La natación ¿Buena para perder peso?

436

Muchos sitios de entrenamiento físico ofrecen piscinas como una fuente de acondicionamiento físico.

La natación es un excelente ejercicio cardiovascular que es suave con tus articulaciones y más.

Vamos a conocer como la natación puede ayudarte a incrementar tu nivel de acondicionamiento físico y ayudarte a perder peso.

La mayoría de nosotras probablemente sabemos que el ejercicio cardiovascular es una de las mejores cosas que podemos hacer por nuestra salud, pero tal vez estás lidiando con dolores en las rodillas, lesiones en la espalda o con tobillos débiles.

Siempre hay una forma de ejercitarse.

Solo tenemos que trabajar con nuestras limitaciones y descubrir que es lo que podemos hacer.

El ejercicio cardiovascular es cualquier movimiento rítmico que utiliza un grupo de músculos, e incrementa la frecuencia cardiaca.

A medida que incrementas la frecuencia cardiaca, la temperatura de tu cuerpo también se incrementará, causando que tu cuerpo queme calorías.

Algunos ejemplos de ejercicios cardiovasculares incluyen:

  • Caminar
  • Trotar
  • Manejar bicicleta
  • Entrenadora elíptica
  • Natación

De acuerdo con las Directrices del Colegio Americano de la Medicina Deportiva sobre la Prescripción del Ejercicio, la recomendación para la pérdida de peso sostenida es de 60-90 minutos de un ejercicio o actividad física de moderada a vigorosa intensidad diario.

Quizás te interese: Cómo el ejercicio te ayuda a envejecer

Al principio, 60-90 minutos de ejercicio parece bastante.

Deberías empezar por comprometerte a hacer cerca de 30 minutos cada día e ir aumentando gradualmente hasta alcanzar la recomendación.

Recuerda, tu ejercicio no tiene que ser de 60 minutos corridos.

Está bien hacer sesiones de ejercicio más cortas.

Por ejemplo, puedes haces 30 minutos dos o tres veces al día para igualar los 60-90 minutos recomendados en total.

La natación como ejercicio cardiovascularNatación como ejercicio cardiovascular

¿Alguna vez has pensado en convertirte en una nadadora?

La natación es probablemente la manera más divertida, saludable y de bajo impacto para ejercitarse.

Sin importar el tamaño ni la experiencia, las personas de todas las edades pueden utilizar los aeróbicos en el agua como ejercicio cardiovascular.

Combinada con una dieta saludable, la natación es un ejercicio ideal para aquellas personas que tienen un exceso de peso corporal y que no pueden hacer un ejercicio que involucre el peso, tales como caminar, trotar o correr.

Debido a que la natación combina tanto la parte inferior de tu cuerpo como la parte superior al mismo tiempo, es igual a un entrenamiento de cuerpo entero.

Mientras estas en el agua, no solo obtienes un buen entrenamiento cardiovascular, sino que también ganas beneficios de la resistencia del agua para ayudarte a enfocarte en esas zonas problemáticas.

La natación es una buena manera de incrementar tu fuerza y equilibrio en general

Nadar por 30-60 minutos unas tres a cuatro veces por semana puede reducir notablemente tus riesgos de infarto, enfermedades del corazón, diabetes tipo 2 y algunos tipos de cáncer; así como reduce tu frecuencia cardíaca en reposo, disminuye tu colesterol malo (LDL), incrementa tu colesterol bueno (HDL) y baja tu presión arterial.

La natación es un entrenamiento que verdaderamente involucra el cuerpo entero y es una gran manera de mantener a todo el cuerpo en forma.

Debido a que la natación es una forma de entrenamiento cardiovascular con poco o nada de impacto y con nada de carga de peso, la hace una opción muy valiosa para aquellas personas que tal vez estén luchando contra las limitaciones que trae consigo la obesidad, o una gama de problemas de movimiento y lesiones.

Mientras estas en el agua, también vas a estar estirando tus músculos e incrementando tu movilidad y vas a tener de 80-90% menos peso con el cual hacer esfuerzo para presionar tus huesos y articulaciones.

Con un 80% menos peso, eres más probable a ejercitarte con menos dolor, por lo tanto esto permite que tus entrenamientos sean más largos y que quemes más calorías para ayudarte a perder peso.

Quizás te interese: Clásica sopa de cebolla gratinada

Nadar no causa presión en tus músculos y articulaciones y no debería causar los dolores y molestias que algunos otros tipos de ejercicio pueden causar.

Esto hace de la natación un buen ejercicio para ayudarte a perder peso.

Algunos tips para tu rutina de nataciónTips rutina de natación

Cuando estés diseñando tu rutina de natación, recuerda estos tips importantes:

  • Consulta con un médico antes de comenzar cualquier tipo de rutina aeróbica.
  • Calienta y estira primero. Puedes hacer esto caminando en el sitio, haciendo círculos con los brazos y estiramientos de los brazos. Calienta por lo menos unos cinco minutos.
  • Comienza de manera lenta a tu nivel de acondicionamiento físico. Incrementa gradualmente el tiempo para obtener los 60-90 minutos recomendados de actividad física o ejercicio cada dia.
  • Utiliza los equipos de la piscina (fideos, flotadores de agua con pesas y cinturones de flotación) para hacer aeróbicos en la piscina. Aquí es cuando puedes añadir un poco de entrenamiento de resistencia a tu rutina.

Entrenamiento por intervalosEntrenamiento por intervalos

Hacer intervalos es una forma excelente de mantener a tu metabolismo andando después de que has terminado de ejercitarte.

El entrenamiento por intervalos es cuando comienzas a una baja velocidad por uno o dos minutos, y luego vas rápido por uno o dos minutos.

Continua haciendo esta rutina hasta que hayas terminado y luego haz una vuelta de enfriamiento de unos cinco minutos.

Si no eres capaz de mantener el ritmo rápido por un minuto entero, solo incrementa la velocidad por 20-30 segundos y luego
bájala, dejando que tu ritmo cardiaco disminuya. Luego repite los intervalos.

Nada regularmenteNada regularmente

Para perder o mantenerte en el peso, debes de ser consistente con tu entrenamiento.

Ejercitarte una vez a la semana no va a hacer que logres tus metas.

Recuerda las directrices que mencionamos anteriormente.

Para una pérdida de peso sostenida, deberías procurar 60-90 minutos de ejercicio cardiovascular de cinco a seis días por semana.

Quizás te interese: La increíble dieta de una mujer deportista

La natación en una piscina cubierta es una modalidad de ejercicio en la cual puedes ser consistente y hacerla por todo el año.

Lo más importante que debes recordar acerca del ejercicio es ser consistente con cualquier tipo de entrenamiento que escojas.

¡Comienza a moverte y mejora tu salud hoy mismo!

Compartir