¿Por qué el yoga puede ayudarte a perder peso?

473

Trabajé en la industria del control de peso y del acondicionamiento físico por 6 años como fisiólogo del ejercicio y entrenador personal, antes de convertirme en el dueño y profesor de un estudio de yoga.

Sorpresivamente, he visto a más personas perder peso al practicar yoga que a las que vi cuando estaba trabajando en el campo de acondicionamiento físico.

Al pasar los años me he preguntado a mi mismo a menudo “¿Por qué el yoga ayuda a las personas a perder peso más que cualquier otra forma de ejercicio que he presenciado?”

Después de enseñar yoga por dieciocho años, finalmente siento que sé algunas de las respuestas.

La pérdida de peso es tradicionalmente enfocada como un “problema” físico, y tiende a ser dirigida al solo enfocarse en los aspectos físicos, dieta y educación en ejercicios, sin la atención a las necesidades emocionales y espirituales de cada individuo.

La dieta y el ejercicio son una información valiosa por supuesto, pero ellos no llegan a la raíz del asunto de porqué una persona está comiendo en exceso.

Yoga y pérdida de pesoYo creo que la pérdida de peso es un asunto emocional y espiritual y necesita ser alcanzado con propósitos espirituales y emocionales.

Quizàs te interese: Tips de yoga para mamás ocupadas.

De otra manera, es como poner una llave cuadrada (dieta y educación en ejercicios) en un agujero redondo (vacío espiritual y emocional).

Las dos simplemente no encajan juntas, o por lo menos no para una pérdida de peso permanente a largo plazo.

El yoga es un ejercicio que estimula y satisface a la persona mental, emocional y espiritualmente, a la vez que también satisface físicamente.

Cuando los individuos se sienten satisfechos en todos esos niveles, incrementa su sentido de estima propio, entonces tienen menos necesidad de comer en exceso o de abusar de sus cuerpos, como lo habían estado haciendo en el pasado.

La pérdida de peso comienza a ocurrir naturalmente debido a un incremento en la autoestima y en el amor propio que es cultivado al practicar yoga, y especialmente durante el silencio en el  Savasana y la meditación.

La definición del yoga, de acuerdo a los Aforismos de la Yoga de Patanjali dice: El yoga es el cese de las fluctuaciones de la mente

Bebé haciendo yogaEl yoga utiliza posturas (asanas), la respiración ujjayi (pranayama) y un punto de mira (dristi) para entrenar la mente a permanecer quieta, entonces la unión (yoga) puede ocurrir entre la mente, el cuerpo y el espíritu, y la unión entre tù y tu Dios.

Nota como Patanjali no dice “¡El que hace la mejor parada de manos gana!”

El yoga es realmente una disciplina mental primeramente, debido a que se trata de tranquilizar a la mente de manera que puedas aprender a concentrarte en el momento presente, dentro y fuera de la clase, sin vivir en el pasado y sin temer al futuro.

EL Curso de Milagros dice: “Tenemos vidas indisciplinadas porque tenemos mentes indisciplinadas”

El yoga y la meditación entrenan tu mente en como concentrarte de manera que puedas traer la disciplina a tu mente y a todas las áreas de tu vida, especialmente a la salud.

Quizás te interese: 5 posiciones de yoga para fortalecer brazos

Creo que la pérdida de peso empieza al cesar la charla en la mente también, especialmente la charla negativa con uno mismo, que fue desarrollada como un hábito de odio durante los años, usualmente derivada por la infancia.

Sé muy consciente de que tus patrones de pensamiento (conciencia) no están solo en tu mente, ellos están impregnados en cada célula de tu cuerpo.

Sin embargo, TÚ tienes el poder para cambiarlos a través de un esfuerzo continuo y con la conciencia de crear patrones de pensamientos nuevos, positivos y que te refuercen, y solo toma una práctica continua, como el yoga.

Piensa en tu mente como si fuera un reproductor de casete y expulsa la cinta de la charla negativa y reemplázala con una nueva y positiva, con buenos pensamientos acerca de ti misma y de tu vida.

En el libro de Louise Hay “Puedes sanar tu vida” que es simple pero muy brillante, ella sugiere decir 100 veces al día lo siguiente Me amo y me acepto a mi misma exactamente como soy, especialmente mientras te miras a ti misma en el espejo, con tu dedo en el chakra de la garganta, el cual es la semilla para la transformación.

