Como hacer un régimen de cuidado natural del cabello

34

Desarrollar un régimen de cuidado del cabello no tiene por qué ser algo desafiante, todo lo que necesitas es lo básico: limpieza, acondicionamiento, humectación, desenredo y peinado de protección o de baja manipulación.

Limpieza

Esta es el área donde definitivamente varia para todas.

La mayoría de las mujeres opta por lavar cada semana, mientras que otras se lavan el cabello infrecuentemente como una vez al mes.

Aquí realmente no hay una respuesta correcta o equivocada cuando se trata de esta área, es más acerca de que es lo que va a funcionar para ti.

Quizás te interese: La importancia del ejercicio

Los factores a considerar son el largo de tu cabello, tu estilo de vida (¿eres una persona activa?), y la fragilidad de tu cabello.

Una buena regla seria lavarlo una vez a la semana, pero si encuentras que esto no funciona para ti, trata de extender el tiempo entre lavados.

Vas a saber si esto está trabajando para ti basado en como tu cabello se siente cuando lo tocas y algunas veces con solo mirarlo.

Si no lavas tu cabello tan frecuentemente vas a tener que ser moderada con el uso de productos, de otra manera las muchas capas de producto en tu cabello pueden llevar a la resequedad.

Usa un champú libre de sulfato que no reseque el cabello o algún champú natural 2-en-1 (lavado con acondicionador) para evitar la resequedad.

Acondicionamiento

El acondicionamiento es uno de los aspectos más importantes de la rutina del cuidado natural del cabello.

Ayuda a restaurar la fuerza del cabello y también puede contribuir a la retención de la humectación.

Quizás te interese: 20 formas de ejercitarte cuando apenas tienes un minuto

Incluso si lavas tu cabello con un champú 2-en-1, definitivamente no tienes que saltar una sesión profunda de acondicionamiento.

Esto es especialmente importante para aquellas que han teñido su cabello natural o que usan calor frecuentemente.

Todos los días solo por la manipulación de tu cabello, pierde proteínas vitales que necesita.

El acondicionador ayuda a llenar esos espacios vacíos y puede aliviar la rotura y la resequedad.

Haz el hábito de hacerte un acondicionamiento profundo por lo menos una vez al mes, y si lavas tu cabello más frecuentemente añade más sesiones de acondicionamiento profundo, tu cabello te lo agradecerá.

Humectación

Comienza con humectar tu cabello una vez al día y si encuentras que esto es demasiado siempre puedes ajustar esto a tus necesidades.

Cuando humectes debes asegurarte de que cubres todas las áreas de tu cabello, pero debes prestarle una atención especial a las puntas de tu cabello.

Ellas son la porción más débil y vieja de tu cabello y algo de humectación extra le hará muy bien.

Una buena forma de prevenir el cabello reseco es humectarlo en las noches, de esta manera cuando te despiertes en la mañana tu cabello esta humectado pero no sobrecargado.

El vapor de la ducha en la mañana es también un buen refrescante, no tienes que dejar que tu cabello se humedezca, el vapor en si solo es un buen activador en la mañana para tu cabello.

Quizás te interese: Como hacer tu propia loción bronceadora casera

Desenredar

La parte favorita de todas cuando se trata del cuidado natural del cabello.

Esta es una área donde realmente necesitas ser cuidadosa porque si no puedes terminar perdiendo mucho cabello.

Cuando desenredes tu cabello siempre quieres tener algo de humectación en tu cabello, desenredar el cabello que está completamente seco puede ser desastroso.

A algunas les gusta desenredar el cabello solo cuando está mojado, no tienes que hacer esto, pero asegúrate de que tienes un producto en tu cabello que te dará algo de suavidad.

Si tienes un cabello tipo 4B o 4C que es realmente fino entonces debes peinar tu cabello con los dedos para desenredarlo y comenzar desde los extremos del cabello y trabajar hasta la parte de arriba a las raíces.

Si ves que tu cabello forma unos nudos intenta de desenredarlo una vez a la semana.

Peinado de protección y de baja manipulación

Si estás tratando de retener el largo y tu textura es fácilmente propensa a la rotura, el peinado de protección va a convertirse en tu mejor amigo.

Con peinados de protección como giros y trenzas no tienes que peinar tu cabello diariamente, lo cual ayuda a prevenir la rotura de la manipulación del cabello.

Sin embargo, adicionalmente a ayudar a retener más cabello ellos también te hacen la vida más sencilla.

Quizás te interese: Obtén un estómago plano en casa con estos simples 6 ejercicios

Llevar tu cabello natural todo el tiempo es mucho mantenimiento de tu parte, mientras que los peinados de protección requieren poco trabajo.

Si quieres algo diferente siempre puedes hacer moños o trenzar con poca manipulación.

Los peinados como estos mantienen tu cabello controlado, el peinado requerido es mínimo, y te da un cambio lindo de peinados de protección.

Todo se resume en:

Todas las mujeres con cabello natural necesitan limpieza, acondicionamiento, humectación, desenredar y peinados de protección o de baja manipulación incluidos en su régimen.

Lo que varía es la frecuencia de cada aspecto del régimen.

Esto es totalmente único para ti y puedes determinar qué tan a menudo deberías hacer cada paso.

Por ejemplo, hay muchas mujeres que lavan su cabello menos frecuentemente y han mantenido su cabello largo y hay algunas que lo lavan más a menudo y les ha crecido bastante también.

Con algo de experimentación vas a encontrar lo que funciona mejor para ti, porque solo tú puedes determinar el mejor enfoque para tu cabello.

Compartir