Como tratar y manejar el cabello grasoso

203

Unos cuantos productos para el cabello que pueden devolverle el grillo hermoso y natural a tu melena.

Lee estos simples tips sobre como tratar y manejar el cabello grasoso.

El cabello grasoso es a menudo visto un poco como una maldición y si tienes el cabello fino y delgado, también significa que tienes más folículos y glándulas sebáceas.

¿Qué causa que el cabello se vuelva grasoso y aceitoso?

Nuestras glándulas sebáceas crean un acondicionador natural para el cabello que lubrica el cuero cabelludo.

Mientras que un poco de aceite extra mantiene el cuero cabelludo en buenas condiciones y previene que se reseque, y que se caiga el cabello, también puede ser la causa de un cabello grasoso.

Muchos otros factores como herencia, cambios y fluctuaciones hormonales o residuos de champú pueden causar una excesiva producción de grasa en el cuero cabelludo, la cual como resultado hace que el cabello se vuelva grasoso.

Los siguientes tips para el cuidado del cabello te ayudarán a mantener tu cabello hermoso, más manejable, y evitarán que se vea grasoso.

7 tips para tratar y manejar el cabello grasoso

1Báñate una vez al día

Cuando te bañas y lavas tu cabello más de una sola vez al día, le estás quitando los aceites naturales a tu cabello.

El lavado en exceso engaña a las glándulas sebáceas a producir incluso mas aceite.

Para mantener el cabello fresco y luciendo hermoso, lávalo por las mañanas.

Aplica champú, haz espuma y deja que la espuma se asiente por unos minutos para penetrar en la grasa. Enjuaga vigorosamente.

Los estilistas y peluqueros recomiendan que laves tu cabello cada 2 a 3 días para mantener la producción de aceite bajo control.

Quizás te interese: Así deben lavarse las manos para prevenir enfermedades

2Remueve el acumulamiento una vez al mes

Utiliza un champú clarificante una vez al mes para remover cualquier acumulamiento extra de aceite y productos de cuidado del cabello.

Muchos champús clarificantes contienen sulfatos de lauril de sodio que eliminan la grasa y el aceite tanto del cuero cabelludo como del tallo del cabello.

Como una alternativa, muchas mujeres prefieren añadir bicarbonato de sodio a su champú cada dos a cuatro semanas.

Se cuidadosa si estas usando un champú contra la caspa, porque pueden ser muy resecos, incluso para los cueros cabelludos grasosos y para el cabello.

3Encoge los poros

Para cabellos extremadamente grasosos, trata con astringentes y ácidos naturales que ayudan a disminuir la producción de sebo.

Algunos remedios naturales recomendados por expertos del cuidado del cabello para batallar contra la grasa incluyen enjuagar el cabello con cerveza, jugo de limón o vinagre para desmanchar tu cabello.

El enjuague bucal y el olmo escocés son astringentes que tonifican la piel y encogen los poros.

  • En un pequeño contenedor, mezcla partes iguales de olmo escocés y enjuague bucal.
  • Sumerge una bola de algodón en la mezcla y aplícalo con palmaditas sobre tu cuero cabelludo.

Los astringentes deberían ser aplicados después de que termines de lavarte con champú y enjuagártelo.

Quizás te interese: 6 recetas de mascarillas de spa para la cara

4Acondiciona el cabello con precaución

Los acondicionadores y productos para desenredar el cabello pueden hacer que tu cabello se vea grasoso.

Cuando apliques productos acondicionadores comienza por los extremos donde el cabello está mas reseco.

Algunas mujeres no usan acondicionador y otras solo lo usan una vez a la semana.

Si tu cabello se desenreda fácilmente, aplica una pequeña cantidad de aceite de oliva o acondicionador antes de secarlo.

A medida que cepillas y secas con el secador el acondicionador se distribuirá de forma pareja sobre toda tu cabeza.

Otra forma de evitar la necesidad de acondicionadores y productos para desenredar el cabello es usar un champú suave.

5Sécalo con aire frio

Después de lavar tu cabello, sécalo muy bien y suavemente con una toalla.

El aire caliente y el calor también promueven que las glándulas produzcan mas sebo, así que péinate lo mejor que puedas utilizando el aire frio.

Cepilla tu cabello solo lo necesario.

Alisar el cabello con la aplicación de calor puede también estimular la producción de grasa.

Tocar tu cabello excesivamente mientras lo estas alisando también puede contribuir a incrementar la distribución de la grasa.

Quizás te interese: Productos esenciales para maquillarte que debes tener

6Prueba el champú seco

El champú seco puede ser un salvavidas para las mujeres ocupadas y con cabello grasoso.

El champú seco viene en forma de espray o de polvo.

Estos productos no solo absorben la grasa como una esponja sino que también dejan tu cabello con un aroma fresco y limpio sin usar agua.

Prueba varios productos y escoge uno que no te deje residuos o hagan caer tu cabello.

No quieres verte como si estuvieras usando una peluca de polvo.

Un champú seco de calidad se lavará fácilmente cuando estés lista para el champú mojado.

7Cambia tu peinado

Si no te gusta el champú seco, los estilistas sugieren cambiar tu peinado.

Las colas de caballo y moños son sofisticados y están diseñados para verse sin desorden.

Así que agarra unas cuantas bandas para el cabello y comienza a experimentar.

Quizás te interese: 7 peinados sencillos para fiestas – Foto Tutoriales

Como ultimo recurso, considera hacerte una permanente.

El cabello enrollado naturalmente no se pone grasoso tan rápido debido a que no está tan cerca del cuero cabelludo.

Esto tal vez sea una gran razón para empezar a usar un estilo rizado.

Compartir