7 cosas que suceden cuando haces el ejercicio de la tabla todos los días

93

Aunque hacer el ejercicio de la tabla parece algo muy sencillo, ¡para nada lo es!

Este ejercicio increíblemente popular – el cual debería ser parte de la rutina de entrenamiento de todo el mundo – puede seriamente impulsar tus niveles de acondicionamiento físico.

La tabla básica no requiere de ningún equipo, puede ser hecha en todos lados, compromete múltiples grupos musculares simultáneamente y beneficia todo el cuerpo en una multitud de formas.

Continúa leyendo para descubrir todas las cosas increíbles que sucederán cuando añades el ejercicio de la tabla a tu régimen diario.

1Tu fuerza del centro del cuerpo mejorará

Uno de los mejores beneficios de hacer el ejercicio de la tabla regularmente es que fortalecen tu abdomen – esos músculos, huesos y articulaciones que enlazan la parte superior e inferior del cuerpo.

Debido a que comprometemos el centro del cuerpo constantemente durante nuestra vida diaria – cuando nos levantamos, giramos, alcanzamos algo o nos doblamos – es probablemente el área más importante del cuerpo que se debe trabajar.

Sostener exitosamente la posición de la tabla requiere que aprietes y comprometas todos los grupos de músculos principales del centro del cuerpo – el transverso abdominal, el recto abdominal, el musculo oblicuo externo y los glúteos.

Cuando la fuerza del centro del cuerpo mejore, las tareas diarias se hacen más sencillas, nos sentimos más fuertes y nuestra habilidad atlética mejora.

Quizás te interese: 4 peinados con moño bajo sencillos y lindos

2Vas a tonificar tu barriga

Olvídate de hacer incontables ejercicios abdominales todos los días – ellos no son tan eficientes cuando se trata de obtener un estómago plano y  tonificado de todas formas.

Una editorial reciente en el Diario Navy, una publicación independiente que cubre el U.S. Navy, también se refirió a los abdominales como “un ejercicio pasado de tiempo que es visto hoy en día como una causa clave de lesiones en la espalda baja.”

En vez de eso, la tabla es la mejor opción.

Un estudio publicado en el Diario de Fuerza y Acondicionamiento encontró que la tabla provee 100% de activación de tus músculos abdominales mientras que los abdominales solo proveen un 64%.

La práctica regular de la tabla significa que tus músculos abdominales se harán más fuertes, y se endurecerán.

Además, vas a tonificar otras áreas de tu cuerpo también, dándote un poco más de recompensas.

Quizás te interese: ¿Qué estilo de peinado te queda mejor con la forma de tu cara?

3Vas a fortalecer tu espalda

Mientras que algunos ejercicios que trabajan el centro del cuerpo pueden en realidad debilitar y posiblemente lesionar la espalda (tal como los ejercicios abdominales), la tabla en realidad ayudará a fortalecerla.

En particular, los músculos superiores de la espalda se harán más fuertes.

Aun más, la tabla se ejecuta mientras se mantiene una columna vertebral neutra, eliminando el esfuerzo constante causado por flexionar y extender la columna vertebral.

4Vas a disfrutar un metabolismo incrementado y quema de grasa

Mientras que hacer una tabla rápida o dos no quemará tanta grasa como los ejercicios cardiovasculares, es una forma más eficiente de quemar grasa.

Cuando te comprometes en entrenamiento de fuerza, tu tasa metabólica incrementa incluso después de que has terminado de ejercitarte, algo que no sucede con la actividad cardiovascular.

Por cada libra de músculo que ganes, tu cuerpo quema alrededor de 50 calorías más por día.

Entonces, si ganas 10 libras de músculo, puedes quemar hasta 500 calorías más por día que las que quemabas cuando eras más débil.

5Incrementarás tu flexibilidad y disminuirás tu riesgo de lesión

Permanecer flexible durante toda tu vida es vital con el propósito de prevenir lesiones – lo cual es por lo que los ejercicios funcionales que incrementan la flexibilidad deben ser parte de cualquier plan de entrenamiento bien diseñado.

Quizás te interese: Paso a paso de peinados con moño (Fotos)

Realizar ciertos ejercicios simples diariamente, incluyendo la tabla, puede compensar algo de la perdida natural de elasticidad de los músculos, tendones, y ligamentos, que vienen con la edad.

Puede ser una herramienta especialmente útil para aquellos que se sientan en un escritorio todo el día.

Las tablas trabajan para incrementar o mantener la flexibilidad al expandir y estirar los músculos alrededor de los hombros, clavícula, omóplatos, isquiotibiales e incluso los arcos de los pies y de los dedos.

Para realmente incrementar la flexibilidad considera añadir algunas tablas de lado a tu régimen de entrenamiento.

Estos estiran los músculos oblicuos, particularmente si extiendes tus brazos sobre tu cabeza en línea con tu cuerpo.

Quizás te interese: Cómo cuidar tu cabello a la hora de nadar

6Disfrutarás de mejores huesos y mejor salud

La actividad física no solo mantiene nuestro corazón saludable y nuestros músculos tonificados – es vital para unos huesos fuertes y articulaciones flexibles.

En particular, los ejercicios de carga de peso son clave para la salud de los huesos.

Estos tipos de actividades colocan esfuerzo en los huesos pegados a nuestros músculos, estimulándolos a reconstruirse a sí mismos.

Apoyar tu propio peso corporal – así como lo haces con el movimiento de la tabla – es un ejercicio de carga de peso fantástico el cual no verás que te excede demasiado.

7Tu postura y equilibrio mejorarán

Hacer la tabla mejora increíblemente tanto tu postura como tu equilibrio y, cuando se hace regularmente, ayuda a que te sientes o te pares derecha con más facilidad.

Fortalecer los grupos de músculos del centro de tu cuerpo lleva a una mejor postura, ya que los músculos del estomago y de la espalda tienen un gran impacto en los otros grupos de músculos en el cuerpo.

Las tablas también ayudan a prevenir o a revertir las deficiencias de postura.

Las tablas de lado o tablas con extensiones son particularmente beneficiosas para desarrollar equilibrio, y también las tablas ejecutadas en una pelota de estabilidad.

Compartir