Tips para principiantes al unirse al gimnasio

43

Los gimnasios pueden ser sitios intimidantes, aquí hay algunos tips para principiantes para ayudarse a combatir los nervios.

Bien sea que quieras mejorar tu fuerza, perder peso, incrementar la resistencia o solo ser más saludable, comenzar un régimen en el gimnasio puede hacer maravillas para la mente y el cuerpo.

Sin embargo, los gimnasios pueden ser sitios intimidantes inicialmente, y si no estás familiarizada con el ambiente puede darte un poco de nervios.

Aquí hay algunos tips para principiantes para ayudarte en tu primer día en el gimnasio en el salón de pesas.

1Espera paredes con espejos

No te alarmes por las paredes con espejos, ellas no están allí para criticar tu cabello despeinado y la falta de maquillaje, o para que todo el mundo en el gimnasio pueda espiarte.

Los espejos están allí para que revises tu postura y forma mientras te estas ejercitando, asegurándote de que estás haciendo el ejercicio correctamente, y no te estás lastimando a ti misma.

Úsalos para ver tus músculos trabajando y asegurarte de que no está colocando demasiada presión en áreas tales como tus rodillas o espalda baja – lo cual empezará a formar formas extrañas si lo estás haciendo.

2Espera ruidos extraños

Cuando nos estamos ejercitando, enviando la sangre por todo el cuerpo y exigiéndote a ti misma por esas repeticiones, es natural hacer unos ruidos de esfuerzo.

No serás la única haciendo esto, muchas personas que van al gimnasio pueden hacerte creer que estas en realidad en el Congo con los gorilas de montaña.

El ruido es una energía que es liberada por el cuerpo, así que si te sientes a ti misma que empiezas a sonar como una jugadora de tenis, solo continúa.

Quizás te interese: Formas de darle estilo al cabello corto

3A nadie le importa cómo te ves

Lo genial acerca de ir al gimnasio es que a nadie le importa cómo te ves.

Y si les importa, claramente no están trabajando lo suficiente en su propio entrenamiento.

Solo se tu misma, usa lo que sea con lo que te sientas cómoda.

El gimnasio puede a menudo ser tu propia fortaleza de soledad, y no importa cómo te ves, o qué clase de sonidos estás haciendo.

4Estira

Antes de que comiences con cualquier forma de entrenamiento o de resistencia física (incluyendo manejar una bicicleta) siempre debes estirar los músculos.

Comienza con los dedos de tus pies y trabaja hacia arriba en dirección del cuerpo, haciendo que fluya la sangre y el oxigeno a las áreas importantes.

El estiramiento es un elemento crucial del ejercicio porque previene los choques en el cuerpo que pueden causar roturas musculares, problemas de tendones y dolores.

Quizás te interese: 7 estiramientos esenciales que deberías hacer antes de correr

5Pasos pequeños

No se espera que te inscribas en el gimnasio y que inmediatamente vayas a las pesas, y levantes 100 kg.

Es importante dar pasos pequeños para incrementar tu nivel de acondicionamiento físico.

Comenzar con unos simples ejercicios de piso es una gran manera de comenzar en la vida del gimnasio porque solo necesitas a ti misma y a tu propio peso corporal.

Los estiramientos, los ejercicios al centro del cuerpo y movimientos de equilibrio hacen más de lo que crees, ellos te ayudan a desarrollar un abdomen fuerte y una base sobre la cual desarrollar musculo.

6No tengas miedo de hacer preguntas

Si no estás clara acerca de algo, no tengas miedo de pedirle a alguien que te ayude.

Si quieres probar algunas de las pesas o equipos nuevos entonces necesitas asegurarte de que estas haciéndolo de la forma segura.

Levantar pesas con la postura incorrecta puede causar lesiones por lo que el gimnasio puede ser un sitio peligroso si no eres consciente de los riesgos a ti misma y a otros.

Asegúrate de que sabes cómo poner el equipo, úsalo apropiadamente y asegúrate de que no te estés haciendo daño a ti misma.

Quizás te interese: Alivia el dolor de hombros con estos 5 estiramientos

7Bebe grandes cantidades de agua

No es una sorpresa que el ejercicio físico cause que sudes y quemes energía, por lo que beber grandes cantidades de agua para re hidratarte a ti misma durante la sesión de gimnasio es esencial.

Toma una botella contigo, incluso si bebes ocasionalmente, es importante que mantengas altos tus fluidos.

Esto te ayudará a prevenir dolores de cabeza y calambres musculares.

8Recuperación

Después de tus primeras pocas visitas al gimnasio, tal vez te sientas un poco débil y cansada. Eso es totalmente normal.

Pero para ayudarte a ti misma a tener una recuperación completa, lista para la siguiente sesión, es importante comer alimentos saludables.

Solo porque fuiste al gimnasio no significa que tienes carta blanca para comer comida chatarra después.

Necesitas proteínas y carbohidratos, y créelo o no, la leche es la mejor bebida de recuperación que puedas darte a ti misma.

Las proteínas y los carbohidratos son esenciales para la recuperación de los músculos y su rectitud después de un entrenamiento, tienes una ventana de 45 minutos donde son mejor absorbidos por el cuerpo.

Quizás te interese: La mejor rutina de estiramiento y elongación

9Resultados

Por cualquiera que sea tu razón por la que te estás inscribiendo en el gimnasio: pérdida de peso, fuerza en el abdomen, aumento muscular, acondicionamiento físico general, etc. No vas a ver cambios de la noche a la mañana.

Necesitas perseverar y desarrollar hasta los cambios que quieres ver en ti misma y aunque puede ser mentalmente agotador, y a algunas veces un poco desesperanzador, el cambio no sucede.

Ver progreso en tu rutina de gimnasio, se mostrara en el camino y cuando comiences a cosechar las recompensas, habrá valido la pena toda la sangre, sudor y lágrimas.

Compartir