10 razones para conseguirte un compañero de ejercicio

221

¿Quieres obtener lo mejor de tus entrenamientos? Tener un buen compañero para ejercitarse puede a veces hacer la diferencia en tus resultados.

Te explicamos los beneficios y que esperar de un compañero de entrenamiento.

Si estas luchando con tu motivación, o simplemente quieres obtener mucho más de tu entrenamiento diario, entonces una de las mejores estrategias que puedes hacer es buscar un compañero.

De hecho, tener el compañero apropiado puede a menudo hacer la diferencia entre fallar y tener éxito, entre los resultados mediocres y los resultados increíbles.

Incluso si piensas que es mejor que te ejercites por ti misma, el compañero apropiado puede forzarte a que des más fuerza y energía de la que estás dando de manera que te impulse a hacer más repeticiones.

El compañero de entrenamiento apropiado te ayudará a que des lo mejor de ti, y si quieres grandes resultados entonces tienes que dar todo lo que tienes.

Pero antes de que te apresures y salgas corriendo a buscar a un compañero, hay unas cuantas cosas que necesitas saber.

Verás, no todos los compañeros de entrenamiento son iguales, así que tienes que ser selectiva.

Lo cual tiene bastante sentido. Igualmente, tienes que ser su compañera de entrenamiento, así que prepárate para cumplir ese rol y ser la mejor compañera de entrenamiento que puedes ser.

Afortunadamente, todo el mundo puede aprender a ser un mejor compañero de entrenamiento – son formados en el gimnasio no en el vientre.

110 beneficios de tener un buen compañero de entrenamiento

2Te ayuda a alcanzar tus metas de acondicionamiento físico

Aquí hay un poco de un estudio interesante: a través de estudios en marcha, la Universidad de Stanford ha encontrado que al simplemente recibir una llamada telefónica cada dos semanas puede aumentar la cantidad de ejercicio que hacer hasta un 78% (en promedio).

Quizás te interese: 18 formas de aumentar tu metabolismo sin hacer ejercicio

La llamada, la cual bien fue por un humano o por una computadora, averigua cuanto ejercicio hiciste la semana pasada, como puede ser incrementado el nivel de ejercicio en la semana pasada, y si te saltaste algún ejercicio, enfatizando la importancia de volver al carril.

Con esto, después de 18 meses, las personas todavía se estaban ejercitando a un nivel incrementado.

Así que incluso si no puedes encontrar un compañero de entrenamiento, por lo menos puedes hacer que una amiga te llame y te haga esas preguntas cada semana, lo cual aumentara tu motivación considerablemente.

La conclusión de este estudio es que el apoyo social funciona incluso si solo es por teléfono.

Así que cuando haces que ese apoyo sea cara a cara, es incluso más poderoso – definitivamente vas a hacer los ejercicios, y mientras más consistente seas con los ejercicios más pronto vas a alcanzar tus metas de acondicionamiento físico.

3Ejercitarse se vuelve algo divertido

Puedes obtener un entrenamiento serio, sin estar seria – está bien divertirse un poco.

De hecho, mientras más divertidos sean tus entrenamientos, mas vas a tratar de hacerlos y a comprometerte con ellos a un largo plazo.

No hay ninguna duda de que el compañero de entrenamiento apropiado puede hacer que tus entrenamientos sean más divertidos.

Ejercitarse sola puede ser solitario, así que tener ese contacto social – ser capaz de reír, motivar y alentar – hará del ejercicio algo más agradable.

4Es más sencillo intentar nuevos entrenamientos

Como dice la gente: hay poder en los números.

Cuando tienes a alguien más contigo es mucho menos intimidante empezar a usar el gimnasio, ir a una clase nueva, ir a la sección de las pesas o solo probar con un nuevo equipo de ejercicios (por ejemplo pesas).

Así que si siempre te has imaginado haciendo una clase de crossfit, o intentando hacer yoga o entrenamiento de fuerza, búscate un compañero.

Quizás te interese: Aguacates rellenos con remolacha

5Mantiene tu forma en punto

En un mundo perfecto, tu compañero de entrenamiento sería un entrenador personal con años de experiencia, que pudiera mostrarte la forma perfecta de como ejercitarte.

