Cómo escoger el rubor correcto para tu tono de piel

36

Para muchas de nosotras, el escoger el rubor correcto puede ser uno de los desafíos más grandes que enfrentamos cuando se trata del maquillaje.

Con tantos tonos hermosos en el mercado, encontrar el color que sea adecuado para tu tono de piel puede ser una tarea retadora.

Incluso las mujeres con experiencia en el maquillaje pueden sentirse abrumadas a veces.

El rubor está diseñado para ser un maquillaje natural y sutil.

Mucho rubor puede hacernos ver como una payasa, y muy poco nos hace ver con la cara lavada.

Conocer tu tono de piel es la clave para encontrar el tono que trabaje perfectamente para ti.

Para ayudarte, vamos a descomponer esos en 3 grupos, la piel clara, la piel media y la piel oscura.

Queremos ayudarte a escoger  el tono perfecto para ayudarte a añadir ese brillo de color ideal en tus mejillas.

Quizás te interese: Cómo hacer que tus labios se vean más grandes y gruesos

Cada persona debería tener por lo menos dos tonos de donde escoger, uno color durazno y uno rosado.

De esta manera tienes un color a escoger sin importar el estilo de maquillaje por el que quieres optar.

En este tutorial vamos a darte las mejores opciones de ambos mas el iluminador perfecto para añadirle un toque impecable a tus mejillas.

Piel clara

Si te quemas fácilmente con el sol, obtienes pecas cuando te quemas, o si tienes una piel de porcelana, entonces tu caes en esta categoría.

Cuando escojas un tono para tu hermosa piel, recuerda, mientras más claro es mejor.

Usando una brocha de ángulo, sacude el exceso al darle golpecitos al extremo de la brocha con tu dedo.

Esto eliminará cualquier exceso no deseado en tu brocha y evitará que apliques demasiado en tus mejillas.

Si aplicas demasiado, usa una esponja para difuminar y ruédala sobre el área ligeramente, esto recogerá cualquier pigmento no deseado en tus mejillas.

Aplica el color en las manzanas de tus mejillas y difumínalo hacia atrás en dirección a la sien.

Quizás te interese: Tipos de brochas de maquillaje y sus usos

Para iluminar tus mejillas, debes escoger algo para la piel clara que es un color champaña claro.

Bien sea que escojas en forma líquida o en polvo, es completamente tu decisión y en realidad es un asunto de comodidad.

Con una brocha para iluminar, aplica el iluminador justo arriba de dónde has colocado el rubor.

Esto añadirá la cantidad justa de brillo a las mejillas.

Piel media

El tono de piel media es el más común, el 80% de las mujeres entran en esta categoría.

Los mejores tonos para las mujeres con piel media son los rosados intensos y los duraznos oscuros.

Si escoges un color que sea muy claro puede hacerte ver mal, y algo muy oscuro puede hacerte ver como una payasa.

Con una brocha de ángulo, aplica el rubor en las manzanas de tus mejillas y difumina hacia atrás.

Nuevamente, recuerda, si aplicas demasiado puedes usar una esponja de maquillaje y rodarla sobre el color para recoger el exceso de pigmento de la piel.

Para iluminar la piel media, el mejor es el dorado pálido o el dorado medio.

Quizás te interese: Cómo hacer que la base y el corrector duren más

No uses un color champaña o un color claro porque se verá congelado sobre la piel.

Dependiendo del tipo de iluminador que uses, puedes usar una brocha para iluminar o los dedos limpios, coloca el iluminador dando palmadas en los huesos de las mejillas justo por encima del rubor.

Piel oscura

Para estas hermosas pieles, el color a escoger debe ir desde el color rosa-rojo a los naranjas oscuros.

Escoger un tono que sea muy claro hará que tu piel se vea lavada y pálida.

Quieres mejorar tu belleza natural de tu piel.

Al igual que mencionamos anteriormente, usa una brocha de angula, recuerda dar golpecitos con tu dedo para eliminar el exceso de la brocha.

Gentilmente aplica el color a las manzanas de tus mejillas y difumínalo hacia atrás en dirección a la línea del cabello.

Quizás te interese: 11 increíbles beneficios de la miel para tu belleza y salud

Recuerda, solo quieres hacer que tus mejillas brillen.

Para iluminar tus mejillas usa un color dorado, se verá fabuloso sobre tu piel. Usar un color champaña hará que te veas pálida y no te favorecerá.

Usando tus dedos limpios, aplica el color dorado en la parte de arriba de los huesos de las mejillas, por encima de donde aplicaste el rubor.

Usa una esponja de maquillaje y difumina el color en la piel para un hermoso acabado.

Y allí lo tienes, los tonos perfectos para cualquier tipo de piel.

Tener un par de tonos de donde escoger es necesario cuando se trata de probar nuevos estilos diferentes.

Esperamos que esta guía te haya sido de ayuda para encontrar tu tono perfecto y para añadir justo la cantidad de color para resaltar tu belleza natural.

Compartir