Secretos de acondicionamiento físico para mujeres de 40 años

46

Al ser una mujer de cuarenta años, entiendo y aprecio los desafíos que otras en mi grupo de edad enfrentan.

Nuestras cinturas se quieren expandir incluso aunque nos ejercitemos y seamos cuidadosas con nuestra nutrición.

¿Qué podemos hacer? Lamentablemente, no hay una “fórmula mágica”, pero si hay esperanza.

Mientras que es imposible la “reducción localizada”, lo que significa perder grasa de un área en específico, (a menos que acudas a procedimientos quirúrgicos costosos) puedes hacer ejercicios que te ayudarán a atacar esas zonas problemáticas.

Luego, si pierdes la grasa corporal, tus áreas problemáticas también serán afectadas, dándote la apariencia que deseas.

He encontrado que muchas mujeres en sus cuarenta experimentan aumento de peso en su zona central, específicamente en sus estómagos y por la parte de atrás, resultando en una cintura más gruesa y caderas más anchas.

Aquí hay algunos secretos que puedes emplear para continuar viéndote joven.

Te prometo que te vas a sentir mejor que cuando estabas en tus treinta, te verás mejor y tendrás energía para compartir.

Quizás te interese: Cómo hacer que la base y el corrector duren más

1Deshazte de la cinta de correr

Así es, lo has leído bien. Si todo lo que haces en tu cinta de correr (o en cualquier maquina de cardio) es sesiones largas, lentas y monótonas, ¡detente ya!

Vende tu cinta de correr y haz espacio en tu casa y en tu vida para un buen ejercicio y realmente efectivo para quemar grasa.

Y no necesitas gastar grandes cantidades de dinero.

2Tu cuerpo es todo lo que necesitas

La clave es que debes reemplazar tus sesiones largas y sencillas de cardio con sesiones cortas de entrenamiento por intervalos a alta intensidad.

Esto puede ser logrado con unos cuantos ejercicios con peso corporal, tales como la sentadilla con salto, el salto de tijeras o carreras de velocidad estacionarias.

El siguiente es un ejemplo perfecto de cómo puedes añadir una serie de ejercicios quema grasa a tu día, sacrificando poco tiempo y espacio.

Esta es la Sentadilla con Salto (Como puedes ver, puedes modificar este movimiento de acuerdo a tu nivel de acondicionamiento físico al disminuir la altura del salto y la profundidad de la sentadilla).

Así es como debes empezar tu programa. ¡Es muy simple!

  • Comienza con 20 segundos de sentadilla con salto, seguido con un tiempo de recuperación de 10 segundos.
  • Trata de repetir este ciclo por 5 minutos (o 10 series en total).
  • Ahora puedes descansar hasta por un minuto.

A medida que tu cuerpo se adapta y tu nivel de acondicionamiento físico incrementa, añade ciclos hasta que puedas hacer otros 5 minutos.

Quizás te interese: 4 pasos para usar un corsé y verte maravillosa

Quemarás una gran cantidad de calorías en 10 minutos a este ritmo.

Recuerda, esto no es un ritmo lento y suave.

Estas tratando de entrenar a un alto nivel de intensidad, por lo que deberías estar respirando fuertemente, y tu frecuencia cardiaca debería estar elevada.

  • Desde una posición en sentadilla, salta poderosamente a una posición completamente extendida, levanta los brazos por sobre la cabeza.
  • Disminuye a medida que tus pies tocan el suelo, regresando a la posición de la sentadilla.
  • Modifica al poderosamente alcanzar el techo sin dejar que tus pies dejen el suelo.
  • Puedes también ajustar la profundidad de tu sentadilla. Al ir más abajo trabajas más efectivamente tu trasero y tus muslos.

3Mueve tu peso contigo

Para perder grasa corporal, cada mujer debe añadir algo de entrenamiento de resistencia a su régimen de entrenamiento.

Quizás te interese: Tips para incrementar la pérdida de peso cuando corres

Tu meta es añadir musculo a tu cuerpo.

El musculo es un tejido activo que quema calorías, y que ayuda a que tu metabolismo siga andando con velocidad.

La razón por la que muchas mujeres en este grupo de edad están ganando peso mientras comen la misma cantidad de alimentos es que han perdido algo de masa muscular debido a un estilo de vida más sedentario.

Es un mito que nuestro metabolismo se enlentece a medida que envejecemos, llevándonos a ese inevitable “aumento del área central a mediana edad” a medida que ganamos grasa.

Al añadir ejercicios para desarrollar musculo unas 3-4 veces a la semana, vas a conservar ese musculo que tenias en tus veinte y treinta.

De hecho, si te entrenas duro, puedes incluso desarrollar un poco de musculo extra.

Esto no significa que vas a tener que unirte a un gimnasio o comprar un equipo costoso.

Tampoco significa que vas a tener que volverte musculosa, o verte masculina, lo cual es otro mito.

El cuerpo femenino simplemente no es capaz de eso a menos que entrenes muy específicamente con esa meta en mente.

Usando tu peso corporal como resistencia es a menudo un peso más que suficiente, y vas a alcanzar un hermoso físico femenino.

Quizás te interese: Cómo aplicar correctamente un labial de color oscuro

Aquí hay una lista de los beneficios que obtendrás del entrenamiento de pesas:

  • Quemarás más grasa que haciendo cardio solamente.
  • Vas a cambiar la forma de tu cuerpo.
  • Vas a aumentar tu metabolismo al conservar o desarrollar más musculo.
  • Vas a incrementar la fuerza, haciéndote más funcional.
  • Vas a desarrollar huesos fuertes y combatirás la osteoporosis.
  • Vas a mejorar la estabilidad muscular y disminuirás el riesgo de lesión.
Compartir