Adicional a esto ella sugiere afirmar “Yo estoy en el peso perfecto” para perder peso.

Las palabras “Yo estoy”, representan a lo divino dentro de ti, a tu ser superior, entonces se muy consciente de que no estás usando esas palabras en un contexto negativo tal como “Yo soy gorda, “Yo soy estúpida”, y “Yo soy perezosa”.

Se cuidadosa con no difamar tu “Yo soy”, porque tu cuerpo y tu vida te están oyendo, así que escoge tus pensamientos y palabras sabiamente.

Tu cuerpo sigue a tu mente, no al revés, entonces continua amándote a ti misma para alcanzar tu peso ideal.

No puedo ni siquiera comenzar a decirte el poder que tiene el decir afirmaciones con convicción, ellas realmente pueden producir milagros en tu vida, ¡algunas veces incluso instantáneamente!

Dilas mientras te estés bañando, mientras te estás alistando para el trabajo, mientras estas caminando afuera en la naturaleza, en tu carro o justo antes de quedarte dormida.

Lo que hace del yoga una práctica espiritual es la respiración, de otra manera seria solamente ejercicio físico.

La respiración es el puente o enlace entre la mente, el cuerpo, la unión espiritual.

Quizás te interese: 12 posiciones de yoga para aliviar el dolor de espalda

Cada vez que inhalas con conciencia, estas dibujando en estados superiores de conciencia a través del prana (fuerza vital universal) ayudándote a cultivar tu ser superior a que sea más predominante en tu vida.

Tu ser superior es la parte de ti que quiere solo lo mejor para ti y sabe sin ninguna duda que eres divina, perfecta, íntegra y completa, tal como eres en este momento.

Este es el mejor regalo del yoga, el amor divino, el cual no te juzga y es incondicional.

Yoga en la playaEl yoga te ayuda a enseñarte a amarte y a conocerte mejor.

A su vez, cuando exhalas con conciencia, te estás liberando de la tensión en el cuerpo y de los patrones de pensamiento basados en el temor (ego), en experiencias pasadas, y en comportamientos que no sirven para mejorarte, tal como adicciones.

Por lo que la metáfora para la respiración del yoga puede ser  resumida de la siguiente manera:

  • Inhala – dibuja en una nueva fuerza de la vida, hábitos saludables, nuevas experiencias de vida, nuevas oportunidades de carrera, nuevas relaciones, autoestima mejorada, y una mayor conexión con tu espíritu y con el coraje de vivir de acuerdo a los deseos de tu corazón.
  • Exhalar – liberar y voluntariamente dejar ir todo lo siguiente: miedo, charlas negativas, relaciones agotadoras, carreras sin pasión o sin propósito, estrés, hábitos no saludables y adicciones tales como, comer en exceso o no comer lo suficiente, beber alcohol, ejercicio obsesivo, compras compulsivas, fumar y drogarse, por nombrar unas cuantas.

Hay un dicho en el yoga que dice: “Tus malos hábitos van a perderte”. He experimentado eso personalmente y he presenciado eso en muchos de mis estudiantes también.

Más amor divino es igual a menos malos hábitos.

Cada vez que sales de una clase de yoga eres una persona diferente de lo que eras a cuando empezaste la clase, debido a que un cambio de conciencia ha ocurrido en la mente.

Quizás te interese: ¿El Yoga Adelgaza? – Quemar calorías nunca fue tan relajante

El cuerpo también ha sido infundido con prana, cambiándote a un nivel celular. En solo 1-2 horas, un poderoso renacimiento o algo parecido ha tomado lugar, permitiendo que te sientas alegre, calmada, satisfecha, conectada con Dios y más clara acerca de tu propósito en este planeta.

Piensa en ti misma como si fueras una crisálida en un capullo dirigiéndote a un poderoso proceso de metamorfosis, esperando a emerger y a aceptar a la persona que eres.

El yoga puede ayudarte a facilitar este proceso de transformación al ayudarte a deshacerte de esas capas de tu vida y de tu ser que no están haciéndote ningún bien.

Anais Nin dijo: “Y llegó el día en que el riesgo de permanecer firmemente en un brote era más doloroso que el riesgo de florecer”

Te deseo mucho éxito en tus cambios de tu nuevo estilo de vida. ¡Es tiempo de florecer!

Compartir