7 cosas que te están haciendo ganar peso secretamente

35

¿No estás segura de por qué tus jeans ahora se sienten más apretados? Las decisiones que tomas en tu vida diaria pueden estar causándote secretamente un aumento de peso.

Aquí tienes como descubrir a los saboteadores de tu dieta y ejercicio.

1Bebidas excéntricas de las cafeterías

Tu bebida diaria de la cafetería de la esquina tal vez esté añadiéndole una cantidad significativa de calorías a tu dieta.

Por ejemplo, un café grande con sabor a fresa y un cappuccino con crema con leche completa y crema batida en esa cafetería tan elegante de la esquina puede contener 370 calorías y 15 gramos de grasa. En vez de eso, escoge un café regular.

Un café solo, no tiene calorías, pero incluso con crema y azúcar es una mejor opción: le añades 24 calorías y 3 gramos de grasa por cada cucharadita de crema, y 16 calorías por cada cucharadita de azúcar.

Haz este cambio del café excéntrico por uno regular una vez a la semana y vas a eliminar 17.160 calorías al año, lo cual significa unas 5 libras.

Quizás te interese: Cómo reparar un labial roto

2Comer sobre la marcha

La mayoría de nosotras nos hemos encontrado en la situación de caminar y comer, o comiendo velozmente para poder  llegar a tiempo a nuestro próximo compromiso.

“Comer sobre la marcha a menudo nos lleva a comer muy rápidamente por el hambre y para mantener las señales de satisfacción” dice Mary Bamford, una dietista registrada.

¿Qué es comer muy rápido? De acuerdo con Bamford significa tomarse menos de 20 minutos en comerse la comida.

En vez de eso, siéntate (comer en el carro mientras vas manejando no cuenta) y baja la marcha.

“Si comes apurada y te confías en tus señales de hambre para saber cuándo ya has tenido suficiente, vas a tener que comer en exceso para sentirte satisfecha” dice ella, “Y luego 30 a 60 minutos más tarde, si estás prestando atención, tal vez te des cuenta que te sientes muy llena” añade ella.

Así que deja de caminar y comer, y haz algo de tiempo para saborear tus comidas.

3Comer en exceso los fines de semana

Los investigadores han encontrado que la gente no se da cuenta de que marcadamente comen más los fines de semana, en especial los sábados, cuando tienden a consumir más grasa.

Esas calorías extras se añaden rápidamente.

Quizás te interese: Cómo cuidar tu cabello a la hora de nadar

Para combatir el comer en exceso los sábados y domingos, préstale atención al tamaño de las porciones, pésate todos los días (o los viernes y los lunes solamente) y vigila tu consumo de alcohol, el cual provee calorías vacías y disminuye tus inhibiciones a la comida.

4Porciones que son muy grandes

Es un hecho simple: come menos y vas a perder peso.

Hay una buena evidencia de que en los últimos 50 años, las porciones de los restaurantes se “han agrandado mucho”, y nuestras cinturas han crecido junto con ellos.

Nos hemos acostumbrado a comer grandes porciones de comida y hemos ido dañando nuestra salud.

Para combatir este hábito, usa un plato más pequeño para tus comidas. Menos espacio en el plato significa un control automático de la porción.

Y cuando estés ordenando o comprando un alimento, escoge un tamaño más pequeño de cualquier ítem con altas calorías.

5Dietas fracasadas

El hacer dieta hace de la comida una enemiga, no una fuente de sustento y de bienestar.

La llamada dieta yo-yo – perder peso, ganar ese peso que perdiste, perderlo nuevamente y así sucesivamente – es malo para tu salud.

Si de manera repentina disminuyes tu consumo de alimentos, tu cuerpo, debido a que fue diseñado para la supervivencia, disminuirá tu metabolismo con el propósito de almacenar energía de forma más eficiente.

Quizás te interese: Como hacer tu propia loción bronceadora casera

Esto es por lo que las personas que hacen dietas tienen antojos de chocolate, lo cual le da un impulso rápido a sus niveles de energía, y por lo que la pérdida de peso disminuye dramáticamente después de las primeras dos semanas.

Para alcanzar y mantener un peso corporal razonable, necesitas una dieta balanceada llena de nutrientes para prevenir las enfermedades y para asegurar un óptimo nivel de energía y un bienestar psicológico.

6Saltarse las comidas

“El saltarse las comidas puede tener un impacto negativo en tu metabolismo”, dice la nutricionista de Toronto Aviva Allen – tu cuerpo tal vez empiece a almacenar grasa extra en anticipación a mas comidas saltadas.

En vez de comer menos, consume meriendas y comidas más pequeñas y más densas en nutrientes más a menudo – cada tres horas es ideal – y trata de no comer después de las siete de la noche, cuando tu metabolismo está en su punto más lento.

Comer frecuentemente también hace más sencillo el permanecer en el peso porque negarte a ti misma la comida no es una práctica sostenible.

“El mayor error es pensar en tu dieta como un evento temporal para alcanzar una meta de pérdida de peso específica,” dice Allen.

“Si planeas regresar a tus viejos hábitos una vez que has alcanzado tu meta, el peso regresará rápidamente.”

Quizás te interese: ¿Cómo usar una falda tipo lápiz de forma casual?

7Entrenamientos aburridos

No importa que tan bueno sea el plan de acondicionamiento físico, apegarte a la misma rutina día tras día es difícil – y desmotivador.

En su primer libro, 5-Factor Fitness, el entrenador de Hollywood, Harley Pastnernak recomienda un entrenamiento diferente para cada día de la semana, cada uno enfocado en una parte diferente del cuerpo.

Bien sea que varíes el número de repeticiones que haces o que hagas un cambio entre cardio y entrenamiento de resistencia, es importante variar tu rutina lo suficiente como para que no te aburras. “Por lo menos una cosa debe ser diferente diariamente,” sugiere Pastnernak.

Compartir