6 tips de belleza para pieles grasosas que debes conocer

33

La piel grasosa puede hacer que te sientas mal y darte malos momentos, debido a que las glándulas sebáceas son muy activas, producen sebo en exceso, contribuyendo así a una cara de aspecto brillante y grasosa y problemas de la piel tales como el acné, los puntos negros y puntos blancos, poros engrandecidos o taponados, etc.

Los contaminantes y la tierra incluso pueden causar comedones (abultamientos de la piel) en aquellas que tienen una piel muy grasosa.

La solución para esto es mantener la producción de grasa bajo control al seguir algunos simples tips de belleza y cuidado de la piel para pieles grasosas.

En primer lugar, deberías saber algo positivo acerca de las pieles grasosas también.

La piel grasosa es menos propensa a arrugas y a otros signos del envejecimiento, principalmente porque la grasa tiende a sellar la humectación en la epidermis, la cual es la capa más externa de la piel.

Tips de belleza para pieles grasosas

Aquí tienes 6 consejos para el cuidado facial de la piel grasosa

1Dile que si al limpiador

Una de las formas probadas y aseguradas de controlar el exceso de grasa es limpiarla y mantenerla limpia a todo momento.

Es importante limpiar tu cara dos o tres veces diariamente para deshacerte de toda la tierra acumulada y el acumulamiento de grasa lo cual lleva a los poros taponados, al acné, etc.

Los limpiadores con base de gel o espumosos son los mejores y más adecuados para las pieles grasosas. Busca limpiadores/lavadores de cara que sean libres de aceite.

Quizás te interese: ¿Cómo usar una falda tipo lápiz de forma casual?

Los jabones medicados son también muy útiles para limpiar la piel grasosa.

Sin embargo, no recurras a técnicas de limpieza abrasivas porque esto despojará a tu piel de su humectación natural, dejando las glándulas sebáceas produciendo más grasa.

Busca por un producto que contenga uno o más de estos ingredientes: ácido salicílico, aceite de árbol de té, nim, cúrcuma, miel.

2Exfoliar es algo bueno para las pieles grasosas

Es imperativo el exfoliar la piel grasosa una o dos veces a la semana. Este es otro de los tips importantes para el cuidado de la piel grasosa.

El exceso de sebo producido conlleva a las células muertas de la piel en la superficie de la piel, resultando en espinillas, acné, puntos blancos y puntos negros, y por supuesto, una piel con apariencia opaca.

Para eliminar la tierra y las células muertas de la piel y renovar la superficie de tu piel, así como evitar que aparezcan brotes en ella, incluye la exfoliación en tu rutina de cuidado de la piel.

Nuevamente, se suave y gentil y no frotes tu piel de una manera violenta.

Quizás te interese: Ponlo en práctica: Beneficios de comer despacio

3Las mascarillas faciales semanalmente son altamente efectivas

Después de la exfoliación, continúa con una mascarilla facial.

Este paso semanal para el cuidado de la piel es muy vital también.

Aquellas mascarillas o paquetes para la cara que contengan arcilla de caolín y bentonita, sándalo, tierra de batán (Multani mitti) son muy buenos para la piel grasosa, porque estos suavemente absorben el exceso de grasa.

Prueba estas mascarillas caseras para la cara como un tip de belleza para pieles grasosas que puedes hacer semanalmente:

  • Machaca la pulpa de una papaya madura, añade medio limón a esto; mezcla muy bien; aplícalo en la cara y masajea bien; déjalo por 15 a 20 minutos y luego enjuaga con agua fría. Esto controla la grasa muy bien.
  • Pela una manzana fresca y córtala en rodajas delgadas; mézclalas en la licuadora y añade dos cucharaditas de miel a la mezcla; haz una pasta suave y aplícala sobre tu cara. Déjala por unos 15-20 minutos y enjuaga con agua tibia. Esto controlará el brillo, fortalecerá los poros e hidratará tu piel naturalmente.

Quizás te interese: Formas de perder peso y divertirte al mismo tiempo

4Utiliza un tónico libre de alcohol todos los días

Tonificar diariamente ayudará a eliminar el exceso de grasa y a desaparecer la tierra de tu piel.

El tónico con agua de rosas es uno muy bueno. Incluso un buen tónico libre de alcohol de una marca de farmacia puede ser usado para regular el sebo.

5¡No te saltes el humectante!

Contrario a las creencias populares, la piel grasosa necesita humectación e hidratación.

Despojar a la piel de su humectación solo promoverá mucho más a las glándulas sebáceas a producir más grasa para compensar.

Por lo tanto opta por un humectante libre de aceite, no comedogénico y con base de agua.

Quizás te interese: 16 formas divertidas y emocionantes de perder peso

6Utiliza protector ¡siempre!

El miedo a los abultamientos de grasa de muchas mujeres las lleva a saltarse el protector solar.

Como resultado tienen manchas marrones, pigmentaciones y pecas por la exposición al sol.

Por lo tanto opta por un protector solar con base de gel o un buen protector solar para piel grasosa, que dejará tu cara de forma mate y te ofrecerá una adecuada protección solar.

Mantente alejada de los alimentos chatarras y dulces; bebe grandes cantidades de agua para permanecer hidratada y eliminar las toxinas; come por lo menos una fruta diariamente e incluye vegetales de hojas verdes en tu dieta. Todos estos juntos regularán la cantidad de grasa que produce tu piel.

VíaStyke Craze
Compartir