Cómo comenzar una práctica de yoga en tu casa por las mañanas

767

Comienza una práctica de yoga matutina en casa y te sentirás genial durante todo el día.

También vas a notar grandes cambios al pasar el tiempo una vez que tengas una práctica consistente por un tiempo

Yoga en la mañana

¿Por qué practicar en las mañanas?

Hay unas cuantas razones por las cuales practicar yoga en la mañana es algo beneficioso.

Seguro, puedes practicar yoga en cualquier momento del día, pero practicar yoga en la mañana te asegura que en realidad lo hagas todos los días.

Si intentas practicar durante tu receso del almuerzo, o en la noche, eres menos probable de formar efectivamente un hábito regular debido a que otras distracciones se pueden interponer en tu camino.

Si te despiertas temprano para practicar yoga, por el otro lado, ese es el tiempo que te estas dando a ti misma. Nada ni nadie puede quitártelo.

También, serás más capaz de manejar el estrés del día con mayor facilidad.

Cuando practicas yoga todas las mañanas, estas comenzando el día con la intención de enseñarte a ti misma a respirar a través de situaciones incomodas.

Quizás te interese: Diferencias entre Yoga y Pilates

Puedes utilizar el tiempo para cultivar otras cualidades deseadas también, como la paciencia y la compasión, las cuales resonarán durante todo el día.

Finalmente, el practicar en casa remueve los otros obstáculos de tu practica.

Cuando practicas en tu casa puedes escoger la duración de tu practica con anticipación, así que incluso si solo tienes 10 minutos, de igual manera vas a poder practicarlo.

También, ahorras tiempo y el dinero de la gasolina cuando no tienes que preocupar te acerca de cómo vas a llegar al estudio de la clase de yoga.

Aun así, saber como comenzar y que metas establecer, puede ser algo complicado.

Esta es la triste verdad por la cual muchas personas ni siquiera intentan el yoga porque se sienten abrumados con la simple idea de comenzar una practica matutina en el hogar.

Antes de que puedas comenzar, tienes que entender el poder del hábito.

Una vez que entiendas los hábitos, tienes el poder de cambiar los viejos y crear unos nuevos.

Con el entendimiento de esta psicología, vas a tenerlo mucho mas fácil al comenzar un hábito de yoga por las mañanasPractica de yoga

Cómo comenzar una practica de yoga en casa por las mañanas

La noche antes de que comiences la practica de yoga, asegúrate de que tienes todo lo que necesitas para la mañana.

1Escoge tu espacio

Quieres asegurarte de tener suficiente espacio para una practica cómoda.

Tal vez necesites mover algunos muebles alrededor para crear el ambiente perfecto.

Haz todo esto antes de que te vayas a dormir, y pruébalo un poco para ver si tienes suficiente espacio para moverte en todas las direcciones

2Selecciona una superficie

Aunque practicar yoga en una alfombra para yoga es algo normal en los estudios de yoga, ciertamente no es tu única opción.

Quizás te interese: 7 Ejercicios de yoga para relajarse antes de dormir

Si tu alfombra esta limpia (algo como que tienes una regla de no pisar la alfombra con los zapatos puestos y no te importa colocar tu nariz encima) puedes practicar allí si así lo prefieres.

Puedes también comprar una alfombra para yoga o una toalla para colocarla arriba del suelo mientras practicas.

O tal vez te gusta practicar sobre el suelo de madera.

Intenta sentarte y estirarte en unas cuantas superficies con antelación y para que encuentres la opción que mejor funcione para ti.

3Comienza poco a poco

Determina la duración de tiempo que te gustaría dedicarle al yoga todas las mañanas, pero comienza haciendo menos de lo que crees que puedes hacer.

Es mucho mejor hacer un poco de yoga muy a menudo que hacer una practica extensa solo de vez en cuando.

Para comenzar, escoge la duración que te parece un poco corta o muy “fácil”

Después de unos cuantos días siguiendo esta duración, alárgala por unos cinco minutos, y luego alárgala otra vez unos días después.

Haz esto de manera incrementada hasta que encuentres el periodo de tiempo que funcione mejor para ti.

Recuerda, no es tan importante que tengas una practica extensa como lo es el hacer la practica todas las mañanas en primer lugar

Si una practica mas corta es lo que necesitas para que lo hagas entonces hazlo así, siempre y cuando practiques regularmente.

