5 tips para acabar con los antojos por comida chatarra

226

Relacionados:

Considero que la “comida chatarra” es una bomba subestimada, esperando para reventar – algo mucho más “sofisticado” que la típica etiqueta de promoción que te saluda cada vez que entras a la tienda.

¿Sabías que hay en realidad una fórmula para este tipo de cosas? El azúcar, la grasa, la sal. Sí, eso significa que no es 100% tu culpa el regresar a comprar más.

La parte difícil: nos estamos moviendo muy rápido, no estamos desconectando de  nuestros cuerpos y estamos a distancias muy cortas de cualquier tipo de comida chatarra posible.

El otro día estaba recordando un largo escape que hice al Caribe, donde me alojé en el sofá de mi hermana, viví simplemente, y gané mi paz que había perdido en la vida digital de la ciudad.

De cualquier forma, como soy una chica criada de forma consentida, amante de la comida de calidad y soy una dura entrenadora de acondicionamiento físico y alimentación, estaba lidiando con la realidad que lo que estaba disponible para mí en casa no iba a estar disponible para mí las próximas semanas.

Quizás te interese: Cómo hacer que los ojos color avellana resalten

Básicamente tenía solo dos opciones de “disponibilidad inmediata”:

1) Comida chatarra a un precio accesible (comidas congeladas fritas en las cafeterías o paquetes procesados de la tienda) o;

2) Vegetales costosos que fueron escogidos meses antes y enviados por todo el país.

Afortunadamente, con ayuda de los locales, encontré una granja fabulosa y comí pescado fresco durante la mayor parte de mi viaje.

Para resumir la historia, la “comida chatarra” está en todos lados y está más disponible que los alimentos que en realidad apoyan la salud a largo plazo.

¿Qué debemos hacer entonces?

Después de tomar una pequeña encuesta de unas cuantas persona, aprendí que muchos de ustedes escogen las mismas cosas. Revisen esta lista

  • Helados/ dulces congelados
  • Chocolate
  • Galletas
  • Comidas fritas
  • Refrescos
  • Salami
  • Tortas
  • Pan
  • Queso
  • Hamburguesas
  • Papas fritas

No es una casualidad que todos esos alimentos sean altos en grasa, azúcar y sal.

Para ayudarte a combatir tus antojos por “comida chatarra”, he recopilado unos 5 tips que vale la pena tener a la mano siempre.

Quizás te interese: Tutorial para realizar el maquillaje “Cat-Eye” – Con fotos

Primero, entiende la definición de “comida chatarra”

La comida chatarra es la comida que tiene poco a cero valor nutricional, son altas en calorías, normalmente altamente procesada, listas para comer con poca preparación, y son normalmente altas en azúcar, grasa y(o sal.

Es también conocida por ser “calorías vacías” – lo cual significa que estás obteniendo nada de nutrición (por ejemplo: vitaminas, minerales, fibra, grasas saludables, agua, etc.)

Segundo, entiende como la “comida chatarra” funciona en el cuerpo.

De acuerdo a David A. Kessler, autor y doctor entrenado en Harvard, abogado, y antiguo decano de la escuela de medicina, los alimentos altamente sabrosos – aquellas que contienen grasa, azúcar y sal –  estimulan el cerebro para liberar dopamina, el neurotransmisor asociado con el centro de placer, descubrió.

Con el tiempo, el cerebro se ata tanto que los caminos de dopamina se iluminan ante la mera sugestión de la comida, tales como manejar cerca de un restaurant de comida rápida.

Una vez que comes la comida, el cerebro libera opioides, los cuales traen un alivio emocional. Juntos, la dopamina y los opioides crean un camino que se puede activar cada vez que a una persona se le recuerda acerca de una comida en particular.

Esto sucede sin importar si la persona está hambrienta o no.

Tercero, pregúntate a ti misma que está pasando en el mismo momento que estás abrumada con los antojos por “comida chatarra”

¿Te sientes estresada, cansada, aburrida, molesta, abrumada, infeliz, deprimida, o tal vez incluso borracha? Todos estos sentimientos contribuyen con tus antojos.

Quizás te interese: Tutorial de ojos ahumados: hermosos y atrevidos

Cuando haces una pausa acerca de donde estás en el momento, reconocerás que el “llamado para comer” tal vez no tenga que ver con el hambre, y con todo lo que necesitas hacer para manejar tu vida.

Cuarto, establece tus metas de salud (y tal vez colócalas en papel o díselas a un amigo)

Casi cada persona que me he encontrado a lo largo de la vida, quiere sentirse y verse confiada, fuerte, hermosa y simplemente genial, a su propia manera.

Si tus metas de salud son tener energía (para jugar, trabajar, y disfrutar), tener un cuerpo saludable adentro y afuera, y sentirte fenomenal (con la cabeza limpia, optimista, y alegre), entonces es momento de ponerte a ti misma en la parte de arriba de la lista (mente, alma y cuerpo).

Una vez que has establecido tus metas de salud, puedes preguntarte a ti misma si esta comida está al frente de tu cara para apoyarte en lo que decidas hacer.

Quizás te interese: ¿El cardio puede quemar el músculo? ¡Descúbrelo!

Quinto, prepara un “mundo” de comida saludable

Digo mundo, porque en el ambiente en el que pasas más tiempo incluyendo tu casa, trabajo, y tal vez tu carro.

En cada uno de esos lugares, tu tarea es asegurarte de que tienes alimentos completos y reales a tu alcance.

Recuerda, esta comida dañina está en todos lados y no se va a ir, entonces es tu trabajo rodearte de comida que pueda animarte.



Compartir