Tips para tener una vida más saludable y feliz

437
tips vida mas saludable

No hay un solo camino para ser saludable y feliz, porque para lograrlo debemos precisamente, amar y trabajar en ese camino: cada minuto de la vida cuenta.

Sin necesidad de ponernos filosóficas ni densas, queremos  presentarte un preámbulo: una serie de tips para tener una vida más saludable y feliz.

La mejor parte del cuento es que no hay grandes “secretos” para tener una vida más saludable, solo pasos cotidianos que nos permitirán estar mejor durante todo el año.

Seguramente, tú conoces muchos otros y quieras personalizar esta lista, así que ¡anímate! Tener una vida más saludable es un propósito diario e individual, tan personal como un lunar.

Quizás te interese: Come más grasas saludables para mejorar tu dieta

1Come “primitivamente”

El sentido común dicta que la mejor dieta es aquella basada en alimentos que hemos estado comiendo durante casi todo el tiempo que llevamos habitando este hermoso planeta.

Los estudios demuestran que una dieta “primitiva”, conformada por frutas, verduras, frutos secos y semillas, así como carne, pescado y huevos, es la mejor para controlar el peso y para disminuir los marcadores de riesgo de enfermedades.

Si comes así, alejarás la elevación del colesterol, triglicéridos, azúcar y le cerrarás el paso a problemas cardiovasculares o diabetes.

Escoge a diario alimentos saludables, frescos y naturales. Evita las dietas procesadas o comidas que tienen muchos componentes artificiales, que solo desequilibran el balance natural de tu organismo.

Quizás te interese: El maracuyá o parchita y sus increíbles propiedades para la salud

2Hidrátate adecuadamente

El agua es el componente que más predomina en nuestro cuerpo: dos tercios de él están llenos del vital líquido, que necesitamos para infinitas funciones que nos mantendrán sanos.

Disolver toxinas, transportar nutrientes, regular la temperatura y desintoxicar el cuerpo. Mantenernos adecuadamente hidratadas puede tener una profunda influencia en nuestros niveles de vitalidad, energía y actividad mental.

¿Cómo sé si estoy bebiendo el suficiente agua? Cuando tu orina es de un color amarillo pálido durante todo el transcurso del día.

Quizás te interese: Beneficios para la salud al tomar agua

3Come conscientemente

Ya te dijimos lo importante que es privilegiar la alimentación natural. Pero para tener una vida más saludable, no puedes seguir comiendo distraída, velozmente, sin dedicar más de 20 minutos a tan placentera actividad.

“Comer conscientemente” significa evitar leer el email, responder un mensaje en el teléfono o ver televisión mientras comes, esto solo te distraerá del placer de la comida.

Comer conscientemente es hacerlo más lentamente, tomándote tu tiempo para saborear el sabor de los alimentos y masticándolos de forma correcta; esto te ayudará a tener una mejor digestión.

Además, quien come apresuradamente, termina comiendo más. El hecho de comer conscientemente te permitirá ingerir las dosis de comida que necesitas y evitar atracones de hambre luego. Ergo, incidirá en tu peso.

4Déjate acariciar por la luz del sol

Toma tus baños de sol para que te piel pueda producir vitamina D, que se asocia con una amplia gama de beneficios para el cuerpo, incluyendo un menor riesgo de varios tipos de cáncer, enfermedades del corazón, esclerosis múltiple.

No en vano, cuando te enfermas la gente te dice: “te vendría bien un buen baño de playa” y es que la luz del sol estimula tu sistema inmune.

Siempre que te expongas al sol adecuadamente –usando protector indicado según tu tipo de piel y evitando las horas riesgosas- los rayos del astro rey incidirán en una mejor salud en general.

Si en tu país hay temporadas de invierno muy duras, no permitas que con ellas se apague también tu estado de ánimo.

Incluso, cuando hace mucho frío afuera, hay que ir por algo de luz externa, por ejemplo, durante la hora de almuerzo. También, puedes invertir en dispositivos que simulan la luz solar y usarlos en esas circunstancias extremas.  Tendrás una vida más saludable. 

Quizás te interese: Así ayuda el sol a tu piel

5Duerme lo suficiente

Nadie ha dicho oficialmente que lo sea, pero esta actividad debería ser considerada como una de las bellas artes.

Dormir lo suficiente optimizará tu energía mental y física. Los  niveles óptimos de sueño (alrededor de ocho horas por noche) están vinculados con un menor riesgo de enfermedades crónicas y con una vida más larga.

Una estrategia simple que puede ayudarte a dormir lo que necesitas es plantearte diariamente el propósito de meterte a la cama más temprano.

Apagar el ordenador, la televisión o el teléfono más temprano en la noche es, a menudo, todo lo que necesitas para crear el tiempo y el espacio para dormir a la hora que debes hacerlo.

Quizás te interese: Tips para dormirse más rápido

6 Camina con frecuencia…

Caminar regularmente es un ejercicio de bajo impacto que si lo haces a diario, traerá una variedad de beneficios para el cuerpo y el cerebro, incluyendo un menor riesgo de enfermedades crónicas, cardiovasculares y mejora del estado de ánimo.

Trata de caminar al menos 30 minutos a diario. Puedes ir subiendo el tiempo a medida que aumentas el ritmo, o incrementar la cantidad de días a la semana que

¡Los cambios corporales y mentales serán inmediatos!

7Y practica un ejercicio de resistencia

Participar en algún ejercicio de resistencia ayuda a mantener la masa muscular y fortalece el cuerpo.  Esto tiene especial relevancia con la edad, ya que reduce el riesgo de discapacidad y caídas.

Muchos ejercicios muy útiles se pueden hacer en casa, tales como flexiones, abdominales y sentadillas. Invierte en unas ligas para ejercitarte o unas pesas cómodas, según tu anatomía y tus particulares condiciones físicas.

VivíSaludable Tip: ¡Busca una compañera o compañero de ejercicio, para que la rutina sea mas amena!

Pide asesoría a tu médico sobre cuáles actividades de resistencia son las mejores para ti porque la seguridad es lo primordial.

 

8Aprecia y agradece

Esta vida moderna muchas veces nos pasa de largo, tan rápido que no tenemos tiempo para detenernos a apreciar lo que tenemos y hemos conquistado y para agradecer por ello. 

No te pierdas persiguiendo una lista cada vez mayor de objetivos intrascendentes y preocupándote por lo que no tienes. Centra tu mente en el aquí y en el ahora, y disfruta de lo que tienes.

Prueba y verás cómo tu estado de ánimo cambia cuando agradeces por el amor, por tu familia y amigos, por la posibilidad de trabajar en lo que te gusta; por un paseo divertido; una comida memorable o simplemente, por poder apreciar un lindo atardecer.

Piensa que muchas personas no vieron caer este día y siéntete afortunada. ¡Estás en este mundo por algo y para algo y cada jornada es un escalón de tu propósito!

Tener una vida más saludable y feliz depende de ti más que de tu entorno. Que ese sea el primer propósito en tu agenda.
Compartir