Comer saludable cuando no te gustan las frutas y vegetales

97

Los méritos de comer frutas y vegetales son muchos. Desde inhibir el esparcimiento del cáncer hasta disminuir las probabilidades de infartos, enfermedades al corazón y unas cuantas otras enfermedades, las frutas y vegetales son sin ninguna duda una parte esencial de la dieta.

Para todo el mundo, una dieta saludable debe incluir comer por lo menos tres porciones de fruta y vegetales todos los días.

Bajos en calorías, llenos de fibra, estos alimentos están llenos de nutrientes y vitaminas que son imperativas para el cuerpo.

Quizás te interese: Batidos para el desayuno: 5 recetas saludables para perder peso

Pero algunas personas no disfrutan comer frutas y vegetales mientras que otras no pueden ni soportarlas.

Los niños no son necesariamente los que entran en esta categoría sino que algunos adultos detestan la idea de comer frutas y vegetales.

El único problema es que el valor nutricional de estos no es reemplazable, haciéndolos obligatorios en tu dieta.

Por lo tanto, en este artículo te sugeriremos algunas formas en las que podrás no solo disfrutar comer vegetales y frutas, sino que también tendrás una dieta saludable que no solo se apoya principalmente en esas dos fuentes.

1¡Mézclalos!

La mejor forma de seguir adelante es tratando diferentes tipos de frutas y vegetales todos los días.

Las personas solo tienen que adquirir sabores y no hay un alimento que no te guste. Todo lo que tienes que hacer es continuar probando diferentes frutas y vegetales hasta que encuentres algo que te guste comer.

Recuerda comenzar con una mezcla de esos vegetales y frutas que ya te gustan y aquellos que todavía no has probado.

2¡Licúalos!

Bueno, ¡no necesariamente tienes que comerlos! Los vegetales y las frutas pueden ser fácilmente licuados y hechos en salsas, guisos y gratinados.

Puedes también cocinarlos al vapor, a la parrilla, asados y vegetales tostados porque esto permite que tengan un sabor diferente.

Encuentra las diferentes recetas donde los vegetales pueden ser mezclados con diferentes ingredientes y especias como arroz, pollo y carne.

Haz pasta o una cacerola usando diferentes vegetales para asegurarte de que eres capaz de comerlos.

Quizás te interese: 7 ejercicios que puedes hacer en la piscina

3Añádelos con las comidas que te gusten

Aquí hay una idea, ¿por qué no comienzas a comer frutas y vegetales junto con los alimentos que amas?

Este es uno de los trucos más antiguos usados por las madres para hacer que sus hijos coman su comida.

Si te gustan las panquecas de yogurt, los waffles y omelets, porque no mezclas los vegetales y las frutas en ellos.

Haz unas deliciosas ensaladas de fruta o recetas diferentes junto con tus platos favoritos para hacer una porción de comida que te derrita la boca.

4Los batidos son lo mejor

Es una buena idea probar con los batidos si no te gustan los vegetales. Los batidos son deliciosos y alterarán el sabor completamente.

Muchas personas pueden tolerar beber jugos frescos debido a que niega el sabor de aquellos vegetales y frutas.

Muchos vegetales tienen sabores increíblemente diferentes cuando se hacen en jugos y puedes incluso diluirlos con agua para asegurar que su sabor esté completamente alterado.

Quizás te interese: 5 formas en las que puedes perder peso rápidamente

5Usa la temperatura

Puedes mejorar el sabor y el gusto de los vegetales y frutas cuando los almacenas en la temperatura ambiente.

El refrigerar los vegetales y las frutas evita que se maduren y en algunos casos causa que pierdan su sabor completamente.

Si quieres guardarlos, usa tu alacena la cual esté libre de cualquier exposición al sol para asegurarte de que permanezcan frescos y saludables.

Nunca comas las frutas sobre maduradas porque no tienen ese mismo sabor que aquellas que están frescas y solo arruinarán su gusto.

6Suplementos

Si ninguno de los consejos de arriba está funcionando para ti, es recomendable entonces que optes por los suplementos.

Los suplementos están disponibles fácilmente en todos los mostradores de las farmacias y tienen todos los nutrientes que son necesarios para tu cuerpo, menos el sabor o el gusto de aquellos vegetales o frutas que no te agradan.

Los suplementos son hechos al usar frutas y vegetales secados que están deshidratados y luego son usados.

Pueden incluso encontrarse en la oficina de tu doctor. Pero siempre pídele dirección a tu doctor antes de usar los suplementos.

Quizás te interese: 5 formas simples de deshacerte del estrés en el trabajo

Las frutas y vegetales son una parte vital de nuestra dieta y no pueden ser ignorados o eliminados totalmente.

Varias clases de deficiencias que surgen por la falta de comer frutas y vegetales puede llevar a unos serios problemas de salud.

Bien sea que te gusten o no, vas a tener que comerlos.

Los suplementos son una opción viable pero es importante que recuerdes que deben ser solamente tomados si tu doctor te aconseja que lo hagas. No vayas a auto medicarte porque eso puede llevar a unos problemas incluso más serios.



Compartir