Cómo amar a los vegetales en 3 simples pasos

106

En algún momento te has preguntado ¿por qué odio tanto los vegetales? ¿Por qué es que no heredé el gen del amor por el brócoli? ¿Estoy destinada a ser gorda por siempre porque la señora del almuerzo me arruinó el hecho de poder gustarme algún vegetal?

Bueno, no estás sola. A muchas personas no les gustan los vegetales y los cocinan con una receta que puede parecerse a la de la cafetería de una prisión.

Si odias los vegetales o quieres saber cómo hacer para que te gusten más, entonces este artículo es para ti.

Fanatismo por los vegetales

Hay miles de vegetales en el mundo. ¿Odias a cada uno de ellos?

La verdad es que la palabra vegetales es grande y diversa. Un mundo lleno con toda clase de sabores y texturas.

Quizás te interese: Cómo comer bien, sentirse bien y verse bien

Entonces en realidad no odias los vegetales, los odias cuando no los cocinan bien.

  • Si fueras a un restaurant lujoso, ¿esperarías que te sirvieran una carne sin contornos?
  • ¿Qué hay acerca de una ensalada sin lechuga y sin tomate?
  • ¿El pollo Kung Pao sin pimientos?
  • ¿La pizza sin salsa?

Las probabilidades son de que ya estés comiendo vegetales, y que te gusten. Más probablemente has tenido malas experiencias que hicieron que odiaras los vegetales, pero ¿quieres que eso te mantenga gorda y poco saludable?

3 estrategias para triunfar sobre los vegetales

1Usa las configuraciones secretas de tu horno

La mayoría de los hornos no solo hornean sino que también asan. Si no sabes lo que es el asado, es básicamente la configuración de la parrilla. Produce un sabor delicioso rápidamente.

Los vegetales asados se caramelizan y desarrollan una textura crujiente que solo parecen obtener cuando se fríen – pero sin las calorías extras de la grasa.

Si hubiera un secreto de cocina que quisiera que todo cliente conozca, es el asado.

Receta rápida con vegetales

Puedes usar la mayoría de los vegetales para esta receta. Nos gusta la combinación de pimientos, cebollas y hongos.

  1. Corta los vegetales en rodajas y colócalos en una hoja de horno.
  2. Sazónalos con sal, pimienta, y cualquier otro que te guste.
  3. Añade 1 cucharadita de aceite de oliva y mézclalos todos.
  4. Coloca la hoja en la bandeja alta, de manera que los vegetales estén cerca de la llama. El tiempo de cocción variará pero no será más de unos cuantos minutos. Vigila de cerca si no conoces bien tu horno.

2Sazonamiento

Si no estás acostumbrada a comer vegetales, no es sorpresa que encuentres que el sabor es extraño.

Mientras que los sabores son realmente flexibles y se ajustarán más rápido de lo que piensas, es también importante darle a tus vegetales algo de sabor extra.

Quizás te interese: Agua y otras 6 bebidas para perder peso

Los vegetales sin sazón son como un pedazo de pollo sin sazón, o un plato de pasta sin sazón.

Felizmente, la mayoría de los vegetales son también realmente buenos en tomar los sabores de otras comidas.

Las posibilidades son en realidad interminables.

Aquí hay algunas de nuestras favoritas:

  • Aderezo de ensaladas: Usa aceite de oliva, vinagre balsámico, sal y pimienta para una vinagreta rápida. Mezcla con tomates, pepinos, lechuga y albahaca para una ensalada fresca.
  • Pesto, marinara y otras salsas de pasta: corta la porción de pasta por la mitad y llénala tu plano con unos zucchini, brócoli, frijoles verdes, al vapor o asados etc. Añade suficiente salsa.
  • La salsa de humus es la mejor y va muy bien con la mayoría de los vegetales.

Hacer tus propias salsas es lo mejor, debido a que puedes maximizar el sabor mientras que controlas las calorías y la calidad, pero unas cuantas salsas compradas pueden también ayudarte.

Quizás te interese: 5 errores comunes a evitar cuando corres

3Vegetales escondidos

Solo porque estés comiendo vegetales, no significa que tengan que ser la parte central de tu plato. Hay muchas formas de incluir vegetales sin que se sientan como “vegetales”.

Algunos ejemplos:

  • Salsa. La comprada en tiendas funciona muy bien, solo evita las que tengan azúcar añadido.
  • Ensalada de col. Cuidado con el exceso de mayonesa, especialmente la comprada en tiendas o las variedades en restaurants tendrán muchas calorías. Hazla en casa con repollo, mayonesa, sal y pimienta.
  • Tacos y fajitas. Con lechuga en tiras, pimientos y cebollas, y otra excusa para añadir salsa.
  • Hierbas frescas. Añaden sabor, textura, y nutrientes a tus alimentos. Solo córtalas y rocíalas.

Consejos finales

Con estas estrategias en sitio, estarás bien en no solo sobrevivir a los vegetales, sino en comprarlos también.

Comer saludable no debe tratarse acerca de privación, es acerca de encontrar nuevas formas de disfrutarse a uno mismo.

Para asegurar tu éxito, asegúrate de siempre comprar vegetales frescos.

Si quieres cambiar tus hábitos de manera exitosa, tienes que prepararte para el éxito: compra vegetales frescos, que tengan buen sabor, orgánicos si puedes.

Quizás te interese: Las mejores formas de recuperarse después de un ejercicio intenso

Cuando comiences con vegetales geniales y aprendas a cocinarlos bien, descubrirás como se expanden tus opciones.



Compartir