9 Tratamientos de vinagre para tu piel y cabello

3924
Vinagre en el cabello

Piel más calmada

Añade ocho onzas de vinagre de sidra de manzana a una bañera llena de agua tibia, y sumérgete en ella durante 15 minutos.

Dado que el nivel del pH del vinagre de sidra de manzana es similar al nivel de pH de la capa del manto ácido protector de la piel, esto ayudará a restablecer el equilibrio.

Tónico facial

Mezcla una cucharada de vinagre de sidra de manzana y dos tazas de agua. Humedece un algodón, y pasa la mezcla sobre el rostro limpio y seco para una piel más tensa. No enjuagues (el olor se disipará rápidamente).

Los alfahidroxiácidos naturales del vinagre de sidra de manzana y el ácido acético estimularán la circulación y minimizarán los poros.

Enjuaga el cabello

Mezcla dos cucharadas de vinagre de sidra de manzana con una taza de agua, y úsalo para empapar el cabello después del lavado.

Enjuaga bien y continúa con un acondicionador ligero. El ácido acético en el vinagre de sidra de manzana quitará los residuos de productos acumulados y te ayudará a conseguir mechones brillantes y relucientes.

Alivia las quemaduras del sol

Mezcla 1/2 taza de vinagre de manzana y cuatro tazas de agua. Empapa una toallita con la solución, y aplícala en la piel quemada por el sol.

El vinagre de manzana ayuda a equilibrar los niveles de pH de la piel, promueve la cicatrización y previene la formación de ampollas.

Remedio para las heridas con rasuradora

Humedece un algodón con vinagre de sidra de manzana sin diluir, y pásalo en el área del problema.

Para protuberancias especialmente graves, intenta aplicar una ligera capa delgada de miel en el área primero, déjela reposar durante cinco minutos, luego enjuaga, seca y aplica el vinagre.

Las propiedades antiinflamatorias del vinagre de sidra de manzana calman la piel irritada, y el ácido acético suaviza la piel para ayudar a que los vellos encarnados crezcan más fácilmente.

Quizás te interese: Top recetas de mascarillas naturales para el rostro

Tratamiento para la caspa

Mezcla una solución de vinagre de sidra de manzana con partes iguales de agua. Masajea en el cuero cabelludo antes del champú.

También puedes colocar una cucharadita de vinagre de sidra de manzana en tu champú habitual y lavarte el cabello, masajeando y concentrándote en el cuero cabelludo.

El vinagre de manzana tiene propiedades antimicóticas naturales para combatir y mitigar la caspa.

Además, sus propiedades ácidas equilibran los niveles del pH y restauran la capa del manto del ácido protector del cuero cabelludo para alejar aún más el crecimiento de hongos.

Quizás te interese: Consejos de belleza caseros

Cura para una contusión

Remoja un algodón o almohadilla en vinagre de sidra de manzana sin diluir, y asegúralo con un vendaje. Déjalo por una hora. Especialmente para los moretones, luego coloca gel de árnica o crema.

Las propiedades anti-inflamatorias del vinagre de sidra de manzana calman la piel lastimada, y su ácido acético aumenta la circulación y su curación.

Tratamiento para picaduras de insectos

Humedece un algodón o almohadilla en vinagre de sidra de manzana sin diluir, y aplícalo sobre la picadura para conseguir un alivio instantáneo.

Los ácidos en el vinagre neutralizan la comezón, mientras que sus antiinflamatorios disminuyen la hinchazón y sus propiedades para equilibrar el pH aceleran la curación.

Desodorante para los pies

Mezcla una taza de vinagre de manzana con cuatro tazas de agua en un recipiente grande. Remoja los pies durante 15 minutos, enjuaga y seca.

Las propiedades antisépticas del vinagre de sidra de manzana ayudan a desodorizar el mal olor y desinfectan los pies.

Además, sus propiedades antifúngicas previenen y combaten las condiciones micóticas como el pie de atleta.

¡Prueba alguno de estos métodos y cuéntanos como te fue!

Compartir