11 increíbles beneficios de la miel para tu belleza y salud

189

La miel es un energizante natural, y se ha utilizado para remedios naturales por siglos para tratar diferentes dolencias.

Ha sido la favorita de todos los tiempos de los nutricionistas, dietistas así como también de los naturópatas.

La miel es una fuente rica de azucares naturales tales como fructosa y glucosa junto con vitaminas esenciales, minerales y antioxidantes.

Incluir la miel en tu dieta diaria es una de las maneras más simples y a la vez poderosas de prevenir varias enfermedades.

Este liquido dorado natural y delicioso es una gran alternativa a la azúcar blanca.

Por eso aquí te traemos los 11 beneficios para tu belleza y salud que puedes obtener de la miel.

1Piel hermosa

La miel puede hacer maravillas por tu piel.

Esa es la razón por la que la encontrarás en muchos productos del cuidado de la piel hoy.

La miel actúa como un excelente agente anti-envejecimiento y humectante.

Es rica en antioxidantes naturales que tienen propiedades anti-microbiales.

Ellos ayudan a proteger tu piel de los dañinos rayos UV y facilita la habilidad de la piel de rejuvenecerse.

La miel también tiene la habilidad de absorber y retener la humectación, y esto ayuda a mantener la piel bien hidratada, fresca y flexible.

Es sabido que las mujeres antiguas usaban miel y leche para mantener la piel joven, radiante y suave.

2Combate el acné

Es vergonzoso y debilitante tener acné.

La miel viene a rescatar a aquellas que sufren de acné crónico. Juega un rol crucial en el tratamiento del acné.

Quizás te interese: Antioxidantes para tu piel

El acné es causado por el acumulamiento de grasa y tierra en la piel.

Debido a que la miel absorbe las impurezas de los poros de la piel, actúa como un agente de limpieza ideal.

La miel también es un antiséptico natural, y suaviza y sana tu piel.

Es a menudo utilizada para deshacerse de las espinillas.

Cuando compres miel, asegúrate de comprar la miel cruda.

La miel cruda te da mejores resultados que la miel regular debido a que tiene todos los valores beneficiosos intactos porque no esta filtrada.

La miel orgánica también puede ser una buena alternativa.

La miel puede ser aplicada directamente a tu piel.

No se seca, así que utiliza una capa delgada de manera que no gotee por todo tu cuello.

Puedes dejarla por 30 minutos o mas, sin embargo, por favor haz una prueba en la piel antes para asegurarte de que no eres alérgica a ella.

Aplica un poquito en tu quijada y déjala por 30 minutos, y si no hay reacción, entonces tu piel te ha dado luz verde para que la apliques a tu cara.

Una vez que lo hayas hecho y dejado por 30 minutos, lava tu cara con agua tibia y seca dando palmadas con una toalla.

Se suave, no frotes tu cara porque puedes irritar el acné.

La miel puede limpiar tu acné solo si es causado por una infección bacteriana.

Si tu acné es un resultado de irritación, hormonas o cualquier otra causa, la miel tal vez no haga mucho.

Sin embargo, ayuda a suavizar tu acné existente y sana tu piel irritada.

Si tu problema es agudo y no desaparece con remedios naturales, es mejor que visites a un dermatólogo.

3Cabello saludable

La miel con todas sus bondades hace maravillas en tu cabello. Cura el cabello seco, dañado y de apariencia opaca.

Quizás te interese: Tips para antes y después de teñir tu cabello

Ayuda a retener la humectación y a deshacerse de las escamas secas y que pican en tu cuero cabelludo.

También ayuda a mantener tu cabello limpio, lustroso, saludable y brillante.

Intenta con una mascarilla para el cabello usando miel para obtener una melena suave y brillante.

4Miel para los ojos

Bueno, esto tal vez sea una sorpresa para algunas de ustedes el hecho de que la miel pueda ser usada para el cuidado de los ojos.

Los antiguos egipcios e indios encontraron el beneficio de la miel para curar enfermedades en los ojos.

Cuando se aplica diariamente, la miel protege y mejora la visión.

La miel también es beneficiosa en el tratamiento de infecciones del ojo tales como enrojecimiento y picazón de los ojos, tracoma, conjuntivitis y otras enfermedades similares.

La miel usada tanto internamente como externamente previene el glaucoma en su etapa inicial.

También se dice que la miel es útil para la prevención de cataratas.

Muchos han encontrado alivio al Síndrome del Ojo Seco usando miel.

El Síndrome del Ojo Seco es el resultado del secado de líquido en la parte blanca o conjuntiva de los ojos.

