7 tips para un buen entrenamiento en la playa

152

La playa es un gran sitio para hacer un entrenamiento; aire fresco, bastante espacio, bastante vitamina D (las investigaciones sugieren que la falta de vitamina D esta asociada con el aumento de peso), la arena inestable y en cambio constante para hacer que tu entrenamiento sea mas exigente y el mar para incluso mas oportunidades de entrenamiento y un sitio donde enfriarte cuando termines.

Sigue estos tips para hacer que tus entrenamientos en la playa sean tan seguros y efectivos como sea  posible.

1Revisa la arena por si hay peligros

Antes de que comiences tu entrenamiento, haz algo de caminata por la playa para buscar cualquier peligro potencial.

Busca por peligros tales como conchas afiladas, vidrios rotos, latas, madera a la deriva.

Si estás algo dudosa, muévete a una parte diferente de la playa y mantente puesto los zapatos.

2Horarios de las mareas y condiciones del mar.

Es tentador saltarse esta cosa tan simple, pero revisa a que hora la marea viene y las condiciones del mar antes de que vayas a la playa.

No solo te ahorrará la molestia de estar cambiando las marcas de tus circuitos que están muy cerca del agua, sino que es lo mas sensible y seguro que puedes hacer.

Una marea de salida rápida puede significar que las actividades a hacer en el agua no son una buena idea porque hay riesgo de ser arrastrada hacia el mar.

Incluso si eres una nadadora fuerte, asegúrate de consultar tus horarios locales de la marea y cualquier salvavidas que esté de guardia de manera que sepas exactamente como va a estar el mar durante tu entrenamiento.

Es mas, después de tu entrenamiento es probable que estés cansada, así que no tomes ningún riesgo en tu nado después de tu entrenamiento.

Quizás te interese: 7 poses de yoga de pie para perder peso que ¡si funcionan!

3Utiliza la ropa apropiada

Usa tu equipo viejo de entrenamiento.

El equipo de entrenamiento está expuesto a muchísimo mas desgaste que las ropas de entrenamientos regulares.

La arena puede manchar de amarillo una ropa de color claro.

El sol y el agua salada pueden decolorar tus ropas y dejarlas duras y ásperas. Eso no es bueno.

En lo que respecta a tus pies, los zapatos para correr que absorben el impacto no son ideales porque la arena flexible ya esta siendo suficientemente absorbente de impacto – es por eso lo que hace ejercitarse sobre arena tan desafiante.

Ejercitarte con los pies descalzos en la playa es seriamente efectivo – activa mas músculos en tus pies y mejora la propiocepción.

Sin embargo, si no estas cien por ciento segura de que la arena esta libre de peligros potenciales, o necesitas apoyo extra, usa unos zapatos.

4Cuídate del sol

Ejercitarte en la playa normalmente significa que vas a estar expuesta a una gran cantidad de sol por varios ángulos.

Quizás te interese: 11 increíbles beneficios de la miel para tu belleza y salud

Necesitas tener un cuidado extra, porque probablemente vas a estar tan inmersa en tu ejercicio como para darte cuenta de que te estas quemando.

Una vez que estas insolada ya es muy tarde para hacer algo al respecto – el daño esta hecho.

Una insolación no solo es incomoda, fea e inconveniente, puede también incrementar el riesgo de cáncer en la piel.

Para prevenir una insolación, asegúrate de cubrirte toda la piel como sea practico para ti, usa lentes de sol para proteger tus ojos, una gorra para mantener el sol lejos de tu cabeza y aplica una buena capa de protector solar resistente al agua de un factor algo unos 30 minutos antes de tu entrenamiento.

No olvides que sudar lavará algo del protector solar así que busca productos que estén hechos específicamente para ejercitarse y también re-aplícalo regularmente.

5Hidrátate y evita el sobrecalentamiento

Ejercitarse en la playa a la luz del sol y al aire fresco puede hacer que te deshidrates.

Nuevamente, tal vez no te des cuenta porque estas entrenándote duro y la brisa del mar te mantiene fría.

Ejercitarse bajo el sol también significa un riesgo de sobrecalentarse.

Si es posible, basa tu entrenamiento en un sitio con algo de sombra y asegúrate de tomarte unos descansos periódicos del sol, de manera que puedas re hidratarte, mantén una provisión de fluidos hidratantes fríos en un termo y lejos del sol.

6Momento del día.

Las playas pueden ponerse muy concurridas así que si necesitas bastante espacio o solo prefieres un entrenamiento mas pacifico, asegúrate de que te ejercites antes o después de que aparezca la multitud.

La hora del día también juega un rol en el riesgo de sufrir insolación o un golpe de calor.

Quizás te interese: 20 formas de usar los shorts de tiro alto

No te ejercites entre las 10am y las 4pm, especialmente en la arena ya que es una superficie que refleja los rayos UV, para evitar las partes mas calientes del día donde la luz de los rayos ultravioletas este a su máximo.

7Toma un cuidado extra

Algunas actividades funcionan mejor en la playa que otras.

Debido a los cambios de arena a medida que caminas o corres, los movimientos muy técnicos pueden hacerse más difíciles e incluso potencialmente peligrosos, así que mantén tu entrenamiento relativamente simple.

SI estas corriendo en la arena, recuerda el ángulo de caída de la playa.

Corriendo de derecha a izquierda en laderas le coloca mucho esfuerzo al cuerpo, así que asegúrate de escoger un lado de la playa que sea lo mas plano posible.

Quizás te interese: Como tener un estilo bohemio y elegante – Mujeres

Correr en la arena es más desafiante que correr en una superficie mas firme, así que cuando regreses a correr en caminos o en una cinta de correr se sentirá seriamente más sencillo.

VíaHealth and Style
Compartir