Estilo de alimentación: Dieta vegetariana estricta

600
Vegetales

El comer vegetariano se centra en consumir una gran variedad de alimentos que producen sensación de saciedad, son deliciosos y sanos, enfocarse en una nutrición netamente basada en frutas, verduras, guisantes, granos, semillas y nueces, es ser vegetariano.

Aunque consumir verduras es sano, al no incluir alimentos de origen animal que también son importantes, debes asegurarte de comer una diversidad importante de vegetales, con el objetivo de cubrir todas tus necesidades nutricionales, fundamentalmente proteína, calcio, hierro, zinc y vitamina B2, para evitar cualquier complicación de salud a corto o largo plazo.

Quizás te interese: Ejercicios en casa para adelgazar rápido

No existe una única dieta vegetariana, si indagamos un poco en el tema nos encontraremos con la sorpresa de que se dividen en tres tipos, la vegetariana común que es estricta excluyendo totalmente el consumo de todas las carnes y productos animales, la lacto- vegetariana que incluye alimentos derivados de las plantas y productos lácteos.

Y por ultimo la lacto-ovo vegetariana incluyendo productos lácteos y huevos, elegir alguno de estos modos de alimentación, dependerá de cada persona, de la manera en que ves la vida, de tus creencias, entre otros factores.

Si bien es cierto que este tipo de dieta te ayudará a perder peso, a prevenir enfermedades y te beneficiará en muchos otros aspectos, también debemos tomar en cuenta que es tan beneficiosa como riesgosa.

Ventajas y desventajas de este tipo de alimentación

En cuanto a los beneficios que tendrás con el vegetarianismo (hablamos específicamente del estricto) en tu organismo, debido a no consumir nada que tenga origen animal, es el bajo aporte de grasas saturadas, inexistente aporte de colesterol.

Además, esta dieta es rica en fibra aún más si incluimos cereales integrales, no preocupándonos así por subir de peso o problemas de obesidad, por el ato contenido de potasio de los vegetales nos ayudará a controlar la hipertensión, por poseer antioxidantes y vitaminas nos protegerá las células de ataques del exterior y del envejecimiento de las mismas.

Por otro lado, ser vegano tiene sus contra, principalmente la carencia de algunos micronutrientes, ya que hay nutrientes que son escasos o nulos en los vegetales, afectando notablemente la salud, como la vitamina B12 que se obtiene de productos cárnicos únicamente y el hierro de origen vegetal que no se absorbe fácilmente, por lo que tener deficiencia de ellos en el organismo ocasionaría una anemia.

Alimentos en una dieta vegana

Cuando queremos llevar adelante este tipo de alimentación, podemos comer cualquier fruto seco, productos de soya, panes, cereales, verduras de hoja verde, vegetales, frutas, granos enteros (lentejas, garbanzos) y legumbres.

Toma en cuenta, que en esta alimentación (vegetariana estricta) no se admite el consumo de ningún producto animal ni sus derivados, es decir, cero carne, pollo, pescado o mariscos, productos lácteos, huevos, grasas animales, la miel y otros productos derivados de animales o aditivos alimenticios.

Lechugas

Como llevar una dieta vegetariana

Para este tipo de alimentación debes ser mucho más organizada y planificar aún más tus comidas para evitar que falte algún elemento en el plato que reste los nutrientes que necesitas.

Si no eres vegana, pero quieres comenzar a serlo, es importante, que vayas haciéndolo de a poco, ve eliminando del consumo diario aquellos alimentos que no tienen cabida en este tipo de alimentación, debido a que eliminarlos bruscamente puede afectar tu salud.

Trata de consumir diariamente un puñado de frutos secos para obtener calcio de origen vegetal, combina legumbre y cereales, en el mismo plato para lograr una proteína completa, incluye algas para obtener  vitaminas B12, combina vegetales de hojas verdes o legumbres ricas en hierro como fuente de vitamina C para favorecer la absorción del mineral.

Para hacer las cremas y sopas, procura usar el agua donde cocinas las verduras, así aprovecharás todo las vitaminas y minerales que quedan allí, consume sal yodada, el consumo de agua es esencial, dos litros diarios.

Quizás te interese: Formas de incentivar hábitos saludables en tu pareja

Como puedes notar, ser vegetariana no es fácil, debes tener pleno conocimiento sobre cada uno de los alimentos que consumirás, beneficios y propiedades que poseen, además como debes combinarlos,  ya que no tener concomimiento sobre el tema, fácilmente puedes ocasionar una descompensación en tu organismo, trayendo consigo graves problemas de salud.

Por esta razón, es más sencillo comer de todo en cantidades equilibradas que buscar otras opciones a las fuentes de nutrientes de una alimentación común, aunque debemos conocer de igual manera lo que consumimos, no es tan riesgoso el no hacerlo como con un dieta vegana.

Existen muchos planes semanales que puedes poner en práctica para llevar a cabo este estilo de alimentación, sin embargo, es importante recordarte que el ejercitarte al menos tres veces por semana y consultar a un especialista en nutrición, te llevarán por el camino correcto hacia una vida saludable.

Sea por moda o por elección, la dieta que decidamos adoptar, de igual manera debemos estar chequeando constantemente a través de exámenes periódicos, por lo menos, dos veces al año, el adecuado funcionamiento de nuestro organismo.

Nota: Si tienes algún problema de salud o posees medicación con mayor razón debes consultar a tu médico cualquier cambio en tu dieta.

Compartir