5 formas de incentivar hábitos saludables en tu pareja

542

Después de tener sus hijos, Rhonda y su esposo tomaron diferentes caminos en cuanto al cuidado personal.

Ella tomó la decisión de continuar ejercitándose, comer bien e irse a la cama temprano y él se quedaba despierto hasta tarde, comía en respuesta al estrés y se alejó del ejercicio completamente.

Rhonda hizo lo que millones de mujeres hacen todos los días y regañaba a su esposo para que cambiara.

Ella lo molestaba para que fuera para el gimnasio, que se fuera a dormir temprano y que se detenga después de una ración en la cena.

Mientras que el regaño funcionaba a veces para hacer que su esposo se pusiera en acción, él siempre lo hacía con disgusto, lo cual es la razón por lo que el hábito nunca prevaleció.

De hecho, mientras ella más lo regañaba, el más se resistía.

Y el asunto se estaba convirtiendo en un punto de discusión en su matrimonio.

Si estás en una situación donde estas tratando de que tu pareja (o cualquier persona que ames) lleve un estilo de vida más saludable, tal vez te sientas como si estuvieras golpeando tu cabeza contra la pared.

Mientras que nadie puede hacer que alguien haga algo por lo cual no siente interés, hay algunas cosas que puedes hacer para empujarlos en la dirección correcta.

1Descubre la verdad

Cuando a alguien le dicen que “deberían” hacer algo, ellos automáticamente se resisten.

Una razón de esto es que cuando le dicen a alguien que “deberían” hacer algo parece un poco prejuicioso – casi todo el mundo reacciona negativamente a estas declaraciones (piensa en la última vez que te dijiste a ti misma que “deberías” hacer algo – ¿te resististe?)

En vez de decirle a tu pareja lo que debería o no debería hacer, intenta de encontrar el motivo detrás de su comportamiento.

Quizás te interese: Comer menos durante el fin de semana

Tal vez el ser nuevos padres ha hecho que tu pareja tenga poco tiempo para sí mismo y por lo tanto se queda despierto más tarde.

O el trabajo tal vez sea una fuente de estrés y tenga miedo de perder su trabajo.

Algunas veces es puro descontento en el trabajo o con la profesión que escogió lo que puede causar estragos.

Una vez que descubras que es lo que está causando el comportamiento, puedes ayudar a buscar una solución o darle apoyo.

Si es falta de tiempo, puedes ofrecerte a cuidar a los niños mientras tu pareja se aleja un momento.

O si es algo orientado al trabajo, solo hablar y ofrecer apoyo puede hacer maravillas.

No importa cuál es la razón, pregúntale a tu pareja que considere si su manera de enfrentar la situación está ayudando o empeorándolo todo.

2Muéstrales lo bueno que es

Vamos a decir que te encuentras con dos vendedores que están vendiendo el mismo producto. Uno está en tu cara diciéndote lo bueno que es su producto y porque deberías comprarlo.

El otro vendedor se sienta allí confiadamente y disfruta su producto mostrado atractivamente. ¿Con cuál de los dos te sientes atraída?

Si estas tratando de venderle a tu pareja los beneficios de un estilo de vida saludable vas a ser más exitosa al mostrarle en vez de decirle.

En vez de regañar, sumérgete en un estilo de vida saludable al hacer nuevas metas y dando un paso adelante.

En vez de jugar el rol de un molesto perro guardián, vas a convertirte en un genial modelo a seguir lo cual tal vez pueda motivar a tu pareja a que se una contigo.

3Destaca lo positivo

Como una dietista registrada, tengo la maña de seleccionar las cosas buenas en lo que parece ser un estilo de vida poco saludable.

Las personas me dicen lo mal que están y yo los desafío todo el tiempo.

Esto siempre hace que se sientan mejor respecto a sí mismas y que sientan que ese cambio positivo no es algo tan difícil.

No importa que tan poco saludable sea el estilo de tu pareja, siempre por lo menos hay unas pocas cosas que está haciendo bien.

Quizás te interese: Recetas y dietas para adelgazar

Al enfocar tu atención en los hábitos positivos, como caminar, comer el desayuno e irse a la cama temprano algunas veces, en realidad puedes incentivar el comportamiento que quieres reforzar.

4Incentiva los pasos pequeños

La mayor barrera que retrae a las personas de comprometerse con los hábitos saludables es simplemente el sentirse abrumadas.

La mayoría de las personas ven el estilo de vida saludable como algo tan extremo, algo como comer “solamente” la comida saludable y ejercitarse por lo menos una hora diaria.

También temen el dejar todas las cosas que disfrutan, incluso su tiempo de ocio, la comida deliciosa y las bebidas.

Como resultado, la gente concluye que no tienen suficiente tiempo (o fuerza de voluntad) para hacer los cambios.

Aquí es donde entran los pasos pequeños.

Incentiva a tu pareja a que haga cosas pequeñas para mejorar su salud. Recuérdale que no tiene que dejar nada a menos que escojan estar debajo de la línea.

Una vez que dominen los pasos pequeños, pueden añadir otros más.

Algunos pasos pequeños tal vez sean el comer comidas regulares en la mesa en vez de en frente del televisor, dejar de comer cuando ya se sienta satisfecho y caminar unos 5 minutos extras por día.

Esto es mucho más realizable que comenzar con un plan de dieta y ejercicios que no solo es difícil de mantener sino que también parece dejar a un lado sus preferencias personales o su estilo de vida.

5Enfócate en los beneficios

De acuerdo con un estudio publicado en el 2008 en La Revista de Salud de la Mujer, las mujeres de mediana edad que se ejercitan porque eso las hace sentir bien son más probables a continuar con ese hábito que aquellas que se ejercitan por su peso y su salud.

En nuestra sociedad, creemos equivocadamente que la salud y el peso motivarán a las personas a escoger hábitos saludables, por lo cual no resulta el asustar a nuestros seres queridos con estadísticas de salud.

Quizás te interese: Beneficios del ejercicio cardiovascular

La verdad es que las personas solo escogen los hábitos saludables si los disfrutan, especialmente los beneficios intrínsecos.

Cuando tu pareja haga un cambio positivo pregúntale como lo hace sentir eso.

El sentirse bien siempre ayuda a formar el comportamiento de un beneficio deseado, esto mejorará la productividad en sus actividades o cualquier otra cosa importante para él.

Al final, tu pareja necesita tomar las decisiones para hacerse más saludable.

Pero si puedes darle un pequeño empujón ¿por qué no hacerlo?

Es mucho mejor que golpearse la cabeza contra la pared – y te ofrece las mejores oportunidades de éxito.

Compartir