¿Cuál es el mejor momento del día para ejercitarse?

76

¿No estás segura si deberías ejercitarte en la mañana, al mediodía o en la tarde para maximizar tu nivel de acondicionamiento físico y tu pérdida de peso?

Vamos a darle un vistazo a los pros y contras de ejercitarse en los diferentes momentos del día de manera que puedas decidir qué es lo mejor para ti y que es lo que puede darte los resultados que estás esperando.

Las mañanas son mejor debido a las siguientes razones

Las investigaciones llevadas a cabo por el Profesor Asociado Steve Boutcher, Director del Laboratorio de Perdida de Grasa en la Universidad de NSW, muestran que si quieres perder grasa el mejor momento del día para ejercitarse es en las mañanas antes de desayunar.

El Profesor Boutcher explica, “El cuerpo ha quedado efectivamente sin carbohidratos o azúcares que le sirvan como combustible y lo cambia a quemar grasas entonces.

Quizás te interese: Top 5 tips para sentirse motivada a ejercitarse después de un largo día de trabajo

Una de las formas en que hace esto es al liberar una sustancia que “enciende” las células de grasa para liberar sus grasas”.

Si eres una de esas personas que no puede ejercitarse con un estómago vacío, el Profesor Boutcher aconseja, “Si no puedes enfrentar el ejercitarte antes del desayuno o estas realmente hambrienta, come un pequeño bocadillo, luego después de ejercitarte, espera por lo menos 15 minutos antes de que comas.”

Otros estudios apoyan los descubrimientos de la investigación del Profesor Boutcher acerca de los entrenamientos por la mañana y sugieren que las personas que se ejercitan temprano por la mañana son más probables de apegarse a un régimen de acondicionamiento físico que aquellas que lo dejan para más tarde en el día.

Adicionalmente, un estudio reciente por la Universidad de Glasgow encontró que los que se ejercitan por las mañanas mejoran su estado de ánimo un 30% más que el ejercicio por la tarde.

Despertarse y ser activo temprano puede impulsar tu energía física y la alerta mental por todo el día.

En el lado contrario, tu temperatura corporal esta al mínimo después de despertarte así que naturalmente tendrás niveles de energía más bajos y un flujo sanguíneo más bajo en las mañanas.

Por lo tanto, es muy importante calentar bien antes para prevenir cualquier posible lesión.

Quizás te interese: Rutina de estiramiento dinámico – Ideal para calentar

En la hora del almuerzo es mejor por las siguientes razones

Si sabes que puedes poner el tiempo a un lado para ejercitarte regularmente, el ejercicio a la hora del almuerzo es una buena opción.

Estás despierta y alerta y tus músculos estarán calentados por lo que tal vez seas menos propensa a lesionarte a ti misma.

Además, puedes buscarte un compañero de ejercicio – un amigo o un colega del trabajo – y esto ayudará a que te comprometas a ejercitarte regularmente y hacer que sea mucho más divertido.

Quizás te interese: Formas de darle estilo al cabello corto

Ejercitarte a la mitad del día puede ayudarte a aliviar el estrés diario y aumentar el flujo sanguíneo a tu cerebro de manera que estés más ágil para tus tareas en la tarde.

Adicionalmente, tal vez descubras que ejercitarte en la mitad del día hace que te sientas más consciente de lo que estás comiendo para almorzar y para después.

En el lado contrario, las limitaciones de tiempo pueden significar que no puedes ajustar un entrenamiento completo en ese periodo.

En las tardes es mejor por las siguientes razones

Si quieres ganar masa muscular, ejercitarte en la tarde puede ser tu mejor opción.

“Ejercitarse en la tarde es una buena manera de ganar fuerza y es por eso que los entrenadores de fuerza como levantadores de pesas entrenan en las tardes,” dice el Profesor Boutcher.

“Los músculos están calientes en la tarde o en la noche y ciertas hormonas que son necesarias para trabajar la resistencia muscular son optimas en este momento.”

El ejercicio en la tarde puede también ayudarte a regular la cantidad de comida que sientes que vas a comer en la cena, lo cual es beneficioso si tiendes a comer grandes comidas en la noche.

También puede ser un buen alivio para el estrés de un día ocupado de trabajo o en casa.

Por el contrario, algunas investigaciones sugieren que la actividad vigorosa justo antes de la hora de dormir no es una buena idea, por lo que vas a necesitar ejercitar una a tres horas antes de irte a dormir.

Esto es porque el ejercicio eleva tu temperatura corporal e incrementa la actividad de hormonas, lo cual puede interferir con el sueño.

La única forma de ver si el ejercicio en la noche funciona o no para ti es probándolo y viendo cómo te sientes.

Quizás te interese: Cómo escoger los mejores colores de ropa para las pieles oscuras

A cualquier momento es mejor por las siguientes razones

Los expertos concuerdan en que lo más importante no es tanto el momento del día en que te ejercitas, sino que en realidad lo hagas – ¡y que lo hagas de forma regular!

Eso significa que a cualquier momento que puedas ajustar el ejercicio en tu día es definitivamente lo mejor para ti.

Compartir