Cómo dejar de comer comida chatarra

472

¿Alguna vez te has preguntado porque no estás obteniendo los resultados que estás buscando para tu salud?

A pesar de:

  • Hacer ejercicio razonablemente
  • Mantener buenas relaciones personales
  • Trabajar duro y disfrutar tu trabajo
  • Escoger las opciones de comidas saludables cuando puedes

Aun así no estás perdiendo peso ni te estás sintiendo tan energética como deberías

¿Por qué?

Dos palabras: Comida chatarra

Personalmente, solía pensar que estaba en camino a ser una modelo. Pero después de un pequeño periodo de hacer pequeños progresos, me di cuenta que tal vez la del problema era yo.

Y descubrí que las pequeñas cantidades de comida chatarra que comía todos los días eran el problema.

Esta era mi rutina diaria. ¿Te suena familiar?

  • ¿Ver televisión? Voy a comer un bocadillo
  • ¿Estoy aburrida? Es momento de un refresco
  • ¿Me salté el desayuno? Mmmm.. me comeré un ponquesito
  • ¿Estoy cansada? Comeré algo que me haga sentir mejor
  • ¿Estoy triste? Comeré algo que me haga sentir mejor
  • ¿Voy a encontrarme con unos amigos? Hay que comprar alcohol y pasapalos.

Y la lista puede continuar.

Lo que yo pensaba que era una pequeña influencia resulto ser una de las cosas que me estaba conteniendo de cumplir mis metas.

Quizás te interese: Plan de comidas vegetarianas para perder peso

Pero la verdadera sorpresa no era la cantidad de comida que estaba consumiendo, era la calidad.

La comida chatarra está llena de ingredientes cuestionables y consecuencias negativas para la salud

Así que necesitaba parar. ¿Pero cómo dejar de comer comida chatarra?

¿Es incluso posible?

No solo es posible, puedes hacer un progreso significativo hoy mismo.

¡Sigue estos 3 tips que puedes poner en acción!

1Disminuye tus antojos por la comida chatarra

La comida chatarra ha sido diseñada para alcanzar el “punto dulce” de la apetencia humana.

Básicamente, esos alimentos causan que tengamos más y más antojos, a pesar de que nuestro cuerpo nos está diciendo que ya estamos satisfechas.

Estos alimentos también hacen un pico en nuestros niveles de insulina (con el azúcar), haciéndonos que nos elevemos un poco (alto) y luego nos estrellemos rápidamente (bajo).

El próximo paso lógico para que consigas esa energía alta de vuelta es comer más comida chatarra. Y así continúa ese ciclo.

Pero, aquí está el problema.

La apetencia y la saciedad (esto es lo “satisfecha” que una comida nos hace sentir) están ligadas inversamente.

Esto significa que el escoger alimentos para nuestras comidas que nos sacien bastante nos dará una energía estable y reducirá nuestros antojos por la comida chatarra

Come estos alimentos que te sacian bastante:

  • Carnes
  • Pescados
  • Papas o papas dulces
  • Huevos
  • Frutas
  • Arroz
  • Granos
  • Yogurt completo
  • Vegetales fibrosos

Evita estos alimentos que no te sacian, y aumentan tu apetencia:

  • Productos horneados
  • Dulces
  • Helado
  • Papas fritas
  • Refrescos

Aquí tienes una idea de cómo aplicar este consejo, paso a paso:

Paso 1. Escoge comidas para llevar que te sacien

Chequea la lista de arriba.

Busca recetas que los incluyan

Escoge estos alimentos en tu próxima compra en el supermercado de manera que siempre los tengas a la mano.

Paso 2. Identifica y elimina los alimentos que no te sacian de tu dieta

Chequea la lista de arriba

Bota esos alimentos o regálalos a amigos o familiares.

Los alimentos que no te sacian no son buenos para ti en ninguna manera, así que no te sientas mal por eso. ¡Deshazte de ellos!

Paso 3. (Opcional) Sigue un plan de alimentación para que el consumir comidas que te sacien sea algo automático

El planificar tus comidas puede hacer muy fácil el comer saludable, debido a que elimina la necesidad de buscar recetas y compilar una lista de compras.

Ahora ya sabes cómo hacer de tus comidas algo que te hagan sentir más satisfecha.

¿Qué hay acerca de esas actividades que parecen ir de la mano con el comer comida chatarra?