4Escoge una secuencia

Si eres relativamente nueva con el yoga y/o nunca has guiado tu propia práctica es importante que encuentres una clase por internet que te gusta, y que la escojas con anticipación.

Quizás te interese: Tips de yoga para mamás ocupadas.

Recomiendo que navegues un poco por internet. Hay sitios donde cobran una pequeña cuota, y tienen varios profesores, niveles, estilos y duraciones de clase para escoger; así como hay otros donde los puedes conseguir gratis.

Si tienes mas experiencia, planifica tu secuencia con antelación para darte un marco en las mañanas.

Tal vez no cubras todo necesariamente, pero mientras mas estructura tengas en tu planificación, mas exitosa será tu practica.

Así como hacen en la ciudad Mysore de la India, hacer la misma secuencia todos los días puede ser algo bueno, especialmente cuando te estas guiando a ti misma.

5Prepara la utilería

Aunque seas súper flexible, el tener unos cuantos objetos disponibles puede hacer de tu practica matutina algo mas cómoda.

Ten una almohada, un collarín o una toalla enrollada cerca de ti en caso de que quieras elevar tus caderas u hombros durante la practica.

Tener una cinta para yoga y unos cuantos bloques a la mano también sería una buena idea.

6Prepara tu ropa

Prepara tu ropa la noche antes de manera que no tengas que pensar en lo que tienes que ponerte en las mañanas.

Vas a querer tener ropa cómoda y que se estire para poder practicar, pero evita utilizar tu pijama porque es muy suelta y puede ser una distracción durante tu practica.

También, si tienes el cabello largo, vas a necesitar una banda elástica para el cabello, un cintillo y/o ganchos listos para mantener a tu cabello lejos de tu cara.

7Configura tu alarma

Decide cuanto tiempo te gustaría practicar y configura tu alarma para darte a ti misma el tiempo suficiente para arreglarte y practicar.

Por ejemplo, si normalmente te despiertas a las 7 y te gustaría practicar 20 minutos y luego darte una ducha rápida, te recomiendo que coloques tu alarma a las 6:10.

Esto te dará tiempo suficiente para ir al baño y colocarte tu ropa de yoga antes de la practica, y también de deja un pequeño espacio para meditación o shavasana al final de tu practica.

Pantabi Jois, el creador del yoga Ashtangha dijo alguna vez “Sin el café, no hay Prana” así que si te gustaría tomarte una taza de café antes de tu practica, puedes hacerlo también.

Solo asegúrate de lo hayas incluido en tu horario, y bebe solamente un poco.

Si tu estomago esta muy lleno, tu practica no será cómoda

8Ve a la cama temprano

Asegúrate de irte a la cama temprano y con antelación para asegurarte de que tengas tus 8 horas de descanso.

Si no duermes lo suficiente la noche antes, vas a tenerlo mas difícil al momento de salir de la cama para hacer la practica.

Quizás te interese: ¿Por qué el yoga puede ayudarte a perder peso?

También, no te vas a sentir tan bien durante el resto del día, así que tu mecanismo incorporado de recompensa, inducido por el yoga será reducido.

Incluso si no estas muy soñolienta, ve a la cama temprano de todas formas. Tu cuerpo se acostumbrará a la hora de dormir en aproximadamente una semana.

9Despiértate. Ve a la alfombra. Practica.

Esta parte no necesita explicación, y si estás preparada apropiadamente, esto debería fluir fácilmente.

Hay una quietud muy hermosa en el aire cuando te despiertas temprano para practicar. Asegúrate de apropiarte de ese sentimiento.

10Recompénsate a ti misma

Después de que completes tu practica matutina, pasa un poco de tiempo recompensándote a ti misma por el buen trabajo que hiciste.

Establecer una recompensa adicional con antelación también puede ser una buena motivación para que cumplas con tu practica.

Por ejemplo, ten un pedazo de chocolate oscuro como un dulce para comer después del yoga, o puedes establecer una recompensa a largo plazo, algo así como que si haces tu practica durante 10 mañanas seguidas puedes comprarte nueva ropa para practicar.

11Continua haciéndolo

Si te quedas dormida una mañana y no oyes la alarma, ¡no te rindas!

Ve directo a la alfombra la próxima mañana.

Los hábitos solo se forman cuando eres persistente

Con el tiempo, toda tu vida puede cambiar.

Compartir