¡8 mitos del gimnasio al descubierto!

1856

Algunas de las teorías de salud y ejercicios suenan posibles, mientras otras parecen poco probables. De ambas maneras, siempre estamos lo suficientemente interesados como para probar esas teorías y en poco tiempo recomendárselas a otras personas.

Como las teorías y consejos van pasando de boca en boca, regularmente terminamos con información que es más ficción que realidad.

Aquí, el entrenador Kristoph Thompson nos ayuda a dejar las cosas claras:

«Vamos a eliminar la mala información para que puedas ayudarte a entrenar de manera más inteligente y con más fuerza.»

2. Levantar pesas me va a hacer crecer demasiado

Las mujeres tienen niveles de testorena más bajos que los hombres, lo que previene que se desarrollen músculos muy grandes. Incluso los entrenamientos de fuerza regulares no van darte una figura de una fisicoculturista.

Es físicamente imposible para una mujer “inflarse” o desarrollar demasiada musculatura, si no es como resultado de una periodo largo de entrenamiento de pesas de muy alta intensidad y un muy estricto plan de nutrición.

Quizás te interese: Cómo comenzar a correr

¡Definitivamente no vas a llenarte de músculos con tan solo unas sesiones semanales de pesas en el gimnasio!

Entrenamientos de resistencia regulares van a tonificar tu cuerpo y le va a dar líneas de definición a tu figura, colocando las curvas en los sitios correctos. Los ejercicios de resistencia incluso pueden crear la ilusión de pérdida de peso. Incrementar tu masa muscular va a acelerar tu metabolismo, haciendo más fácil que pierdas peso.

Una persona con más alto porcentaje de tejido muscular va a quemar más calorías en descanso que una persona con un porcentaje más bajo de musculatura. ¿Existió alguna vez una mejor razón para comenzar con esas pesas?