Acondicionamiento físico y ejercicio con una dieta vegetariana

31

Disminuir el exceso de grasa corporal y mantener un peso saludable es esencial para una vida larga y saludable.

Uno de los muchos caminos que las personas pueden tomar para alcanzar esto es al cambiar sus hábitos alimenticios y recurrir a una dieta vegetariana.

Una dieta vegetariana consiste en alimentos basados en plantas, evitar las comidas de animales o bio productos animales, incluyendo miel, leche y huevos.

Esta dieta ofrece muchos beneficios, aparte de la pérdida de peso, incluyendo la disminución en el riesgo de desarrollar ciertos tipos de cáncer.

Hay precauciones de que los vegetarianos deben tomar, sin embargo, tales como asegurarse de que obtienen la cantidad correcta de vitaminas, minerales y aminoácidos a través de su dieta restringida o por suplementos dietéticos.

También, y al igual que con cualquier dieta, una rutina diaria de ejercicio es también crucial para mantener el peso y vivir un estilo de vida saludable.

Quizás te interese: Aprende todo sobre una Dieta Alcalina

Ejercicio diario y actividad física

La actividad física regular es algo obligatorio para todos, sin importar si bien están intentando perder peso o mantener una buena salud.

Disminuir la ingesta de calorías puede resultar en un metabolismo más lento, lo cual resulta en un almacenamiento más eficiente de calorías y mayores dificultades para perder peso.

El ejercicio, por otro lado, eleva el metabolismo del cuerpo y quema calorías de una forma más eficiente.

Los adultos necesitan por lo menos 150 minutos o 2 horas y media de un ejercicio aeróbico moderado cada semana.

Esto significa que uno debe comprometerse en por lo menos 30 minutos de ejercicio o actividad física a diario por lo menos cinco días a la semana.

Adicionalmente, ellos deben procurar también comprometerse por dos días en ejercicios que mejoren los músculos.

Los niños necesitan ser activos por lo menos una hora por día, los cuales pueden incluir jugar afuera, manejar bicicleta, patinar, deportes o natación, entre tantas otras actividades.

Ser un vegetariano no afecta como uno se ejercita o que tan a menudo debe hacerse a diario.

Quizás te interese: Dieta disociada: Conoce en que consiste

Cardio y entrenamiento de pesas

El ejercicio viene en una variedad de formas, pero es principalmente dividido en tres categorías, las cuales son actividades aeróbicas o cardiovasculares, resistencia o desarrollo de músculos, y ejercicios de carga de peso o fortalecedores de huesos.

Los ejercicios con base de cardio están diseñados para incrementar la resistencia y la fuerza del corazón e incluyen manejar una bicicleta, trotar, caminar a paso rápido, basquetbol, futbol, o natación.

Los ejercicios de resistencia pueden incluir flexiones, escalar un árbol, abdominales, o levantar pesas.

Los ejercicios que fortalecen los huesos incluyen la gimnasia, tenis, trotar, flexiones y el uso de bandas de resistencia.

Ciertas artes marciales, como boxeo o kickboxing, pueden también fortalecer los huesos.

Nutrición

Reemplazar las comidas animales con vegetales, frutas, y legumbres, requiere un entendimiento de cuales nutrientes necesita consumir una persona para una Buena salud.

Quizás te interese: Semillas de chía: Razones para incluirlas en tu dieta

Los principales nutrientes que una persona necesita estar pendiente son proteínas, calcio, hierro, vitamina D y B12, así como ácidos grasos omega-3 y aminoácidos.

La proteína es buena para el crecimiento muscular y regeneración y está en grandes cantidades en la mantequilla de maní, quínoa, frijoles, espinacas, y frijoles de garbanzo.

Muchos de estos alimentos también contienen suficientes niveles de aminoácidos.

El calcio, necesario para unos huesos fuertes, está presente en los vegetales de hojas verdes, tales como el brócoli, coles de bruselas, col rizada y mostaza.

El hierro es necesario de manera que el cuerpo pueda usar el oxígeno más eficientemente, y la falta de hierro puede llevar a un cansancio excesivo o anemia.

Las fuentes fuertes de hierro en las dietas vegetarianas incluyen anacardos, almendras, manís, espinaca, pasas sin semillas y albaricoques secos.

La vitamina D ayuda con la absorción de calcio para los huesos fuertes, y los niveles altos están asociados con un bajo riesgo de enfermedades al corazón.

Las fuentes excelentes vegetarianas de esta vitamina incluyen estar afuera a la luz del sol, pero también al comer col rizada, okra, espinaca, soja y col verde.

La vitamina B12 es buena para preservar la buena salud del sistema nervioso del cuerpo y puede evitar ciertos tipos de anemia que causan el agotamiento y la debilidad.

Las fuentes recomendadas de vitamina B12 incluyen ciertos cereales de desayuno, levaduras nutricionales y leche de soya.

Quizás te interese: Dieta détox internacional

Los ácidos grasos omega-3 son necesarios para el funcionamiento apropiado de los riñones y del hígado, así como del sistema inmunológico, y las fuentes vegetarianas apropiadas de este recurso incluyen soja, nueces, frijoles negros, y semillas de lino y aceite de semillas de lino.

Cuando se trata de un entrenamiento regular o participar en deportes, es importante que los vegetarianos estén cumpliendo sus necesidades nutricionales para un mejor desempeño de resultados y para disminuir el riesgo de lesiones.

Compartir