5Controla la diabetes

La miel es beneficiosa en el tratamiento de la diabetes.

Es una gran fuente de azucares naturales como glucosa, fructosa y minerales, junto con vitaminas y minerales esenciales como el cobre, yodo y zinc en pequeñas cantidades.

Quizás te interese: Paté de hígado de pollo

La miel te da un impulso de energía y es una opción mucho más saludable que la azúcar refinada o los edulcorantes.

Es considerada una alternativa segura al azúcar blanca para los diabéticos siempre y cuando su azúcar en la sangre este monitoreado de cerca y puedan comerlo con moderación.

Debido a que el nivel/tipo de diabetes varía de una persona a otra, es aconsejable consultar con tu doctor antes de consumir miel para usarla como una alternativa segura.

6Disminuye el riesgo de enfermedades al corazón

El Diario Internacional de Ciencias de Alimentos y Nutrición, publicado en el 2009, decía que la miel promueve un corazón saludable al mejorar la circulación de la sangre y prevenir taponamiento de las arterias.

Esto es posible debido a que la miel disminuye el nivel del colesterol malo (LDL) y concurrentemente incrementa el nivel del colesterol bueno (HDL) en la sangre.

Ayuda en la eliminación de colesterol de las paredes de los vasos sanguíneos y previene el acumulamiento de una placa.

La miel mezclada con canela revitaliza las arterias y venas del corazón, y reduce el colesterol malo hasta un 10%.

Añade 1-2 cucharadas de miel y 1/3 cucharadita de canela a agua caliente y bébela diariamente.

Tomada de manera regular, esta mezcla ayuda a disminuir el riesgo de ataques al corazón.

7Promueve la perdida de peso

Incluir miel tu dieta ayuda en la perdida de peso.

Beber agua caliente con miel y limón con un estómago vacio todos los días es el principal componente de todos los programas de perdida de peso y desintoxicación.

Es una forma excelente de limpiar el hígado, eliminar las toxinas y expulsarlas del cuerpo.

Quizás te interese: Cómo verte sexy sin intentarlo demasiado

Para beneficios óptimos, puedes reemplazar tu azúcar refinada y edulcorantes artificiales con miel.

Sin embargo, por favor recuerda que debería ser usada escasamente ya que una cucharada de miel contiene aproximadamente 63 calorías.

8Aumenta el sistema inmunológico

La miel tiene excelentes propiedades antibacteriales y antioxidantes las cuales le dan un impulso a tu sistema inmunológico.

Ayuda a mantener lejos a ciertas enfermedades como la gripe, el resfriado común, etc.

Para mejorar tu sistema inmunológico, añade 1-2 cucharadas de miel a agua caliente y tómala diariamente con el estómago vacio.

Para un impulso extra, añade el jugo de un limón fresco y una pizca de canela.

9Cura la tos y la irritación de la garganta

La miel es un supresor efectivo de la tos y de la irritación de la garganta.

Añadirlo al te o a una agua caliente de limón puede sinceramente aliviar la tos y la infección de garganta.

La miel es también buena para los niños que sufren de tos por las noches e infecciones de la parte superior del tracto respiratorio.

Se les debería dar dos cucharaditas de miel antes de irse a la cama.

10Un sanador natural

La miel es un excelente agente antibacterial y es efectivo para sanar quemaduras, cortadas y heridas cuando se aplica externamente.

Aplícalo tópicamente a raspaduras, laceraciones e incluso pezones irritados, la miel promueve la rápida reparación de tejido y alivia el dolor.

Utilizar miel pura en una herida abierta la mantiene estéril y previene infecciones, gangrena y otras complicaciones.

Esto es debido a un agente que mata las bacterias llamado inhibina, encontrado únicamente en la miel cruda.

Desafortunadamente, la inhibina es fácilmente destruida durante la pasteurización.

Quizás te interese: Exquisito: Pan de miel

11Alivia la indigestión

La miel ha sido un remedio popular por siglos para curar los problemas digestivos.

Las propiedades antisépticas de la miel alivian la acidez en el estómago y mejoran la digestión.

La miel también neutraliza el gas haciéndola el mejor alivio para el estómago.

Es usada también para tratar ulceras, estreñimiento, nauseas, etc. Beber té con miel provee un alivio de los desordenes digestivos.

Tomar 1-2 cucharadas de miel antes de las comidas pesadas es la mejor forma de impedir una indigestión, y si ya has comido demasiado, añade miel y limón a agua tibia para ayudarte a remover la comida del tracto digestivo.

Compartir