Como ejercitarse por las noches

29

Ahora que estoy en un trabajo de oficina todo el día, he perdido la oportunidad de ejercitarme durante mi momento favorito del día (eso sería a las 3 pm, cuando toda la productividad cesa de todas formas).

He estado un poco indecisa con respecto a convertirme en una persona que ama las mañanas nuevamente y ejercitarme en la noche, pero últimamente he descubierto que los entrenamientos por la noche me funcionan mejor.

Excepto cuando hay veces que no es así.

Aunque genuinamente me encante ejercitarme en la noche– después de un largo día sentada al frente de una computadora, estoy deseando algo de movimiento, de música y un poco de aire fresco – no siempre es fácil hacer que eso suceda.

Pero unas cuantas cosas simples me ayudan a tomar la delantera.

Si necesitas estar motivada para ejercitarte por la noche, aquí hay algunos tips que te pueden ayudar.

1Cámbiate a tus ropas de entrenamiento antes de que dejes la oficina

Esto me ha ayudado bastante.

Justo antes de que sea el tiempo de salir, en el baño me cambio a mis pantalones de yoga, mis zapatos deportivos, mi sostén deportivo, una camiseta y una chaqueta.

Quizás te interese: Merienda rápida: Palomitas de maíz o cotufas sin aceite

Esto hace que tenga el pensamiento de ejercitarme, además de que estoy obligada a decirle a mis compañeros que voy a ejercitarme, lo cual me ayuda a hacerlo en realidad.

Ponerte tus ropas primero también te evita que vayas a casa a cambiarte, a leer tu correo, y luego después revisar las noticias, y luego perder toda la motivación.

Incluso si no paras en el gimnasio en tu camino a casa desde el trabajo, igual deberías ponerte tu ropa de entrenamiento en la oficina.

¿Por qué? Porque cuando llegues a casa, ya tienes tus zapatos deportivos puestos, lo cual te da una motivación positiva, incluso aunque estés comiendo la cena.

Pero si llegas a casa con tu vestido y tus zapatos y te colocas tu ropa deportiva en el cuarto, probablemente saltes el paso de los zapatos, así que se siente como si estuvieras usando el pijama, lo cual hace más sencillo que te pongas cómoda en el sofá con tu cena.

2Toma clases de noche

Preferiblemente clases en las que tengas que apurarte para llegar a tiempo.

Por alguna razón, cuando tengo planes de ir a una clase después del trabajo, hago todo en mi poder para llegar allí.

Quizás te interese: Trufas de zanahoria

Me apuro todo el día porque sé que si no lo hago, no voy a poder llegar a la bicicleta esa noche.

Pero si todo lo que voy a hacer es correr, sé que puedo hacer eso a cualquier hora, y sin ese sentido de urgencia, soy más probable a retrasarme en el trabajo por una media hora extra, hasta que estoy muy hambrienta para irme a correr y luego cuando llego a casa y hago la cena, es muy tarde para hacer cardio.

Si no tienes acceso a clases, búscate un compañero.

Eso te obligará a continuar adelante y te ayudará igual que una clase.

3Planifica tu cena con tiempo

Son preferibles las cenas de cocción lenta.

Odio tener que salir del gimnasio hambrienta y luego tener que pensar acerca de parar en la tienda para comprar unos ingredientes y luego llegar a casa a cocinar.

Es muy bueno tener todo preparado en la mañana y saber que tu cena te está esperando cuando llegues.

Quizás te interese: Rutina de entrenamiento para tonificar y ganar fuerza

Si necesitas algunas ideas, puedes consultar unas cuantas recetas, la mayoría de las recetas de sopa funcionan muy bien.

4Escoge los entrenamientos nocturnos correctos

Soy una gran creyente de hacer  el ejercicio sencillo para una misma.

Si, al final de un largo día, realmente solo tienes energía para ejercitarte por 30 minutos, no te digas a ti misma que tienes que hacer 45.

Al igual que ya no me gusta generalmente correr en las mañanas, porque la sola idea me hace sentir ganas de vomitar y es muy probable que no lo haga, solo termino los días largos con un entrenamiento que me haga sentir mejor, no uno que me haga sentir estresada.

Soy también una de las personas que a menudo no puede dormir por la noche si me ejercito muy tarde en el día, así que he empezado a hacer ejercicios de Core Fusion en las noches, especialmente si se que no puedo ejercitarme hasta después de las 8:00.

Quizás te interese: Los mejores colores de sombra para tus ojos azules

Es un buen entrenamiento y me hace sentir muy bien, pero sé que puedo hacerlo y puedo tener una buena noche de sueño.

Pero esa soy yo ahora. Hace unos cuantos años, me gustaba correr al gimnasio a las 11:30 justo antes de que cerraran y luego regresaba a casa y me acostaba a dormir.

Vale la pena probar diferentes métodos si uno no parece estar funcionando correctamente.

Compartir