7 beneficios del ejercicio por las mañanas

247

Hace algún tiempo era una persona que le encantaba ejercitarse por la noche.

Con un horario de trabajo de 9am a 5pm y un desdén por las mañanas que empezaran antes de las 7am no tenía otra opción.

Trabajar, comer, ejercitarse, dormir, era mi rutina diaria.

Sin embargo, a medida que he ido envejeciendo, las cosas han cambiado.

Más importante, he llegado a amar las mañanas y ahora encuentro que mi energía y mi nivel de motivación por el ejercicio son más altos antes de las 9am.

El solo pensar en sesiones de ejercicio por las noches me hace sentir cansada y un poco ansiosa (prefiero hacer mi rutina de ejercicios en las mañanas de manera que no tenga ese pensamiento en mi mente)

Esto no es solo por referencia personal.

Hay muchas razones por las que levantarse y poner tu cuerpo en movimiento a primera hora en las mañanas es algo obligatorio.

Si no eres amante de las mañanas entonces solo te pido que leas esto con la mente abierta.

Tal vez suene imposible para ti el convertirte en una persona que se ejercite por las mañanas, pero una vez también pensé eso y ahora no puedo imaginar mi vida de otra manera.

¿Por qué el ejercicio por la mañana es bueno?

Ejercitarse temprano en las mañanas ofrece numerosos beneficios, tanto para tu salud como para tu horario diario, que el ejercitarse en otros momentos del día no puede darte.

Si, tienes que ser disciplinada en levantarte temprano. Y si, tienes que estar enfocada en lograr un entrenamiento efectivo, no solo seguir el ritmo como si estuvieras en un estado zombi.

Quizás te interese: Bajar de peso o mantenerlo: Dieta 2000 calorías

Solo toma un poco de tiempo y de práctica antes de que el ejercicio por las mañanas se convierta en tu hábito.

Vamos a darle un vistazo a algunos de los beneficios de ejercitarse por la mañana.

1Mejora tu metabolismo

El exceso de consumo de oxigeno después del ejercicio (EPOC, por sus siglas en inglés) es una palabra de moda en el mundo del ejercicio.

Básicamente significa que tu cuerpo quema mas calorías después de tu entrenamiento, incluso cuando estas sentada en tu escritorio o manejando tu carro.

Un estudio mostro que los participantes quemaban un extra de 190 calorías en las 14 horas después del ejercicio en comparación con aquellos que no se ejercitaban.

Esto funciona perfectamente con una rutina de ejercicio por la mañana. Despiértate, ponte en movimiento, aumenta tu metabolismo y luego comienza a comer.

Cuando comes tu cuerpo puede hacer 1 de las 3 cosas con las calorías que estas consumiendo:

  1. Puede usarlas como fuente de energía
  2. Puede usarlas para reponer tu cuerpo
  3. Puede almacenarlas para después (por ejemplo, grasa)

¿Qué piensas que sucede cuando comes después de ejercitarte? Si, estas reponiendo tu cuerpo.

¿Qué sucede cuando comes después en el día mientras tu metabolismo todavía está andando como resultado de tu entrenamiento en la mañana? Estas reponiendo tu cuerpo y le estas dando calorías para que satisfagan tus necesidades metabólicas.

No obtienes este beneficio cuando te ejercitas en otro momento en el día.

2Cultiva un poco de consistencia

Ejercitarse en las mañanas asegura que no vas a interrumpir tu horario de entrenamiento con otra actividad diaria que parezca más importante.

Por ejemplo, si te ejercitas en la noche corres el riesgo de llegar tarde al trabajo, sentirte sobrecargada de diligencias que debes hacer, o cargar con otros elementos inesperados de tareas pendientes.

Y no pudiste hacer tu entrenamiento.

Otras veces tal vez simplemente te sientas demasiado cansada para ejercitarte al final de un largo día.

Quizás te interese: 5 frutas y verduras que seguro estas comiendo mal

Pero, en las mañanas no hay nada que te distraiga de hacer tu entrenamiento.

El ejercicio siempre será tu prioridad y debes hacerlo.

3Mejora tu energía física y mental

Comprometerse con el ejercicio en las mañanas es como tu taza de café natural.

Despierta tu cuerpo y prepara tu mente.

