una ayuda en la belleza mucho antes de que la ciencia mencionara las bondades de este aceite de semillas.

Es muy popular en el sureste de Asia y en la región Mediterránea donde el árbol de almendras fue primero cultivado, los granos de almendras y el aceite de nuez extraído de ellas fueron acreditados con promover la salud del corazón y de la piel.

Ahora que conocemos que el aceite es rico en vitamina E, ácidos grasos mono insaturados, proteínas, potasio y zinc, además de un numero de otros minerales y vitaminas, lo cual explica porque es tan bueno para nuestro corazón, piel y cabello.

El aceite de almendras viene en dos variantes, amargo y dulce.

El aceite de almendras dulces viene exclusivamente de las almendras comestibles selectivamente cultivado por su sabor dulce.

Es el aceite popularmente usado para el cuidado del cabello y de la piel. Tiene muchos usos culinarios también.

Veamos cómo podemos usar este hermoso regalo de la naturaleza para mejorar nuestra salud y nuestra belleza.

El aceite de almendras es un aceite suave hipoalergénico que puede ser usado seguramente incluso en la piel de bebé.

De hecho, es el mejor aceite para masaje para infantes.

Cuando se frota gentilmente en la piel, se absorbe completamente, haciéndolo adecuado para la aplicación después del baño.

Este aceite natural tiene un ligero olor a nuez, el cual muchas personas encuentran agradable, pero puedes mezclarlo con unas pocas gotas de aceite de lavanda, o cualquier otra fragancia de aceites esenciales de tu escogencia, para personalizarlo.

Quizás te interese: Los mejores tips de cuidado personal para mujeres

Muchos productos sintéticos y naturales del cuidado de la piel declaran que su efectividad viene de la vitamina E añadida a ellos.

El aceite de almendras es naturalmente dotado con esta vitamina con un poder altamente antioxidante.

La aplicación regular del aceite puede proteger tu piel del estrés oxidativo y del daño de la radiación UV, manteniéndola suave y flexible.

1Para la limpieza profunda de la piel

El aceite de almendras es ligero en textura, y puede fácilmente penetrar profundamente en  la piel, suavizando y despojando la tierra y residuos acumulados en los poros de la piel y en los folículos pilosos.

Esto previene los puntos negros y el acné.

Gracias al contenido de vitamina A en el aceite, incluso puede ayudar a disminuir los brotes de acné.

El aceite de almendras puede ser usado seguramente en la piel sensible porque es menos probable de causar reacciones alérgicas.

Quizás te interese: Ponlo en práctica: Beneficios de comer despacio

Es excelente para remover el maquillaje incluso del área sensible debajo de los ojos. Sumerge una bolita de algodón en el aceite y aplícala en la cara.

Permite que permanezca por 2 minutos, y luego suavemente límpiala con un pedazo limpio de algodón.

Es fácil hacer un exfoliante facial con aceite de almendras y azúcar fina.

Mézclalos juntos y aplícalo en la cara trabajando en círculos para suavemente eliminar la tierra y las células muertas.

Lávalo con agua. Repite cada semana para una piel radiante y hermosa.

2Para eliminar ojeras y quemaduras por el sol

Si tienes ojeras y bolsas debajo de tus ojos, el aceite de almendras puede venir en tu ayuda. Aplica el aceite cada noche antes de irte a dormir.

Verás una diferencia notable en unas dos semanas.

La exposición al sol puede inflamar la piel y causar dolor y enrojecimiento.

Aplica aceite de almendras sobre ellas para un alivio rápido.

Un bronceado no deseado también puede ser aclarado con el aceite.

Mezcla una cucharadita de miel con unas cuantas gotas de jugo de limón y aceite de almendras. Frótalo con los dedos y déjalo por una hora.

Lávalo con agua corriente.

Quizás te interese: Ponquesitos de zanahoria

3Para uñas saludables

Si tus uñas son delgadas y se rompen con facilidad, esto indica una insuficiencia de minerales. Lo que necesitas es un tratamiento regular con aceite de almendras.

Este aceite es rico en zinc, la deficiencia que causa las uñas quebradizas y las manchas blancas. El aceite también contiene cantidades apreciables de vitaminas de complejo B y hierro que también ayuda a mejorar la salud de las uñas.

Aplica una gota de aceite tibio en la uña y frótala sobre la cutícula.

Si no puedes encontrar el tiempo para hacerlo todos los días, has un hábito semanal con el propósito de que tus uñas crezcan más gruesas y suaves.

4Para cabello largo y brilloso

No solo el cuero cabelludo puede beneficiarse del aceite de almendras, el tallo del cabello también.

Las glándulas en el cuero cabelludo producen sustancias grasosas que forman una capa natural protectora en cada hebra de cabello.

Quizás te interese: Ponqué de avena con naranja

Pero el cabello puede hacerse muy reseco y quebradizo por el uso frecuente de champús que despojan al cabello de sus aceites naturales.

Esto resulta en puntas abiertas y quiebre del cabello que disminuye el largo del cabello.

Restaura la capa protectora al aplicar aceite de almendras a tu cabello justo después de lavarlo con un champú orgánico suave.

Primero, seca el cabello con una toalla para eliminar el exceso de humedad.

Frota el aceite entre tus palmas y pasa tus manos por todo el largo del cabello para cubrir cada hebra.

Deja que el cabello se seque al aire naturalmente, péinalo ocasionalmente con un peine de cerdas anchas para separar las hebras.

Este tratamiento le da a tu cabello un brillo agradable, además de hacerlo más manejable y libre de nudos.

Compartir