Saludables brochetas de frutas

545
Brochetas de frutas

Esta preparación es sumamente sencilla, por ello, es un acierto a la hora de una reunión pequeña para ofrecerles a tus invitados como aperitivo o simplemente con ella resolverás la merienda de los pequeños de la casa, te aseguro que las frutas presentadas de esta manera, llamarán su atención y querrán devorar hasta la última.

El consumo de frutas es importante para mantener tu cuerpo en total equilibrio, las frutas son sinónimo de bienestar, debido a que son fuente de minerales, vitaminas y proteínas que actuarán en contra de cualquier enfermedad que decida atacar tu organismo.

Quizás te interese:  4 recetas con bananas maduras realmente deliciosas

 La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda consumir mínimo 400gr diarios de fruta fresca, imagínate, lo saludables y necesarias que son para mantenerte en óptimas condiciones.

Es importante que tomes en cuenta, que algunas frutas poseen alto índice glicémico (cambur, mango, uvas verdes, entre otras) por lo que su consumo debe vigilarse si tienes alguna enfermedad como diabetes, visitar un especialista es lo más recomendable, para que te informe y oriente con respecto a las cantidades que debes consumir sin afectar tu salud.

¡Manos a la obra!  

Ingredientes

  • 2 Manzanas
  • 2 mangos
  • Fresas
  • Uvas
  • Piña
  • Kiwi
  • Palitos de brochetas

Preparación

  1. Corta las manzanas, mango, piña, kiwi en trozos grandes, las fresas córtales solo la parte de las hojitas y las uvas déjalas enteras. Si prefieres puedes darles diversas formas con los moldes de galletas que tengas a mano (estrellas, círculos, corazones) en este punto puedes darle rienda suelta a tu creatividad.

Quizás te interesa: Reemplaza tu gaseosa favorita

  1. Luego toma un palito de brocheta y comienza a introducir las frutas de manera intercalada, una por una, manzana, mango, uva, kiwi, fresa, piña(puedes añadir cualquier otra fruta) repite el procedimiento, hasta que quede un cuarto del palito libre, para que puedas sostenerlo cuando lo sirvas.
  2. Luego mételas a la nevera hasta que llegue la hora de servir, puedes añadirles un toque de sirope de chocolate para acompañar.

¡Disfrútalas!

Compartir