Sin embargo, si tu compañero de entrenamiento tiene poca experiencia, debería ser capaz de ayudarte a corregir cualquier error obvio que estés haciendo.

Recuerda, es importante que busques asesoría con un entrenador para asegurarte de que lo estás haciendo bien, especialmente cuando estas empezando un ejercicio nuevo.

6La competencia hace mejor tu desempeño

La mayoría de nosotras tiene una pequeña vena competitiva, y una competencia sana es algo bueno porque hace que te desempeñes mejor.

Un estudio tiene hallazgos bien interesantes en esto: los participantes se desempeñan mejor cuando están emparejados con un compañero de entrenamiento que está más en forma que ellos.

Además, el estudio encontró que para maximizar la motivación tu compañero de entrenamiento debería ser en un 40% mejor que tu – una meta desafiante pero posible.

Cuando te emparejas con un compañero que tiene mejor condición física que tú te produce un efecto denominado el efecto Köhler, o simplemente conocido como: no querer ser el eslabón más débil.

Quizás te interese: Los mejores ejercicios para perder peso

Hubo hallazgos mucho más interesantes en este estudio:

Primero, el compañero era virtual (por ejemplo solo un video mostrado en un monitor).

Segundo, cuando se les dijo que trabajaran en equipo, los participantes se ejercitaron 160% más tiempo que aquellos que simplemente se estaban ejercitando con un compañero y 200% más tiempo que aquellos que se ejercitaban solos.

Por ultimo (en otro estudio), cuando emparejaron a un hombre con una mujer que estaba en mejor forma que él, estaban excepcionalmente motivados – más que aquellos que se emparejaron con otro hombre que estaba en mejor forma que ellos.

La conclusión: hombre o mujer que tuviera un compañero de entrenamiento se desempeñaría mejor en sus entrenamientos.

7Te motiva y te apoya

Para la mayoría de las personas, tener alguien de tu lado hace una gran diferencia en cuanto a lo motivada que estas.

Tener un buen compañero de entrenamiento, que te motive y te apoye aumentará tu compromiso a tus metas de acondicionamiento físico y a la confianza de que puedes alcanzarlas

8Mantiene tu ego a raya

Cuando las personas empiezan a obtener buenos resultados de sus entrenamientos, un poco de ego puede surgir poco a poco.

Un buen compañero reconoce que estas orgullosa de tus logros y confiada con lo que has obtenido, y al mismo tiempo te mantiene realista al empujarte constantemente a que seas mejor.

9Hace seguros tus entrenamientos

Tener a alguien que observe cuando haces las sentadillas o las prensas en la banca, hace del entrenamiento algo más seguro.

Quizás te interese: Tips para evitar lesiones al correr

Adicionalmente, cuando sales a trotar por la noche teniendo a un compañero cerca lo hará más seguro que correr sola.

10Trae variedad a tus entrenamientos

Tu compañero de entrenamiento tiene diferentes habilidades y conocimientos que tu – puedes beneficiarte de esto por los ejercicios diferentes que te puede enseñar, la forma correcta de hacerlos, nuevos entrenamientos y diferentes maneras de estar activa.

La variedad es uno de los componentes claves de la diversión, así que es más probable que te apegues a tus entrenamientos cuando puedes hacer cosas nuevas.

11Incrementa el compromiso masivamente

Una cosa es renunciar a tu propio entrenamiento, pero es mucho, mucho más difícil  deshacerse de una sesión de entrenamiento cuando sabes que vas a decepcionar a tu compañero de entrenamiento  – sin mencionar que la tensión que va a existir cuando lo veas de nuevo.

Adicionalmente, tener un compañero de entrenamiento significa que tienes que planificar tus entrenamientos con anticipación para que cumpla con los horarios de cada uno, y una vez que este planificado, es mucho más probable que vayas a seguir con eso.

Estos son unos simples beneficios que puedes obtener por conseguirte un compañero de entrenamiento, y si te tomas un momento, de seguro se te ocurren unos cuantos más.

El punto de tener un buen compañero de entrenamiento es impulsarte mucho más allá de tus objetivos de acondicionamiento físico, más rápido que si fueras sola.

Compartir