El movimiento puede ser una gran fuente de energía, algo que tal vez necesites cuando estés comenzando el día.

Pero más allá de eso, se ha demostrado que el ejercicio en la mañana mejora la concentración y las habilidades mentales por todo el día.

No solo te vas a sentir despierta y vas a tener más energía después de tu entrenamiento, sino que tu mente estará lista para cualquier tarea que le tengas preparada en el día.

Algunas investigaciones han medido la efectividad del ejercicio para “despertar” la mente, y el resultado demuestra que hace un mejor trabajo que el café.

4Desarrolla una fuerte disciplina propia

No creo que nadie me discuta cuando digo que despertarse temprano en las mañanas para ejercitarse mejora tu disciplina personal.

Al igual que cualquier hábito, desarrollar la disciplina de levantarse y ejercitarse en las mañanas solo se hace más sencillo con el tiempo.

Tal vez más importantemente, esta disciplina es probable que te ayude en otras áreas de tu vida.

Después de todo, si vas a ir tan lejos para ejercitarte todas las mañanas, emparejarlo con una alimentación saludable, por ejemplo, tiene bastante sentido.

5Duermes mejor

Despertarse temprano en las mañanas para ejercitarte de hecho ayudará a que duermas mejor.

Tu cuerpo disfrutará de un estado saludable de fatiga al final del día y estará listo para dormir.

Dile adiós a dar vueltas en la cama que suceden cuando tu cuerpo está ansioso.

Quizás te interese: ¿Por qué no puedo conseguir un abdomen plano? – 5 Razones

No estoy inventando esto tampoco: Un estudio reciente hizo que los participantes se ejercitaran a las 7am, 1pm, o 7pm 3 días a la semana. ¿Adivina quienes durmieron mejor y más plácidamente? Los que estaban ejercitándose a las 7am.

El ejercicio en las mañanas no solo mejora la duración del sueño que disfrutas, sino también la calidad del sueño al promover ciclos de sueño más profundos.

El ejercicio por la noche puede en realidad tener el efecto contrario.

Ejercitarse es una forma de estrés, y tu cuerpo reacciona al estrés liberando hormonas que incluyen la adrenalina.

¿Tendrías una dosis de adrenalina y luego esperarías dormirte pronto después? (no lo creo)

6Alcanzas tus metas de entrenamiento

Como lo mencionaba anteriormente, despertarse temprano en las mañanas para ejercitarse hace que el acondicionamiento físico sea una gran prioridad.

Bien sea que estés consciente de eso o no, comprometerse a algo (en este caso el ejercicio por las mañanas) que requiere sacrificio (en este caso, dormir) crea un argumento convincente en tu mente que dice, “mejor que valga la pena”

Nadie quiere despertarse temprano todas las mañanas para ejercitarse si no están dispuestos a ver los resultados.

El sacrificio requerido subconscientemente hará que trabajes más duro, que busques otras maneras de apoyar los resultados de tus ejercicios, y que te ayude a comprometerte al proceso durante un largo periodo de tiempo (ojala que sea por toda la vida).

Quizás te interese: Churros al horno

Una mentalidad orientada hacia los objetivos es fomentada por el hábito de sacrificio de ejercitarse por las mañanas.

7Amar tu vida

¿Necesito discutir este punto? Has creado un fuerte habito de ejercitarse por las mañanas, tu metabolismo está fluyendo, tu cuerpo esta sintiéndose y viéndose mejor, estas durmiendo mejor por las noches, y tu mente esta tan ágil como nunca.

Creo que puedes disfrutar de una buena vida.

Se ha promocionado al ejercicio como una cura para casi cualquier cosa que te aflija.

¿Resfriados frecuentes? Ejercicio. ¿Mala digestión? Ejercicio. ¿Te sientes deprimida? Ejercicio.

EL ejercicio es un desencadenante que libera endorfinas, nuestra droga incorporada de la felicidad.

Así que mientras tal vez no parezca algo agradable el levantarse de la cama para ejercitarse, puedes estar segura de que vale la pena.

Además de todos los beneficios que vienen con el estar saludable, tu cerebro literalmente va a estar en su “lugar feliz” cuando te ejercites.

¿Por qué no comenzar hoy mismo?

Compartir