Así deben lavarse las manos para prevenir enfermedades

400
avarse las manos prevenir enfermedades

Son muchas las formas de prevenir enfermedades, pero podemos asegurarte que una de ellas –sino la más infalible- es lavarse las manos con frecuencia y hacerlo bien.

Lavarse las manos es fundamental para evitar que se expandan los virus y bacterias, pues ellas son unos de los principales vehículos para la transmisión de infecciones.

Pero esta no es solo una de las mejores formas para evitar enfermarse, sino también, para evitar transmitir a los demás cualquier enfermedad que ya hayas contraído.

Y es que cada vez que tocamos algún objeto, otras superficies e incluso, personas; entramos en contacto con microbios. Lo mismo pasa cuando nosotras mismas nos tocamos nuestros ojos, nariz o boca.

El frecuente lavado de manos nos permite deshacernos de esos microbios, alejar enfermedades y ser un foco de infección menos para otros.

Quizá te interese: Así puedes reforzar tus sistema inmune y evitar infecciones

¿Cada cuánto es bueno lavarse las manos?

No hay una cifra “mágica” para determinar esa frecuencia. Hay que asegurarse en lo posible de tener las manos siempre limpias.

Pero sí que hay ciertos momentos en los que lavarse las manos no es solo una buena recomendación, sino una imperiosa necesidad.

Asegúrate de que tus niños y tú siempre se laven las manos antes de comer, cuando estén evidentemente sucias, así como después de usar el baño y de entrar en contacto con cualquier superficie potencialmente contaminada con microbios.

También, es fundamental lavarse las manos antes de preparar alimentos, limpiar heridas; después de tocar animales o mascotas; luego del contacto con fluidos corporales –sangre, orina, sudor, vómito- y después de sonarse la nariz o estornudar.

Quizá te interese: Los efectos para la salud del aceite de coco

En estos otros momentos también se recomienda lavarse las manos:

  • Después de cambiar pañales para niños o adultos.
  • Después de toser.
  • Antes de tocar pollos o carnes crudas; o amasar harinas para la preparación de panes; así como después: el pollo, pescado y otras carnes tienden a albergar bacterias nocivas cuando están crudos.
  • Antes de maquillarte.
  • Luego de manejar de productos químicos en la casa o el jardín, o cualquier cosa que pueda estar contaminada.
  • Después de manejar residuos, exprimir paños o coletos que se utilizaron para limpiar, o tras tocar zapatos o pisos sucios.
  • Después de manejar de productos químicos en la casa o el jardín, o cualquier cosa que pueda estar contaminada.
  • Después de manipular dinero: ¡Imagínate cuántas manos no han tocado cada billete o moneda que llega a ti!

Quizás te interese: Bacterias en el maquillaje: Cómo evitarlas

¿Los geles desinfectantes funcionan adecuadamente para limpiar mis manos?

Debes saber que el jabón antibacteriano no elimina mejor los microbios que el jabón normal. Además, su uso prolongado puede conducir al desarrollo de bacterias resistentes a sustancias antimicrobianas, lo que dificulta la eliminación futura de esos microbios.

Instituciones internacionales de salud recomiendan asearse las manos con desinfectantes a base de alcohol cuando no estén visiblemente sucias. Por ejemplo, si estuviste trabajando en jardinería, debes lavarte con agua y jabón.

Para que los desinfectantes a base de alcohol funcionen, debes colocarte una cantidad alrededor de 2,4 centímetros sobre tu mano, esparcirlo y cubrir toda la superficie.

De igual forma, debes esperar a que el alcohol se seque, lo cual ocurre solamente luego de 15 a 20 segundos. Si lo retiras antes, la acción limpiadora y desinfectante no será igual.

Quizás te interese: Exámenes físicos que pueden salvarte la vida

La Clínica Mayo de Estados Unidos considera que cuando uno se limpia las manos a menudo durante el día, el desinfectante podría en realidad ser mejor alternativa que el agua y el jabón, porque ellos también contienen humectantes.

El Dato: Estudios han demostrado que en aquellas comunidades donde los niños son motivados a lavarse las manos con frecuencia, disminuyen las ausencias escolares, enfermedades y los casos de diarreas e infección respiratoria hasta en un 30%.

Esta es una opción ventajosa para aquellas personas que sufren de algún problema en la piel y que sufren cuando las manos entran en contacto frecuente con agua y jabón, puesto que se irritan y descaman.

Así deben lavarse las manos

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, el procedimiento para lavarse las manos debe durar entre 40 a 60 segundos como mínimo. Así deben lavarse las manos

El proceso para un adecuado lavado de manos inicia  mojando bien cada mano y luego, aplicando suficiente cantidad de jabón para cubrir todas sus superficies. El jabón debe hacer una cantidad suficiente de espuma.

Se debe restregar una palma de la mano con la otra y entrelazar los dedos de cada mano, para limpiar los espacios alrededor de ellos.

También, hay que frotarse el dorso de los dedos de una mano contra la palma de la mano opuesta, manteniendo los dedos unidos.

lavarse las manosSe deben lavar y frotar con fuerza tanto las palmas como la cara anterior de cada mano y las uñas. Luego, se deben enjuagar generosamente con agua.

Cierra el grifo usando un papel o toalla desechable para que tus manos ya limpias no vuelvan a entrar en contacto con él. Si no cumples este paso, tus manos pueden volver a contaminarse.

Debes, además, secar tus manos preferiblemente con toallas desechables o un secador de aire.

lavarse las manos_Los Centros para la Prevención y Control de Enfermedades de EE UU recomiendan hacerlo con agua tibia siempre que se pueda.

Quizás te interese: El agua y sus beneficios para la salud

También, sugieren que de no tener la disponibilidad de agua, se puede usar un desinfectante para manos a base de alcohol. Estos se aplican sobre la palma de la mano y se deben frotar y regar por toda la superficie hasta que los dedos se sequen.

 Debes replicar estas recomendaciones para lavarse las manos adecuadamente, en aras de proteger tu salud y la de toda tu familia.

VíaHHA.org.Au
Compartir