8 razones por la que deberías oír música mientras te ejercitas

51

La música ayuda a la gente a ejercitarse más fuerte, más rápido y por más tiempo.

Al mismo tiempo, mejora la actitud hacia algo que algunas personas pueden encontrar aburrido.

Para algunas personas, el ejercitarse es algo que ellas tienen que hacer, no significa que lo quieran hacer.

Por lo que escuchar música con los audífonos más cómodos para mejorar tu entrenamiento es algo muy obvio.

Entonces cada vez que las personas escuchan música cuando se ejercitan, se sienten saludables y agradadas, incluso aunque no estén conscientes de sí mismas.

Por eso te presentamos las 8 razones para escuches música mientras te ejercitas

La música es una buena distracción

La música en realidad es mucho más que solo una distracción.

Ejercitarte con música te hace menos consciente del agotamiento, la extenuación e incluso el dolor muscular.

Y esto es realmente algo bueno porque mejora el desempeño del atleta en un 16%, ¡lo cual es bastante!

Si escuchas tus canciones favoritas mientras te ejercitas, no piensas en el dolor, el sudor y la incomodidad. Te ayuda a hacer más repeticiones de cada actividad.

Eso es por lo que debes crear tu propia lista de reproducción en tu teléfono y disfrutar mientras te ejercitas a lo máximo que puedes. Definitivamente se sentirá menos doloroso.

La música hace que las personas se “metan en la zona”

Quizás te interese: Ejercitarse con niños – Tips para padres con poco tiempo

Todo el mundo tiene una canción o una banda que hace que se “metan en la zona” o en “el humor para hacer las cosas”.

Es una canción favorita, y cuando la escuchan la sienten en cada célula del cuerpo.

Cuando escoges el tipo de música para ejercitarte, tu cuerpo reacciona a ella en los primeros acordes de la canción.

Te da energía, y lo que es más importante, aumenta tu motivación.

Solo hace que te levantes de tu asiento, simplemente porque has guardado en tu memoria el momento de ejercitarte y escuchar esa misma canción.

Lo más divertido es que nadie sabe porque esto es así. Pero funciona, siempre.

El ritmo de la canción puede mantener estable el ritmo del corazón y del entrenamiento.

Quizás te interese: Pilates para principiantes

Siente la canción, hazlo a tu propio ritmo y mantente así. Y con tu canción favorita es muy fácil mantener la velocidad del entrenamiento.

Sucede así, porque la canción estimula el área motora del cerebro.

Por lo tanto, cuando las personas hacen el ejercicio a su propio ritmo, como correr o levantar pesas, el cerebro está muy concentrado en la canción, por lo que podemos usar nuestra energía más eficientemente y por más tiempo.

Mejora tus esfuerzos

Escuchar la clase correcta de música ayuda a integrar tus esfuerzos con su ritmo.

Los estudios prueban que un grupo de ciclistas trabajaron más duro cuando escuchaban música rápida en comparación a aquellos que escuchaban canciones de tiempo más lento.

Y ellos ni siquiera lo sabían.

Su cuerpo reaccionó a los ritmos inconscientemente. Entonces, vamos a dejar a Adele para un momento más relajante después de ejercitarnos y vamos a escoger algo más enérgico.

Está comprobado también que el mejor efecto para ejercitarse moderadamente es una canción entre 130-140 golpes por minuto.

Por lo que podemos ver, no puede ser muy rápida tampoco.

Hace que quieras moverte

Si eres una gran fan de la música, sabes cómo te sientes cuando oyes tu canción favorita.

Si, tu cuerpo se mueve por sí solo.

Quizás te interese: Cómo reparar un labial roto

Puede ser que muevas una pierna mientras estas sentada en la computadora o todo el pecho si estas bajo la ducha.

Y todo eso es culpa del cerebro nuevamente. Mientras oye una lista de reproducción, se emociona y se pone feliz debido a la explosión de endorfinas e induce el movimiento del que escucha.

Así que incluso si no tienes una sesión profesional de entrenamiento en el gimnasio, puedes prender tu música y hacer algunos abdominales y movimientos de baile en tu cuarto sin salir de tu casa.

La música tiene un gran impacto en el estado de ánimo

Las personas experimentan esto todos los días.

Las personas tristes y molestas escuchan música más relajante y melancólica, mientras que las personas felices y emocionadas escogen ritmos más enérgicos.

Entonces todo se trata de sentimientos y estado de ánimo.

Quizás te interese: Top 10 Ejercicios para mujeres embarazadas

Pero también los estudios han demostrado que tenemos una gran influencia para cambiar el estado de ánimo.

La música permite que las personas piensen acerca de si mismas, de lo que quieren hacer, quienes quieren ser y como cambiar su estado de ánimo.

En este caso, las personas son presionadas más a ir al gimnasio y quemar calorías solo por la canción. Y esto es todo por los sentimientos increíbles y las endorfinas que resultan.

No necesitas un compañero de entrenamiento

Las personas disfrutan ejercitarse con un amigo o con un miembro de la familia. Es muy divertido. Hablas, te ríes, y se motivan uno con otro.

Algunas personas no pueden ir al gimnasio o salir a correr solas, porque necesitan ser motivadas.

Pero algunas veces es simplemente difícil con horarios diferentes y las motivaciones de las personas.

Sin embargo, las personas no saben que lo tienen todo mientras se ejercitan. Todo lo que necesitan es música.

No están solas, porque pueden oír sus cantantes favoritos mientras se ejercitan.

El ejercicio se convierte en algo que anhelas

Para algunas personas, ejercitarse no es la actividad más placentera en el mundo. Pero es algo bueno si son amantes de la música.

Las listas de reproducción especiales pueden hacer que se sientan motivadas y se sientan emocionadas por las sesiones del gimnasio.

Y esta es la clave, lo que sea que te motive, apégate a eso. Y la música favorita puede darte un gran tiempo de diversión.

Compartir