En un beso, la vida: ¿Por qué los besos son saludables?

638
beneficios besos 2

El acto de unir los labios como demostración de afecto puede llegar a ser más que una muestra de amor. Un buen beso es una vía para sentirse mejor y no solo literalmente ¡Los besos son saludables!

El beso es un rasgo exclusivamente humano que según se dice, ha surgido como una forma de pasar los gérmenes de una persona a otra con el propósito de construir nuestra inmunidad.

Ese basamento es muy poco romántico, ¿verdad? Aunque los besos tengan una función biológica para los humanos, lo cierto es que nosotras disfrutamos besar y ser besadas por mucho más que por esas razones.

Y la ciencia cada día ha avanzado más en hacernos comprender que besar no solo es divino y gratificante, sino que los besos son buenos para la salud.

Hay investigadores que han llegado a concluir que un beso al día sería suficiente para mantenernos alejada del médico.

Quizás te interese: Beneficios del sexo para la salud que ni sospechabas

¿Tanto así? ¡Sigue leyendo!

¿Un beso sanador?

Besar no sólo se siente bien, es bueno para ti. Múltiples beneficios para el organismo han sido descritos luego de la simple unión de los labios.

Alivio del estrés, aumento de la excitación y mejora de la vida sexual, “masaje” al corazón y  reducción del colesterol. Son varios los cambios orgánicos benéficos que puede inducir el beso.

Aquí te enlistamos ocho razones para que corras a besar a tu pareja y ganes salud de la forma más rápida y divertida:

1Estimula tu sistema inmune:

Puede sonar contradictorio, pero el intercambio de saliva es una gran manera de defenderse de los virus.

Varios estudios han demostrado que las personas que besan con frecuencia, tienen niveles más altos de inmunoglobulinas que combaten las infecciones.

Otros estudios han reportado que los besos pueden reducir los resfriados, mejorar los ya existentes y hasta curar las alergias.

Quizás te interese: La parchita,aliada del sistema inmune

2El beso reduce la presión arterial

Cuando das un beso apasionado, se relajan tus vasos sanguíneos, lo que a su vez, ayudará a bajar la presión arterial. ¡Buena noticia para las hipertensas!

El beso consigue acelerar de forma sana tus latidos. Además, por el mismo hecho de que se dilaten los vasos sanguíneos, la sangre llega con más fluidez a todos tus órganos vitales.

3El beso tiene acción analgésica

No habrá un mejor analgésico para calmar un dolor de cabeza o un calambre muscular que un buen beso.

Como te dijimos antes, al besar, tus vasos sanguíneos se dilatan, lo que también  también ayuda a aliviar el dolor, en particular de dolor de cabeza o calambres menstruales.

Esto también ocurre porque durante el beso, tu cuerpo libera adrenalina y endorfinas, dos sustancias especialistas en bajarle el volumen al dolor.

Quizás te interese:Dolor de cabeza: remedios naturales que te aliviarán

¿Quién no quiere sentirse mejor en esos días de malestares femeninos? ¡Con un beso es posible!

4Lucha contra las caries

Al besar, aumenta la producción de saliva en la boca, y esto ayuda a lavar la placa que queda como residuo en los dientes. Esto, a su vez, te aleja de las temidas y molestas caries.

Pero, ojo al dato: El higiene bucal es fundamental para no transmitir las bacterias que causan las caries a tu pareja al momento de darle un beso. Así que por su bien y por el suyo, sé impecable con el cepillado y el control de tu salud bucal.

 

5Un buen beso, aliado de la felicidad

Besar desata un cóctel químico de bienestar que te llevará a sentirte muchísimo mejor. La producción de sustancias como la serotonina, la dopamina y la oxitocina se incrementa durante el beso.

Esto no sólo es importante para tu felicidad; sino que también puede ayudar a fortalecer tu relación: a más niveles de oxitocina segregados, más dispuesta a amar estarás.

De hecho, se sabe que aquellas personas reacias al compromiso en las relaciones, manejan niveles muy bajos de oxitocina.

Quizás te interese: 15 tips para mejorar tu calidad de vida

Curiosamente, los besos activan las mismas áreas en el cerebro vinculadas a la recompensa y la adicción. ¡Por eso puede llegar a ser tan adictivo besar a esa persona especial!

6Quema calorías

Un buen beso no va a sustituir el ejercicio físico, ni te liberará de los excesos de dulces, grasas o carbohidratos.

Pero con un beso intenso, vigoroso, apasionado, con mucha intensidad física, puedes llegar a quemar hasta 8 calorías por minuto.

Si tomas en consideración que quemamos hasta 1 caloría por minuto en estado de reposo, la próxima vez que estés en el sofá junto a tu chico, ¡aprovecha mejor el tiempo!

7Disminuye el estrés y la ansiedad

No hay mejor remedio para enfrentar el agotamiento y el cansancio del final del día que con un buen beso.

Cuando estamos estresadas, nuestro cuerpo se llena de cortisol, una hormona que tiene un efecto negativo en nuestro sistema inmunológico, sistema endocrino y en la salud del cerebro. ¡Mucho cortisol nos enferma!

Pero al besar, también suprimimos la liberación de cortisol y nos permite segregar endorfinas, lo que se traduce en una sensación placentera que reduce los cuadros de angustia, desánimo, tristeza o aflicción.

Así que no cae mal robarle un besito a la pareja cuando estamos muy estresadas, para notar un efecto calmante y tranquilizante casi inmediato.

Quizás te interese: El estrés engorda y la ciencia te explica por qué

8Tonifica los músculos faciales

Un beso vigoroso ayuda a ponerse en forma de su cuello y la mandíbula, porque ejercita alrededor de 30 músculos de tu cara y cuello.

Dato: Se cree que una persona promedio pasa más de 20.000 minutos de su vida dando besos.

Esta es la receta perfecta no quirúrgica para darle una apariencia juvenil a tu rostro, y evitar las arrugas: ¡segura, libre y divertida!

 

 

Toma nota y corre a darle un beso ya a tu chico, que tu organismo agradecerá la diligencia.

Compartir