Cómo hacer que la base y el corrector duren más

215

Si usas base y corrector, lo más probable es que estés tratando de lograr una apariencia impecable de manera que tu piel se vea naturalmente pareja, brillante y hermosa, sin importar como sea en realidad.

Debido a que la base y el corrector son dos productos que debes tener para ocultar las imperfecciones, emparejar el tono de la piel, y fingir una buena noche de sueño, es una gran decepción cuando parece borrarse de tu cara a mitad del día.

No te preocupes, hay muchos tips y trucos para hacer que tu maquillaje dure todo el día.

Cómo preparar tu piel para la aplicación del maquillaje

La verdadera base de cualquier buen maquillaje es un buen cuidado de la piel. El cómo cuidas tu piel y como la preparas para el maquillaje tiene un gran impacto en como aplicas tu maquillaje, y en como se ve.

Aquí hay algunos básicos del cuidado de la piel para tener en cuenta.

Utiliza un limpiador suave y apropiado para tu tipo de piel para remover el exceso de grasa y las impurezas que pueden interferir con el desempeño de la base y el corrector.

Exfolia tu piel para hacerla más suave.

Bien sea que uses un exfoliante AHA o BHA o uno sencillo, el deshacerse de las células muertas y de las escamas puede hacer maravillas para hacer que la base se aplique y se vea mejor.

Humectar. Toda la piel necesita una mezcla de los ingredientes reparadores de la piel, comunicadores de células y antioxidantes que se encuentran en los mejores humectantes.

Es un asunto simple de encontrar el humectante correcto para tu tipo de piel: La piel seca funciona mejor con cremas; la piel mixta puede necesitar una crema o loción; la piel grasosa funciona mejor con un humectante liquido o en él; y aquellas con una piel normal pueden escogerlo basado en su referencia personal.

¿Necesitas una pre-base también? Posiblemente, pero la mayoría de las veces este es un paso opcional, y probablemente innecesario si tus otros productos de cuidado de la piel están haciendo su trabajo.

Quizás te interese: Consejos de moda para mujeres bajitas y con curvas

La idea detrás de la pre-base es crear una superficie que haga más sencillo que la base y el corrector se deslicen y se adhieran, por lo que la aplicación es más fácil.

Un buen humectante o serum puede hacer lo mismo.

Lo más importante, si tu base no contiene protector solar con SPF 25 o mayor (mayor es mejor), entonces necesitas aplicar un humectante para el día con SPF 25 o mayor después de la pre.base.

Tampoco hace daño el aplicar una capa de protector solar, un humectante con protector solar, una base con protector solar, y un polvo con protector solar.

Esa es una buena protección para el día.

Técnicas de aplicación y colocación del maquillaje

El cómo aplicas tu maquillaje es tan importante como el maquillaje que usas. La técnica apropiada asegurará que tu base y corrector hagan su mejor trabajo.

Quizás te interese: 4 pasos para usar un corsé y verte maravillosa

Lo primero y más importante que debes saber es que menos es mas y necesitas difuminar, difuminar y difuminar nuevamente.

Comienza aplicando la base en el centro de la cara, luego difumínala en dirección a los bordes con una esponja, siendo cuidadosa de evitar tu cabello, pero llevándola muy cerca para no dejar un borde visible.

¡Cuida tu línea de la quijada también! Comenzar en el medio de la cara y trabajarla hacia afuera ayuda a evitar esos problemas, creando una apariencia más natural.

Las esponjas aseguran una aplicación más suave, y pueden ser usadas para eliminar el exceso de base.

La idea es obtener un cubrimiento parejo que se vea lo más natural posible, lo cual significa tratar de que tu maquillaje se mezcle con tu piel.

Comienza con una capa delgada de base, luego aplica más si quieres cubrir más.

Una capa más gruesa de maquillaje es más propensa a resbalarse de tu cara durante el día porque no se puede adherir bien a la piel.

Quizás te interese: Formas de perder peso y divertirte al mismo tiempo

Cuando se trata del corrector, la aplicación es bastante sencilla.

Con tus dedos, una brocha o un aplicador, suavemente haz puntitos con el corrector en las áreas que quieras cubrir.

Coloca el corrector con palmaditas en el sitio, asegurándote de no arrastrarlo por la piel.

Al igual que con la base, comienza con una pequeña cantidad, luego aplica mas para cubrir mas si deseas.

Coloca el corrector con palmaditas en una dirección, repitiendo este paso hasta que se asiente.

No uses un movimiento de frotar hacia adelante y hacia atrás, porque esto básicamente elimina el corrector tan pronto como lo apliques, dejándote con un cubrimiento manchado.

Por último, y más importante: Usa polvo.

Es una verdad muy simple que tanto la base como el corrector duran mucho más si aplicas algo de polvo – y te prometemos que hay polvos que no harán que tu piel se vea reseca o muy maquillada.

Quizás te interese: Como deshacerte de las axilas oscuras

Algunas personas escogen polvo traslucido, mientras que otras prefieren polvos brillantes, y algunas prefieren polvo suelto, mientras que otras prefieren polvos compactos.

No importa el tipo, tu maquillaje durará más si aplicas polvo sobre él.

No nos referimos a una capa gruesa de polvo (la cual puede enfatizar líneas finas y manchas en la cara); solo una aplicación suave donde hayas aplicado la base y el corrector, y puedes aplicar un poco más sobre las áreas propensas al brillo.

Aunque tal vez suene como mucho trabajo, hacer que tu base y corrector duren durante todo el día no es tan difícil como parece.

Solo necesitas los productos correctos, la técnica correcta, y un buen polvo que te prepare para un día libre de preocupaciones.

Compartir