¿Fumas solo cuando sales? 5 razones porque dejar de fumar

4379
consejos dejar de fumar

Todos hemos escuchado o hasta lo hemos llegado a decir: “Soy fumador social, nada mas fumo cuando tomo algún trago o con amigos”.  La realidad es que hoy en día cada vez más gente fuma.

Los restaurantes, bares o clubes se destacan por tener tanta gente fuera de ellos fumando, que a veces pareciera que la fiesta está afuera y no dentro.

Lo que mucha de estas personas no saben, es que fumar “socialmente” tiene unas consecuencias muy perjudiciales para nuestra salud.

Desde Vivi Saludable te traemos toda la información necesaria para que puedas tomar una de las decisiones más inteligentes de tu vida.

Un estudio realizado por una Farmacia de los Estados Unidos, en el cual participaron 2000 fumadores, encontró que casi una cuarta parte de ellos niegan rotundamente su hábito, es decir que se catalogan únicamente como fumadores sociales.

Pero la realidad es que estas personas fuman entre 6 – 20 cigarrillos por día, los cuales se multiplican en gran cantidad en una noche de amigos y alcohol.

Quizás te interese: Otras formas para mantenerte saludable

Una de las razones por las cuales una persona  se convierte en fumadora social es el miedo a quedarse solo. Trece por ciento de nosotros odiamos quedarnos solos cuando nuestros amigos se van a fumar.

Otro 5 por ciento cree que se está perdiendo de alguna conversación o discusión muy importante con, por ejemplo, sus compañeros de trabajo.

¿Pero qué clase de “amigo” permitiría que tu piel envejeciera prematuramente, que cada vez te cueste más respirar y que tu esperanza de vida disminuya?

Un mal amigo claramente, es por eso que nosotros, tus “nuevos amigos”, te daremos unos consejos para que puedas hacerle frente a esa tentación que tú ya tienes.

5 Consejos para dejar de fumar

  • El primer paso esencial para dejar de fumar de manera social es ser honesto contigo mismo. Tienes que aceptar que eres un fumador o no. ¡Es imposible ser “un poco“ fumador! Intenta contar la cantidad de cigarrillos que consumes en una noche de viernes o sábado.
  • La única manera de controlar el tabaquismo es simplemente parar. Si realmente eres un “fumador social” tendrás que poder elegir entre seguir con el hábito o dejarlo, por lo tanto ¡DÉJALO! La realidad demuestra que dejar este horrible hábito es mucha mas fácil de lo que la gente piensa.
  • No te aísles para no fumar. Dejar de hacerlo no significa que tengas que renunciar a tu vida social. Dejar de lado a tus amigos solo te hará sentir miserable y esto te llevará a la tentación de fumar.
  • Piensa cuáles son las situaciones en las que es más posible que tú te enciendas un cigarrillo. Lo más probable es que tú realmente disfrutes de momentos como ponerte al día con tus amigos o ir algún lindo lugar a comer, no por tener la oportunidad de fumar sino por el buen rato que pasas. Una vez que te hayas dado cuenta de esto, estas ocasiones dejarán de ser factores desencadenantes.
  •  Da un giro a la forma que tienes de pensar acerca de fumar, y el dejar de fumar ¡NO veas esto como si estuvieras sacrificando algo que te gusta hacer! Piensa en lo maravilloso que es estar libre de algo que te hace tanto daño. Si logras verlo de esta manera, no será necesario que utilices ningún tipo de sustitutos para dejarlo.

Quizás te interese: 20 trucos para ser feliz

Esperemos que estos consejos puedan serte de utilidad. Coméntanos cuales son tus inquietudes con respecto a este tema.

Compartir