Comer menos durante el fin de semana

3970
comer menos

Después de una dura semana de trabajo, la mayoría de nosotras estamos deseosas de de pasar un fin de semana relajante, complaciéndonos con todas las cosas que nos gustan – y la comida no es la excepción.

De acuerdo a una investigación llevada a cabo por Unilever, mientras que la mayoría de las personas suele ser estricta con su dieta durante la semana, los sábados y domingos nos olvidamos completamente de alimentarnos saludablemente y tendemos a darnos todos los gustos.

¿Comiendo de más o solo relajándose?

El estudio realizado en más de 11.000 hogares reveló que las ingestas de grasa saturada pueden alcanzar los 33 gramos –mucho más a los 30 gramos recomendados por día –  durante los fines de semana.

Esto sucede ya que en estos días incluimos en nuestra dieta comidas como tostadas con manteca, quesos grasosos, salsas cremosas pizza, snacks, chocolate y un largo etcétera.

No es sorpréndete entonces que los fines de semana pueden tener desastrosos efectos en nuestros intentos de perder peso.

En efecto, una investigación publicada por el “Journal of Obesity” encontró que los sábados son los peores enemigos para las mujeres que están intentando adelgazar. 

El estudio siguió a 48 adultos de entre 50 y 60 años y mostró que los programas para perder peso que estás personas seguían estaban teniendo un efecto más lento que el esperado. ¿La razón? Comer más durante los fines de semana.

En otras palabras, parte del trabajo duro efectuado durante la semana estaba siendo echado a perder por no ser constantes durante todos los días de la semana.

no comer de mas

Tardes de domingo

Pero comer de más no es lo único que hace de los fines de semana los peores saboteadores en nuestra guerra contra el sobrepeso.

Los domingos a la tardes son conocidos por ser de poca actividad, quizás porque nuestro ánimo no es el mejor por saber que al día siguiente es lunes y comienza otra dura semana de trabajo.

Quizás te interese: 8 cosas que estás haciendo que impiden que pierdas peso

Para demostrar esto, un estudio analizó la actividad de 100 adultos durante todos los días de la semana y encontró que los domingos las personas realizaban en promedio 2.221 pasos menos que en el resto de los días.

Esta diferencia fue aún más marcada en personas obesas o con sobrepeso.

¿¡Por qué!?

Cuando lo vemos de esta manera, parece muy tonto desperdiciar todo el trabajo y sacrificio realizado en la semana. ¿Por qué es que hacemos esto?

Como todo en la vida, esto suele ser una combinación de distintas cosas, pero lo que sucede principalmente es que sentimos que después de tanto esfuerzo, realmente nos merecemos un trato especial – es más, ¡A veces hasta lo planificamos!

Quizás te interese: 10 sorprendentes tips para adelgazar

El problema es que, a menos que seamos realmente cuidadosas, darnos estos gustos puede proveer más calorías a nuestro cuerpo que todas las que hemos logrado evadir durante la semana.

Por ejemplo, reduciendo 500 calorías diarias de lunes a viernes, nos daría un total de 2.500 calorías totales durante la semana. ¡Excelente trabajo!

Sin embargo, come un plato de pastas con alguna salsa a base de crema más una copa de vino y ya habrás sumado 2.000 calorías.

Agrégale a eso un muffin y un latte mientras esta de shopping el domingo y habrás agregado otras 700 calorías. ¡Eso ya es más de las calorías que habías cortado durante la semana!

Sabotaje de fin de semana

comer_menos_fin_de_semana

A pesar de que siempre nos convenzamos con la típica frase “empiezo el lunes”, un fin de semana de excesos puede hacernos subir medio kilogramo muy fácilmente.

El resultado: nos pasaremos toda la semana intentando perder la grasa obtenida el sábado y el domingo, solo para volver a cometer el mismo error el próximo fin de semana, haciéndonos caer en un círculo vicioso.

Quizás te interese: Las 7 bebidas que destruyen la grasa

En los fines de semana, nuestras actividades también cambian, por lo que nos darán más oportunidades para romper nuestra dieta.

Ir de shopping y tomarnos algo en una cafetería, ver a nuestros hijos o nuestra pareja practicar algún deporte mientras comemos/tomamos algo en el bar o simplemente no tener ganas de cocinar y pedir algo de afuera.

Eventos sociales

Los fine de semana involucran en general más reuniones sociales, y la mayoría de estas incluyen comer y tomar, y no justamente cosas saludables.

La mayoría de estos alimentos y bebidas contienen un alto contenido calórico, además de no tener ninguna información nutricional para que podamos comprobar cuantas calorías estamos ingiriendo.

Quizás te interese: Deliciosa y saludable dieta de 1600 calorías

Esto provoca que terminemos adivinando y no haciendo una estimación correcta de la cantidad  de calorías consumidas en exceso.

¿Cómo comer menos los fines de semana?

Si quieres evitar desperdiciar todo el progreso realizado en la semana, la regla de oro es no ingerir más de las calorías correspondientes de acuerdo a tu peso y contextura física.

Sin embargo, sabemos que es difícil realizar esto. Además, darnos un pequeño gusto el sábado o el domingo nos ayuda a continuar la dieta con una sonrisa el lunes.

Para poder lograr esto hay dos consejos claves a seguir:

  1. Calcula exactamente cuál va a ser el exceso de calorías e intenta reducirlo. Así que si planeas comer pizza junto con un vaso de cerveza el sábado por la noche, intenta no comer más de 2 o 3 pociones y bebe solo un vaso de cerveza. De esta forma habrás ingerido solo 500 calorías, cosa que no es mucho, principalmente si sigues nuestro consejo número 2.
  2. Si sabes que durante el fin de semana excederás tu dieta en 500 calorías, recorta tu dieta diaria 100 calorías más. De esta manera compensarás los excesos del sábado o el domingo y podrás volver el lunes con más ganas y con tu progreso intacto.

Quizás te interese: Adelgaza acelerando tu metabolismo

Simplemente presta atención a tus comidas durante el fin de semana, intenta controlarlas y tómalas en cuenta para, durante la semana, realizar una esfuerzo de más y continuar hacia tu objetivo sin que nada te detenga o te retrase.

Compartir