Los mejores ejercicios para perder peso

578

No hay necesidad de recordarte que para perder peso de manera segura y permanente, necesitas alimentarte sanamente y hacer bastante ejercicio.

El ejercicio quema calorías y construye músculos, lo cual es esencial para incrementar tu metabolismo de manera que puedas quemar muchas más calorías y perder más peso.

Así que desempolva tu ropa de hacer ejercicio y escoge uno de estos mejores ejercicios para perder peso, y comienza hoy mismo tu camino a un cuerpo más sano y delgado.

1

Caminar

Caminar es un ejercicio ideal para perder peso: No requiere de ningún equipo más que un decente par de zapatos para ejercitarte, y no necesitas inscribirte en un gimnasio para hacerlo.

Es un ejercicio de bajo impacto, lo que significa que no dañara tus rodillas ni causará ninguna herida por esfuerzo que pueda dejarte impedida de ejercitarte por semanas e incluso meses.

Para aquellos con ciertos problemas de salud, incluyendo la obesidad y la enfermedad del corazón, caminar es una actividad efectiva y de baja intensidad para perder peso que puede llevarte a una mejor salud en general, así como un mejor bienestar mental.

Dependiendo de cuanto peses, caminar a un ritmo de cuatro millas por hora quemará entre 5 y 8 calorías por minuto, o entre 225 y 360 calorías en una caminata de 45 minutos.

A este ritmo, caminar 45 minutos al día por varios días, puedes perder hasta medio kilo por semana sin cambiar cualquier otro habito.

Así que cálzate tus zapatos deportivos, enciende tu reproductor mp3 y haz un paseo a paso ligero alrededor de tu vecindario.

Si vives cerca de donde trabajas o de donde haces las compras, haz del caminar tu principal modo de transporte la mayoría de los días, y observa cómo te deshaces de esos kilos de más.

Cuando el clima esté malo, camina por el centro comercial o utiliza una caminadora.

2

Nadar

Una natación vigorosa puede quemar desde 400 a 700 calorías por hora.

Todos los tipos de natación son efectivos para ayudarte a deshacerte de los kilos de más, desde el estilo de nado de frente al nado de pecho e incluso nadar como perro.

La natación es un ejercicio altamente efectivo para la pérdida de peso y tonificación.

Es uno de los ejercicios de menor impacto que existen, y endurece, tonifica y acondiciona todo tu cuerpo.

Es particularmente ideal para las mujeres en su último trimestre de embarazo y para aquellos individuos que batallan contra la obesidad, la artritis y condiciones musculo esqueléticas.

Es muy bueno también para aquellos que sufren de asma inducida por el ejercicio, debido al aire caliente y húmedo alrededor del agua ayuda a mantener las vías respiratorias limpias.

Muchos atletas utilizan la piscina como una herramienta de entrenamiento cruzado, así como para mantenerse en forma mientras se están rehabilitando de una lesión.

Quizás te interese: Así puedes mejorar el dolor de espalda por estrés

Cuando tu cuerpo está sumergido hasta el cuello en el agua, tu cuerpo solo esta soportando el 10% de su peso, y sin embargo, el agua ofrece 12 veces la resistencia del aire, haciéndolo ideal para fortalecer y endurecer tus músculos.

La natación compromete la mayoría de los grupos de músculos, desde tus músculos abdominales y de la espalda hasta tus brazos, piernas, caderas y glúteos.

Complementa efectivamente otros ejercicios, como correr y caminar, o puede ser tu única forma de entrenamiento físico.

¿No sabes cómo nadar? Eso no es un problema.

Si puedes sumergirte en el agua y nadar desde un extremo de la piscina al otro, puedes nadar lo suficientemente bien como para perder peso haciéndolo.

3

Ciclismo

Montar bicicleta es otra actividad de bajo impacto y con altas recompensas para perder peso.

El ciclismo puede quemar de 372 hasta más de 1.100 calorías por hora, dependiendo de tu peso, tu velocidad y del terreno en el cual estés practicándolo.

A diferencia del correr, el ciclismo es suave con las articulaciones, e incluso hasta el principiante más fuera de forma puede montarse en una bicicleta y manejar por varias millas sin sentirse que ha pasado a través de un escurridor.

El ciclismo al aire libre es lo mejor, porque la variedad de terrenos te permite tener un entrenamiento muy bien complementado que incluya el fortalecimiento de la parte baja de tu cuerpo y un buen entrenamiento cardiovascular.

Quizás te interese: Beneficios de andar en bicicleta

Si vives a una distancia no muy lejana de tu trabajo, el manejar bicicleta hasta tu trabajo estimulará las endorfinas y aumentará tu metabolismo por el resto del día, así como también te hará ahorrar dinero en gasolina.

Si el hacer ciclismo al aire libre es difícil o peligroso en tu área, considera inscribirte en clases de spinning.

