4 errores de entrenamiento que cometen las mujeres

51

Por más de una década he interactuado con miles de mujeres – en el gimnasio que fundé, por todo el internet y a través de un programa de entrenamiento online – y ¿quieres saber que he descubierto?

La mayoría de las mujeres que están buscando un consejo de entrenamiento quieren cinco cosas. Ellas quieren:

  • Verse bien
  • Sentirse bien
  • Estar saludables
  • Ser fuertes
  • Sentirse en paz con sus cuerpos y consigo mismas

Todo eso sin pasar su vida en el gimnasio.

Entonces, ¿por qué esto es tan difícil de lograr? ¿Por qué no pueden obtener los resultados que quieren cuando estas dispuestas a trabajar tan duro?

El decir que las mujeres están cometiendo errores puede parecer un poco negativo.

Lo que quiero decir es que estos son errores que ellas ni siquiera saben que están haciendo.

Normalmente simplemente siguen los consejos populares que les dan las voces más fuertes. Desafortunadamente, las voces más fuertes son normalmente las voces de entrenadores de “celebridades” no calificados y de la industria multibillonaria de pérdida de peso.

La industria de pérdida de peso en particular emplea tácticas poco éticas e implacables que se aprovechan de las inseguridades de las mujeres.

Ellos tratan de convencernos de que no somos lo suficientemente buenas y nos prometen resultados poco realistas que no pueden ser alcanzados “sin esfuerzos” usando  la pastilla más actual, un polvo, un aparato, o cualquier tendencia de acondicionamiento físico, pero no estoy de acuerdo.

Quizás te interese: Diseños artísticos y elegantes para uñas cortas

La mayoría de la información de acondicionamiento físico dirigida a las mujeres no solo insulta nuestra inteligencia y ataca nuestra autoestima, más a menudo su meta subyacente es vendernos algo.

Estos son los 4 errores que las mujeres cometen cuando se trata de verse y sentirse bien, estar saludables y fuertes, y sentirse en paz con sus cuerpos.

1Escoger la modalidad de entrenamiento equivocada para sus metas específicas

Cuando una mujer decide que quiere “ponerse en forma”, ella a menudo gravita en la dirección de actividades pesadas de cardio como correr, spinning o kickboxing, y se aleja totalmente del entrenamiento de fuerza puro.

Mientras que no hay nada malo con respecto a hacer cardio (especialmente si lo disfrutas), hay numerosos beneficios del entrenamiento de fuerza para mujeres.

Quizás te interese: Efectos de los frutos secos en tu salud

Como ya habrás leído antes probablemente, el entrenamiento de fuerza puede ayudarte a mejorar tu postura e incrementar tu densidad de los huesos.

También ayudará a que añadas masa muscular, la cual es un gasto metabólico especialmente cuando te estás recuperando del ejercicio, haciendo que sea más fácil que pierdas la grasa corporal.

Sin mencionar que hacerte más fuerte es uno de los métodos más efectivos para aumentar tu confianza personal.

Si, ha habido un gran cambio durante los últimos cinco o seis años con más mujeres escogiendo el cuarto de pesas que antes, pero siempre y cuando todavía hayan “expertos en acondicionamiento físico” aconsejando mal a las mujeres a que “nunca levanten más de tres libras” todavía hay mucho trabajo por hacer.

Por supuesto, nunca le diríamos a nadie que se abstenga de hacer alguna actividad que disfruten, sin embargo, si verte y sentirte en forma, saludable y fuerte es una de tus metas principales, el entrenamiento de fuerza es algo obligatorio.

2No seguir un programa bien diseñado

Como lo mencioné en el punto anterior, el entrenamiento de fuerza es crítico para las mujeres.

Pero ¿sabes qué? Simplemente levantar unas pesas y hacer unas cuantas repeticiones aleatorias de un ejercicio no es suficiente.

Quizás te interese: Errores en tu alimentación ¡Solucionalos!

Un entrenamiento de fuerza apropiado es un programa equilibrado.

Lo digo todo el tiempo, no puedes simplemente correr, no puedes solo estirarte, no puedes solo levantar.

Con el propósito de hacer que el progreso tenga significado, debes asegurarte de que estás haciendo unas cosas claves. Necesitas un programa bien organizado.

3No levantar lo suficientemente pesado

Antes de que supiera algo de levantamiento de pesas, solía ir al gimnasio y pasar 60 minutos en la cinta de correr, y luego caminaba a las pesas libres y agarraba mancuernas de 5 libras o de una, y me iba a casa.

Hacía un poquito de levantamientos laterales, y luego un poco de levantamiento de bíceps, y luego trataría de copiar con estilo algo que alguien más estuviera haciendo que se viera muy bien.

Es seguro decir que no estaba yendo a ningún lado.

Mi cuerpo no cambió, y no noté ningún incremento en mi fuerza para nada. ¡Pero estaba levantando pesas! ¡Y era consistente! ¿Por qué no veía resultados?

Porque no estaba levantando lo suficientemente pesado, así de simple.

4No descansar lo suficiente entre ejercicio

Tomar el tiempo apropiado para descansar entre ejercicios permite que tus músculos se recuperen casi completamente, por lo que puedes ejecutar repeticiones de calidad de cada ejercicio con la carga más pesada que tu cuerpo puede manejar para un número dado de repeticiones y para la recomendación de repeticiones.

Quizás te interese: Como perder esa grasa abdominal del centro del cuerpo

Para movimientos compuestos más grandes que están ubicados al principio de tu entrenamiento, toma un descanso más largo (generalmente dos o tres minutos, algunas veces cuatro o cinco si vas a levantar muy pesado y quieres una recuperación completa)

En contraste, puedes típicamente hacer 30 a 90 segundos de descanso entre series de movimientos con accesorios, especialmente si están emparejados con otros ejercicios.

Compartir