2Come menos comida chatarra al cambiar tu ambiente

El consumo de comida chatarra depende totalmente de tu ambiente.

Quizás te interese: Beneficios del sol en la piel

Esto es a lo que me refiero

  • Si vas a ver un deporte, comes perros calientes, nachos y cerveza
  • Si vas a juntarte con unos amigos, comen aperitivos y toman alcohol
  • Si vas al cine, compran cotufas y refresco
  • Si ves televisión, comes papas fritas y alcohol
  • Si estas estresada en el trabajo, vas y compras un bocadillo

Se ha convertido en el hecho de que cualquier actividad que hagamos tiene una comida que la acompañe

El tratar de deshacerte de esos hábitos es casi imposible. Pero eso está bien: en vez de remover esos impulsos simplemente tenemos que cambiar nuestro ambiente

Y así es como funciona:

Paso 1. Identifica tu impulso, actividad o acción

Aquí hay un ejemplo de cómo comienza:

Impulso: Quiero relajarme después del trabajo

Actividad: Así que voy a ver televisión

Acción: voy a hacer cotufas y comprar papas fritas

Aquí hay otra muy común:

Impulso: estoy estresada en el trabajo

Actividad: no haré nada hasta que sea la hora del almuerzo

Acción: voy a comprar un bocadillo o unas papas fritas

Esto es lo que vas a hacer: vas a buscar un lápiz y un papel y vas a escribir todos aquellos impulsos, actividades y acciones que vienen a tu mente en este instante

Paso 2. Cambia tu actividad para que automáticamente se cambie tu acción

Por ejemplo:

Impulso: Quiero relajarme después del trabajo

Actividad: doy una pequeña caminata de 15 minutos

Acción: disfruto de una caminata relajante sin bocadillos.

Por cierto, la mayoría de las actividades que escogemos para relajarnos pueden realmente contribuir con nuestros niveles de estrés (como ver TV o comer impulsivamente).

Lo que en realidad nos hace ser felices es algo un poco diferente

Otro ejemplo:

Impulso: estoy estresada en el trabajo

Actividad: Voy a dejar mi mente en blanco sin hacer nada.

Acción: Disfruto de una charla agradable con mis compañeros de trabajo, llamo a mi pareja, o camino un poco.

En el mismo papel donde has anotado esto, anota una actividad alternativa que puedas hacer cuando sientas un impulso.

Paso 3. Repita para otras acciones que involucren “comida chatarra”

Puedes cambiar la manera de cómo te encuentras con tus amigos, de cómo disfrutas tu tiempo libre, y así sucesivamente.

Haz este ejercicio para las otras actividades principales en la que te encuentres comiendo comida chatarra.

Pero, hay veces que simplemente quieres un bocadillo.

Eso está bien. Aquí hay una manera de cómo hacerlo mejor.

3Mejora tu nutrición al merendar comidas saludables

Quieres un bocadillo. ¿Qué es lo que haces automáticamente?

Agarras lo que tengas a la mano, en ese instante.

Bien sea que esté en tu escritorio, en la puerta de tu refrigerador, en un compartimento de tu carro, o en ese armario tan accesible en tu casa, el consumir una merienda se trata de lo que sea más fácil de conseguir.

Quizás te interese: Cupcakes receta – Deliciosa y Saludable

Pero esto es algo bueno, porque es fácil mejorar la nutrición y la frecuencia de tus meriendas

Sigue estos tres simples pasos

Paso 1. Mueve tus bocadillos a un sitio poco familiar para ti

Si tienes tus bocadillos en un lugar conocido para ti, muévelos de lugar.

La falta de familiaridad con el nuevo sitio funcionara en tu favor.

(Opcional: si estás muy motivada, ni te molestes con este paso. Mejor deshazte de los bocadillos)

Paso 2. Escoge reemplazarlos con productos saludables

Por ejemplo:

En vez de papas fritas, escoge frutos secos

En vez de chocolate, escoge frutas

Si no estás segura de cuales son saludables y cuáles no, puedes revisar éste artículo de nuestra página web.

Paso 3. Coloca tus nuevos bocadillos en el lugar anterior

¿Esa gaveta donde solías guardar el chocolate? Coloca allí tus bananas, frutos secos, vegetales, y otros bocadillos para llevar

Ahora, cuando automáticamente vayas a buscar un bocadillo, vas a satisfacer tu antojo y vas a mejorar tu nutrición al mismo tiempo.

Compartir