El spinning se ofrece en muchos gimnasios, esta actividad de bicicletas en grupo es una de las clases de menor impacto ofrecidas y sin embargo, es una de las más efectivas para quemar calorías y acelerar tu metabolismo.

Incluso los corredores por temporada o los ciclistas se sentirán retados por el instructor de spinning.

Una clase de una hora de duración cubre cerca de 20 millas y desafía a los participantes a alcanzar velocidades que tal vez piensen que son imposibles de alcanzar cuando manejan una bicicleta de verdad.

4

Entrenadora elíptica

La entrenadora elíptica en la casa o en el gimnasio ayuda a que obtengas un entrenamiento de cuerpo completo y de bajo impacto.

Es más suave con las articulaciones que la cinta de correr.

La entrenadora elíptica también tiene unas asas movibles que te permiten tener un buen entrenamiento en la parte superior de tu cuerpo adicional a tu entrenamiento de la parte baja de tu cuerpo.

Las maquinas elípticas te permiten escoger el nivel de intensidad, y al elevar o bajar la rampa o ir hacia atrás, puedes trabajar diferentes grupos de músculos en tus piernas, tanto en la parte delantera como trasera.

Una persona común que utiliza una entrenadora elíptica puede quemar cerca de 600 calorías por hora.

La entrenadora elíptica imita la acción de correr mientras elimina el impacto, salvando las rodillas y otras articulaciones del desgaste.

Para aquellos que sufren de artritis, condiciones musculo esqueléticas y obesidad, la entrenadora elíptica es una gran forma de ejercitarse sin arriesgarse a lesiones por impacto.

Quizás te interese: ¡8 mitos del gimnasio al descubierto!

Cuando estés utilizando la entrenadora elíptica, agárrate a las asas movibles en vez de a las estáticas para incrementar el número de calorías que quemas y para ayudarte a tonificar los brazos.

No te confíes en el contador de calorías de las maquinas elípticas para obtener una lectura exacta de las calorías quemadas.

En vez de eso, maximiza tu entrenamiento al esforzarte en mantener tu ritmo cardiaco en un 85% y aumentando la resistencia cuando se sienta demasiado fácil.

5

Correr

Si eres una de las pocas personas que ama correr, estas de suerte.

Correr quema alrededor de 600 calorías por hora, te ayuda a construir huesos sanos y tejido conectivo y hace que tu corazón vaya a un ritmo sano para ayudarte a prevenir las enfermedades cardiacas, infartos y ciertos tipos de cáncer.

El único equipo que necesitas para correr requiere de un buen par de zapatos deportivos para proteger tus articulaciones y, si te ayuda a mantener el ritmo y motivación, un reproductor mp3 con tus canciones favoritas para correr.

El entrenamiento por intervalos puede aumentar las calorías que quemas en tu carrera diaria.

También llamado trabajo rápido, el entrenamiento por intervalos involucra aceleramientos cortos, usualmente entre 30 segundos a 2 minutos, de correr a la mayor velocidad.

Los intervalos queman una gran cantidad de calorías en una pequeña cantidad de tiempo, mejorando tu metabolismo en reposo para ayudarte a quemar más calorías durante el día, y a incrementar tu masa muscular.

Los expertos ahora recomiendan que no tienes que estirar antes de correr.

En vez de eso, calienta al marchar en el mismo sitio, llevando tus rodillas hacia arriba, o caminando por cinco minutos antes de empezar tu carrera.

Debido a que correr es un ejercicio de alto impacto que puede dañar tus articulaciones, siempre es mejor que un profesional te asesore con los mejores zapatos para correr, basado en tu modo de andar.

6

Tenis

Un buen juego de tenis puede quemar hasta 600 calorías en una hora.

Si eres el tipo de persona que prefiere ejercitarse con un compañero, el tenis es una forma ideal de mantenerse activa.

Es perfecto también para aquellos que particularmente no les gusta ejercitarse, pero aman una buena competencia.

No tienes que ser una excelente jugadora de tenis para perder peso mientras juegas. Después de todo, correr detrás de una pelota es una gran forma de ejercitarse.

La naturaleza del tenis lo hace un muy buen entrenamiento para el cuerpo completo, y jugarlo puede ayudarte a mejorar tu flexibilidad, equilibrio y postura, así como a drenar un poco el estrés.

En todo el juego, especialmente cada vez que golpeas la pelota, los músculos de tus brazos, abdominales y piernas están comprometidos, construyendo fuerza y quemando calorías.

Quizás te interese: Comenzando con entrenamientos al aire libre

Pero eso no es todo lo que está comprometido. Tu cerebro obtiene un buen entrenamiento cada vez que juegas tenis, desde pensar de manera rápida y creativa hasta planificar con anticipación.

Los juegos como el tenis aumentan la función cerebral para mejorar la memoria y la habilidad de aprender cosas nuevas.

También ayuda a incrementar tu masa ósea máxima. De hecho, el Instituto Nacional de Salud enumera al tenis como una de las actividades que promueve la salud de los huesos.

Compartir