6 formas de dejar de hacer trampa en tu dieta

119

No te vamos a recomendar que sigas las “dietas” tradicionales, pero si te vamos a recomendar que, para mantenerte en línea y saludable, evites ciertas comidas – y que te apegues a las frutas frescas y vegetales, proteína magra, y carbohidratos con baja glicemia.

Por supuesto, eso no siempre es fácil.

Uno de los principales obstáculos para perder peso es la tentación de hacer trampa en tu programa de alimentación saludable y complacerte con esas cosas tan deliciosas pero tan dañinas – como bocadillos azucarados, pizza y papas fritas.

Pero si planificas con antelación, no quedarás atrapada en la trampa de la tentación.

Aquí tienes seis simples secretos para perder grasa, sin hacer trampa.

1Planifica tu semana

Pon a un lado 15 minutos el domingo para planificar toda tu semana.

Escribe el tiempo que necesitas para despertarte todos los días, lo que vas a comer para desayunar, cuando vas a hacer tu entrenamiento, que comidas vas a tener para meriendas, almuerzos y cenas.

Al planificar con antelación, vas a saber exactamente lo que vas a estar haciendo para perder grasa en cada minuto del día.

Quizás te interese: ¿Es bueno ejercitar con sueño? -¡Descúbrelo!

De esa forma no vas a tener que hacer decisiones apresuradas en la marcha y no caerás en la tentación.

Haz un plan y apégate a él y perderás grasa rápidamente.

Identifica los obstáculos potenciales y como vencerlos

Por ejemplo, si sabes que tienes reuniones la mayor parte del día los miércoles, y luego una cena de negocios después del trabajo, también sabes que vas a estar hambrienta antes de que tengas la oportunidad de comer una comida apropiada, y vas a caer en la tentación de la máquina expendedora.

¿Cómo puedes vencer este obstáculo? Tal vez comas antes de la reunión y luego tengas un bocadillo saludable listo en el carro.

2Compra una vez

Mientras más viajes hagas al supermercado, más oportunidades tendrás de ceder a la atracción del mostrador de la panadería.

Debido a que ya has planificado con antelación tu semana, sabes exactamente lo que vas a comprar.

Apégate a tu lista y compra todo en una sola salida.

3Prepara tu comida con antelación

Este se une al secreto número 1.

Necesitas poner a un lado un tiempo una vez a la semana para planificar tus comidas, hacer tus compras, y preparar la mayor cantidad de comida como sea posible (cortar vegetales, cocinar las pechugas de pollo, etc.)

Planificar la semana completa, escribir las comidas, hacer las compras y algo de la preparación de la comida es una parte esencial de apegarse a una dieta.

Quizás te interese: De un sueño reparador depende la buena salud

Si quieres tener buenos resultados, tienes que tener esa mentalidad.

4Obtén apoyo social

No puedo recomendar el apoyo social lo suficiente.

No puedes apegarte a tu dieta para perder grasa por tu cuenta. Necesitas ayuda de otros.

Por lo mínimo, necesitas un amigo de nutrición que te motive a apegarte a tu plan de alimentación y que también lleve la cuenta cuando te salgas del carril.

Las personas con las que trabajas pueden ser un apoyo, pero también van a ser la fuente de muchos obstáculos.

Hay aquellos que, tratando de ser amables, te traerán donas y galletas y las mostrarán en tu cara. Y hay aquellos que te molestarán con respecto a tu dieta, aunque ellos deberían saberlo mejor.

Solo tienes que prepararte para esas personas.

Todo se regresa al secreto #2 – identificar los obstáculos potenciales a tu plan de comida saludable y buscar la forma de vencerlos.

Eso significa estar preparada para las donas y galletas, y saber con antelación, que no vas a comerlas.

También significa permanecer lejos de los cretinos que tratan tus metas de pérdida de peso como una broma.

En vez de eso búscate un amigo de nutrición – uno que apoye tus metas – y come el almuerzo con él.

Quizás te interese: Chop Suey

También necesitas apoyo social en el gimnasio – alguien que parezca saber acerca de la dieta y el ejercicio.

Las personas así por lo general están felices de ayudarte a apegarte a tu plan.

Finalmente, haz que tu familia te apoye. Sin apoyo en casa, vas a tener un mal momento – especialmente si eres la única con un “problema” de peso y todo el mundo puede comer lo que quiera.

Entonces no seas tímida, ellos no van a saber que necesitas su apoyo a menos que se los digas.

5Cepilla tus dientes después de cada comida

Comer justo después de haber cepillado tus dientes no es algo agradable, por lo que te ayuda a controlar tus antojos.

La mayoría de las personas son buenas apegándose a su dieta hasta las 4 de la tarde. Ese es un buen momento para tener un bocadillo saludable, y para cepillar tus dientes.

Otro momento en el que debes tener cuidado es después de la cena. Para evitar que hagas trampa cepilla tus dientes o mastica chicle, o ten una taza de té verde.

Quizás te interese: Nunca es tarde para hacer realidad tus sueños

Todo se trata de desarrollar rutinas para construir un poder sobre la comida, en vez de permitir que la comida te controle.



Compartir