8 hábitos que te generan problemas para bajar de peso

3790
problemas para bajar de peso

El almuerzo es la comida con que menos tranquilidad y cariño se come.

Hay mucha gente que almuerza encorvado sobre su escritorio, en su auto o hasta a veces se sienten tan abrumados que directamente lo evitan.

Y eso realmente es un problema, no solo por la falta de nutrientes, sino también porque esto lleva muchas veces al aumento de peso, dice la nutricionista de la ciudad de Nueva York, Brittany Kohn.

Ahora échale un vistazo a estos 8 hábitos que probablemente te estén haciendo subir de peso:

No siempre comer ensalada

Seguramente para mantenerte saludable almuerzas ensalada con alguna proteína baja en calorías.

Pero con el tiempo tus papilas gustativas van a cansarse y te “pedirán” otros gustos, y ese es el momento en que tú ingieres más calorías de las que debes, ya que comes complementos adicionales como por ejemplo:

  • Trocitos de pan
  • Frutos secos
  • Queso
  • Fideos crujientes

[quote_center]Lo más recomendable es comer una ensalada cada dos días.[/quote_center]

Almorzar a la tarde

Pasar tantas horas sin comer desde el desayuno es algo realmente malo, ya que esto hará que en el momento en que almuerces comas en exceso por lo tanto ingerirás más calorías de las necesarias.

Quizás te interese: Alimentos para mejorar tu sistema inmunológico 

Almorzar mientras navegas por internet o controlas el correo

“El comer mientras ves televisión o ponerte al día con tus correos electrónicos hace que te distraigas, por lo que te resulta difícil reconocer cuando estas llena” – dice Kohn.

Evita cualquier tipo de distracción mientras comes ya sea un dispositivo móvil o ver una película en la Tv.

Comer fuera de tu casa

dificultad para bajar de peso

“Aunque esto puede ser conveniente y una forma divertida de socializar con los compañeros de trabajo, comer fuera de tu casa a menudo puede conducirte al aumento de peso, ya que las porciones que sirven en los restaurantes generalmente son grandes y tienen muchas calorías” – dice Kohn.

Limítate a ir a estos lugares solamente una o dos veces por semana, en el caso que tengas que ir seguido por cuestiones laborales, intenta compartir las porciones para no comer de más.

Comidas empaquetadas

Incluso los sándwiches y las ensaladas que se ven saludables en la sección de “comida para llevar” en el supermercado, pueden estar repletos de calorías.

Comprométete a comprar comida 1 vez a la semana; la comida casera es mucha más sana y por lo general tiene menos calorías.

Además la comida preparada por ti está orientada a tus gustos por lo cual es más satisfactoria.

“Trata de preparar porciones dobles para la cena, así tienes de sobra para llevarte al trabajo al día siguiente”- sugiere Brittany.

Quizás te interese: Recetas de sándwiches saludables y deliciosos

Almorzar de pie

Si tu almuerzo habitual significa recoger algo de la cafetería de la oficina y luego comerlo en el camino de vuelta a tu escritorio, tu estas fomentando el aumento de peso.

“Las investigaciones han demostrado que las personas que comen de pie terminan consumiendo un 30 por ciento menos de calorías que las que almuerzan sentadas” – agrego Kohn.

Quizás te interese:  Señales de que estas comiendo poca grasa

Gaseosa dietéticas

“Las gaseosas light, te generan más hambre al no aportarte calorías cuando las bebes. Además de causarte hinchazón y fatiga, lo cual no es muy bueno si tienes por delante una tarde larga” – dice la nutricionista.

Es recomendable que tomes agua y le agregues un poco de azúcar con limón para satisfacer tus necesidades.

Saltearse el almuerzo por completo

Es prácticamente obligatorio almorzar ya que si no lo haces, en el momento en que te sientes para hacerlo sea a la tarde o a la noche probablemente te devores todo lo que haya en el refrigerador.

Lo más recomendable es comer aunque sea una pequeña cosa cada tres horas para poder mantenerte satisfecha y además hacer que tu metabolismo funcione correctamente.

Compartir