7 errores comunes de la mujer en el sexo

803
errores comunes mujer sexo

De las fallas se aprende más que de los aciertos. Y conocer cuáles son los errores más comunes de la mujer en el sexo será un aprendizaje que valorarás para siempre.

Quizás intuyes o conoces con mucho detalle cuáles son las preferencias de tu chico en la cama. ¡Eso está genial! Lo bueno suele comentarse más.

Pero no estaría de más hacer un ejercicio de sinceridad y repasar cuáles son esas cosas en las que a lo mejor fallas y que él no te comenta para no herir tus sentimientos.

¿Es prudente hablar de los errores en la cama?

¡Claro!  La comunicación de la pareja no se debe limitar a los asuntos pesados. Un acto de disfrute conjunto y vital para mantener viva la llama de una relación, como el sexo, no debe ser escondido debajo de las sábanas.

La sanidad de una relación está directamente relacionada con el nivel de confianza que se tenga con el otro y que te permita tratar hasta el asunto más espinoso.

Que te digan los errores que cometes en el sexo no debe ser tomado como una afrenta personal. Sino más bien, como una oportunidad para mejorar que tú, principalmente, agradecerás.

Quizás te interese: Consejos para tener una relación sana

¿Cuáles son los errores más comunes de la mujer en la cama?

No tienes que reinventar la descripción del kamasutra, ni convertirte en la sensación mundial del pool-dance.

Solo bastará con modificar ciertas conductas, destronar falsas creencias sobre el sexo y entender cómo funciona el deseo sexual en ellos.

Algunos de estos errores pueden sacarte del radar de inmediato si estás en fase de conquista. Otros, debes evitarlos por razones de salud y hasta de seguridad.

Si tu relación ya está establecida, reincidir en estas fallas puede dañarla a largo plazo. Evitarlas, te hará subir un peldaño en la escalera del placer ¡Superarás tus sueños más salvajes!

Quizás te interese: Mejora tu relación de pareja con estos 5 trucos immperdibles

1Dejar todo el placer del encuentro en sus manos:

Para los hombres, no es sexy una mujer que se comporte como un objeto inanimado durante el acto sexual.

Los hombres no leen la mente; pueden interpretar señales de tu cuerpo, pero no les endoses tu placer. Guíalos con tu respiración y gemidos. Ten iniciativa y sorpréndelo con una nueva posición o variante de las que siempre practican.

Sé específica, sin ser una extrema mandona –a menos que lo convengan en un juego de roles-. No le digas qué están haciendo mal, sino cómo hacerlo mejor.

La poca predisposición de una mujer al acto sexual, su falta de creatividad o su escasa participación, va apagando progresivamente la libido.

Quizás te interese: Razones por las que los hombres son infieles

2Hablar todo el tiempo…y no precisamente del sexo.

Muchas mujeres cometen el error de llevarse los problemas como otro invitado más al maratón sexual. Gran error.

No es para nada sexy usar la cama como el diván del psiquiatra. En varias investigaciones científicas, los chicos han sido concluyentes al afirmar: si no estás hablando del sexo que estás teniendo, de lo rico que lo pasas, mejor no hables.

 La idea no es quedarte en total silencio, pero si vas a decir algo, que sea una frase excitante, subida de tono, o que le indique lo bien que la estás pasando.

3 Olvidarte de la higiene

Un error común y no solo atribuible a la mujer, aunque es tan fácil de remediarlo.

Más allá de tomar una ducha y mantener una buena apariencia en la zona genital o en las áreas que son más atractivas depiladas, debes extremar tu cuidado genital cuando tienes vida sexual activa.

Tu visita con el ginecólogo te librará de infecciones y hongos que pueden alterar tu ph vaginal y, como consecuencia, causar olores desagradables en tu vagina.

Tampoco está de más realizarte exfoliaciones de las zonas de la piel que tienden a acumular durezas –talones, rodillas, hombros- y usar cremas perfumadas. ¡Cuida que todo esté en orden y provoque!

4Fingir placer

A veces está bien subir un poco el volumen a los sonidos o palabras que comunican la satisfacción, pero que no se te vaya la mano.

No hay hombre que crea o disfrute cuando finges en demasía. Al fingir, también, te alejas de la posibilidad de llegar al gozo real.

Mejor, enfócate en aprender las técnicas para llegar al orgasmo. ¡Tu cuerpo gritará placer por si solo y a él le encantará!

5Ignorar sus necesidades

No debes ser egoísta en la cama. Si él está haciendo su parte para darte placer, entonces ¡cumple con tu cuota del trato!

Intenta probar, dentro de tu límite aceptable por supuesto, prácticas nuevas, posiciones distintas y complácelo con el sexo oral. Todo hombre te lo sabrá agradecer.

Hay muchas formas de hacer más agradable la felación: condones saborizados, geles con sabor. Ábrete a la posibilidad y disfrútala lo más que puedas.

Quizás te interese: Ellos son infieles por estas razones

6Sexo siempre a oscuras

Puede ser romántico, divertido y permite explorar de vez en cuando sensaciones, pero cuidado. Los chicos son primordialmente visuales, ¡no lo pidas siempre a oscuras!

La inconformidad con nuestro cuerpo nos lleva a apagar las luces. Pero tu hombre se deleita más cuando puede ver tu pelo, tu cara, tus reacciones, tu cuerpo de mujer en plena acción. No lo prives de esa imagen.

No tienes que iluminar tu cuarto como un estadio, pero permite que haya algo de luz tenue, como la de la noche; una artificial a baja graduación o la de una vela.

Como beneficio adicional, tener algo de luz los hará menos “torpes” al cambiar de posición e incorporar otras sensaciones y elementos durante el acto sexual.

7Ceder tu seguridad y disfrute

En ocasiones, la mujer accede en demasía para “satisfacer” a su pareja, sin pensar en las consecuencias que eso trae para ella.

Lo más riesgoso es aceptar tener relaciones sexuales desprotegidas: Si tu cita no quiere usar condón contigo en las primeras de cambio, seguro no lo ha usado con sus parejas más recientes.

Tu cuerpo es tu templo. No aceptes prácticas sexuales que te traigan consecuencias en tu salud, ni te expongas a enfermedades de transmisión sexual.

Ciérrale el paso también a los amantes egoístas: esos hombres que son solo “yo-yo” todo el tiempo, demandan placer, pero no saben ser recíprocos.

¡No lo permitas! Puedes darle un par de oportunidades para que mejore su desempeño, pero si no lo hace a la tercera, es causa pérdida. Por tu bien sexual, déjalo ir. Encontrarás alguien mejor.

Quizás te interese: Cinco clases de hombres con los que nunca querrás casarte

Cada cabeza es un mundo y cada preferencia sexual es una isla dentro de él. Así que conversa con tu hombre a capa caída, cuál de estos errores comunes de la mujer en el sexo estás cometiendo.

Compartir