Beneficios médicos de un peso saludable

113

Un enorme número de beneficios a corto y a largo plazo a la salud pueden ser alcanzados con una pérdida de peso de 5-10% aunque se pueden alcanzar grandes beneficios a la salud si se pierde suficiente peso para regresar de tener sobrepeso a ser obeso a un rango saludable de índice de masa corporal.

Esos beneficios a la salud son los siguientes:

1Evitar la diabetes tipo 2 o pre-diabetes

La alta glucosa en la sangre (pre-diabetes) es una condición que ocurre cuando los niveles de azúcar en la sangre son mayores que lo normal pero no lo suficientemente altos como para ser diagnosticado oficialmente como diabetes.

La diabetes tipo 2 ocurre cuando el cuerpo deja de producir insulina en las cantidades adecuadas para satisfacer las necesidades del cuerpo o la insulina que es producida no trabaja apropiadamente.

Las personas con pre-diabetes están a un riesgo significativamente mayor de desarrollar diabetes tipo 2 eventualmente.

El tener sobrepeso o ser obeso es un factor que lleva a la diabetes tipo 2.

El cargar exceso de peso hace difícil que las células respondan la insulina porque las grasas actúan como una capa aislante, haciendo más difícil para el azúcar el moverse a las células y resulta en mayores  niveles de azúcar circulando en la sangre.

La progresión de la pre-diabetes a la diabetes es potencialmente prevenible a través de la pérdida de peso y al mantener un peso saludable.

Los estudios han mostrado que la pérdida de peso de 7% y una actividad física moderada, tales como una caminata a paso rápido para un total de 150 minutos semanalmente pueden evitar o retrasar la aparición de la diabetes hasta en un 56%.

Quizás te interese: Cambio de imagen para tus cejas (Tutorial con fotos)

2Mejor control de glucosa en la sangre

Las complicaciones de la diabetes ocurren principalmente debido a un mal control de los niveles altos de glucosa (azúcar) en la sangre.

Las tasas de enfermedades crónicas del corazón, infartos, falla renal, ceguera y amputaciones de las extremidades inferiores son todas altas en los diabéticos tipo 2 que en las personas no diabéticas, todas ellas resultan en daño causado a los vasos sanguíneos por los altos niveles de azúcar en la sangre.

Al mantener un buen control sobre los niveles de azúcar en la sangre, las personas con diabetes tipo 2 pueden evitar o por lo menos retrasar el desarrollo de algunas de estas complicaciones de diabetes al mantener un buen control de los niveles de glucosa en la sangre.

Quizás te interese: La forma correcta de calentar para tus entrenamientos

Un estudio conjunto realizado por la CSIRO y la Universidad de Adelaide reportaron mejoras significativas con la pérdida de peso en un grupo de personas obesas diabéticas.

3Permanece saludable el corazón

Dos de los mayores factores de riesgo para las enfermedades del corazón son la alta presión en la sangre y el colesterol alto.

Los estudios indican que la acumulación de exceso de grasa corporal libera ciertos químicos en el flujo sanguíneo que causa que la presión sanguínea se eleve y tener sobrepeso causa que el hígado produzca cantidades excesivas de colesterol LDL.

El LDL, a menudo llamado “colesterol malo” tiende a acumularse en las paredes de los vasos sanguíneos llevando a que las arterias se reduzcan e incrementa el riesgo de ataques al corazón e infartos.

Quizás te interese: 10 tips para tener un buen cuidado de tus uñas

A medida que se pierde peso, la presión sanguínea a menudo se disminuye y la cantidad de LDL que produce el hígado es disminuida.

4Mejora del sueño

El ronquido es causado por la estrechez de las vías aéreas, obstruyendo el movimiento del aire y creando el “ronquido” característico.

Las personas con sobrepeso tienden a tener más tejido suave en el cuello lo cual incrementa la incidencia del ronquido.

El roncar puede ser un síntoma de una potencial condición que amenaza la vida llamada apnea del sueño – donde la respiración se obstruye completamente y requiere que el durmiente se despierte para empezar a respirar nuevamente.

Una persona con apnea del sueño se despierta muchas veces en la noche pero a menudo no recuerda nada acerca de esos episodios.

Los efectos negativos a la salud de la privación de sueño y de oxígeno incluyen un sistema inmunológico comprometido, enfermedades al corazón, alta presión en la sangre, disfunción sexual, y problemas de la memoria.

El perder peso disminuye la cantidad de tejido grasoso en la parte de atrás de la garganta y disminuye el ronquido.

Mantener un peso saludable promueve un mejor sueño de calidad y disminuye el riesgo de desarrollar apnea del sueño.

Quizás te interese: Cómo limpiar tus herramientas de maquillaje

Un largo estudio aleatorio acerca de los efectos de la pérdida de peso en la apnea de sueño en personas obesas con diabetes tipo 2 encontró que aquellos que perdían peso eran tres veces más probables a eliminar el número de episodios de apnea del sueño en comparación con aquellos que no perdieron peso.

Las personas con una pérdida de peso de 10 kg o más tenían las mayores reducciones en los episodios de apnea del sueño por hora.



Compartir