Como hacerte tu misma una manicure en casa

91

Hay algo acerca de una bonita manicure que simplemente se ve y se siente elegante, pero el costo de los salones de manicure puede realmente ser alto.

Si quieres ahorrar tiempo y dinero en manicures, necesitas nuestros pasos básicos para una manicure en casa – ¡por una fracción del costo!

La manicure perfecta en casa

Paso 1: Herramientas esenciales

Asegúrate de tener lo siguiente en un bolso que tengas armado y listo.

  • Removedor de esmalte de uñas y bolitas de algodón.
  • Cortador de uñas
  • Lima de uñas y pulidor de uñas
  • Removedor de cutículas
  • Removedor de callos
  • Humectante para manos/uñas
  • Base para uñas
  • Esmalte de uñas
  • Brillo transparente para uñas

Paso 2: Remueve cualquier esmalte de uñas aplicado previamente

Cuando estás en una farmacia y te preguntas que tipo de removedor de esmalte debes comprar, ten esto en mente: los removedores de esmalte sin acetona son más suaves que los que tienen acetona, pero los que tienen acetona trabajarán más rápido y estarán en contacto con la piel por un periodo más corto de tiempo.

Quizás te interese: 5 tips de acondicionamiento físico para mujeres ocupadas

Paso 3: Darle forma a las uñas

Corta las uñas, si es necesario, luego suavemente límalas para darles forma.

Una forma ligeramente redonda o cuadrada con bordes redondos es generalmente la mejor que puedes usar en tus uñas.

Evita las limas de uñas de metal o extremadamente ásperas para evitar que se astillen.

En vez de eso, escoge una lima suave.

Suaviza la parte de arriba de la uña y los lados con un pulidor de uñas para asegurar una superficie pareja, pero no olvides, si pules mucho las uñas, el esmalte no se adherirá tan bien.

Paso 4: Remojar

La parte relajante. Coloca tus manos en un tazón de agua tibia (no muy caliente) y añade un poco de tu limpiador facial o champú al agua.

Remojar la cutícula antes de cortarla es crucial, pero remojarla en exceso puede dañar la piel y las uñas, así que limita este paso a tres minutos o menos.

Paso 5: Aplica removedor de callos/cutículas

Cuando cortes la piel gruesa alrededor de la uña, aplicar un poco de removedor de cutícula será de gran ayuda. No lo dejes sobre el área por más de unos pocos segundos.

Quizás te interese: 11 simples tips de maquillaje que puedes intentar en tu casa

Paso 6: Remueve el exceso de cutícula y callos alrededor de la uña

Usando la herramienta para cutículas, gentilmente empuja la cutícula hacia atrás lejos de la uña, pero no empujes mucho porque puede dañar el crecimiento de la uña o rasgar la cutícula.

Se cuidadosa de no tirar, levantar, romper, forzar o cortar la cutícula de ninguna manera.

Ahora es también el tiempo de eliminar la piel desgarrada alrededor de los lados de la uña, pero nuevamente se cuidadosa de no cortar la uña en si misma o cortar la piel muy profundamente.

Paso 7: Humectante

Masajea una crema rica o un aceite sedoso en la cutícula y por toda la mano para hidratar y nutrir la piel.

Paso 8: Prepárate para el esmalte

Los ingredientes humectantes dejados en la uña evitarán que el esmalte se adhiera apropiadamente.

Quizás te interese: Top 7 ejercicios para reducir la cintura

Usando una bolita de algodón, aplica removedor de esmalte sobre la superficie de la uña para remover cualquier residuo.

Aunque ayuda el evitar que el removedor caiga sobre la cutícula porque quieres mantener esa área humectada, no te preocupes si eso sucede porque vas a aplicar humectante sobre tus uñas nuevamente una vez que el esmalte esté seco.

La parte más importante de este paso es asegurarse de que la uña no tenga nada grasoso o emoliente.

Paso 9: Pinta las uñas en capas

Si tienes uñas débiles o frágiles, usa un esmalte base para apuntalar la uña.

Un esmalte base también evita que se manche la uña (especialmente importante si prefieres esmalte de uñas rojo) y evita que se pelen.

Luego, aplica tu esmalte de color en capas, permitiendo que cada capa se seque entre cada aplicación.

Dos capas de esmalte de color seguido por una capa de brillo deberían ser suficientes.

Si eres nueva pintándote las uñas, usa un esmalte de un tono más claro, cualquier error será menos visible.

Tip: toma unos pocos minutos para retocar tu manicure cada otro día con una sola capa de brillo. Esto puede hacer la diferencia en mantener esa apariencia de salón y durabilidad.

Revisa si hay errores y límpialos – ¡y ya estás casi lista!

Quizás te interese: Beneficios de ejercitarte con “carreras de velocidad”

Toma tiempo el que las uñas se sequen completamente así que se paciente.

Un ventilador puede ayudar, pero no uses calor (como el proveniente del secador de cabello) o el esmalte se pelará.

Tampoco coloques tus uñas muy cerca del ventilador o terminarás con burbujas en tu esmalte.

Paso 10: Aplica nuevamente el humectante

Mantener tus manos y tus uñas viéndose saludables requiere de un humectante.

No puedes tener unas uñas y manos hermosas sin los productos esenciales.

Si tienes las herramientas correctas y usas la técnica apropiada, puedes definitivamente darte a ti misma una hermosa manicure.

Por supuesto, no hay nada malo con obtener una manicure profesional para ocasiones especiales o para consentirte, pero saber cómo hacerlo por ti misma puede ahorrarte mucho tiempo y dinero.

Compartir