Ponlo en práctica: Beneficios de comer despacio

819
Comer despacio

Uno de los hábitos que más beneficiará tu organismo es el comer pausadamente y sin prisas, desafortunadamente la mayoría de las personas no acostumbran a aplicarlo en sus vidas diarias, muchos factores externos como la falta de tiempo y la ajetreada vida que llevamos actualmente, impiden que le dediquemos el tiempo necesario para alimentarnos.



Además el comer apresuradas o masticar rápidamente nos puede afectar la digestión, produciéndonos malestares estomacales, aumento de peso e incluso que no absorbamos los nutrientes de los alimentos que consumimos.

Al comer despacio quedamos saciadas por mayor tiempo, lo que nos evitará el consumo de calorías innecesarias, disfrutar de la comida y de cada bocado es vital, de esta manera favoreces la salivación, asimismo darás tiempo a que el cerebro segregue las hormonas que nos indicarán que estamos saciadas, esto ocurre alrededor de los 20 minutos.

Quizás te interese: Los mejores alimentos para un vientre plano

También con esta práctica, mejoramos nuestra digestión, ya que masticando bien los alimentos permitiremos que lleguen bien triturados a nuestro estómago facilitando la digestión, masticar es parte del proceso de digestión, masticar no es perder el tiempo, con esto le decimos a nuestro cuerpo que debe prepararse para la digestión.

Impide que aumentemos de peso, puede parecerte increíble, pero esto sucede porque al sentir saciedad, evitamos picar entre comidas, se mejora la digestión, evitando el estreñimiento y la retención de líquidos, nos ayuda a regular el nivel de glucosa en nuestro organismo y mantiene nuestro metabolismo activo por lo que la quema de grasa es mayor.

Quizás te interese: Señales que te indicarán deficiencias nutricionales

Por último, mejora nuestra salud en general, debido a que los beneficios  de comer despacio habitualmente van más allá delo antes mencionado, por ejemplo, masticar despacio nos ayudará a que las bacterias que están en los alimentos, lleguen a nuestro intestino, impidiendo así el riesgo de malestares diarrea y gases.

Además de esta manera, cuidamos nuestra salud bucal, nos relaja, sumiéndonos en un estado de calma mejorando nuestro ánimo, si comes despacio permitirás que los nutrientes de los alimentos se sinteticen mejor.

Así que analiza la manera en que comes, si lo haces sin tomarte el tiempo necesario, es hora de ir adoptando este hábito, así le darás una mano a tu organismo, recuerda que la alimentación no es un juego.

Compartir